Buzos tailandeses logran el mayor rescate de la espeleología mundial

0
345

Los niños ya están a salvo. El multitudinario rescate efectuado en las angostas y peligrosas cavernas de Tham Luang, en Tailandia, concluyó con un éxito total, que se coronó al extraer a los 12 pequeños futbolistas y su entrenador que habían permanecido atrapados entre lodo, piedras e inundaciones durante más de dos semanas. La operación ha sido considerada casi un milagro.

Incluso los buzos del ejército tailandés, de los cuales uno de ellos murió cuando intentaba llevar oxígeno y abastecimientos a los menores, estaban impresionados por su logro. “No sabemos si ha sido un milagro, la ciencia o qué, pero los 13 jabalíes están fuera de la cueva”. Así lo describieron en su página de Facebook, tras haber llevado a los niños al hospital Chiang Rai, ubicado a 60 kilómetros de la cueva.

Los muchachos se encuentran bien, aunque aislados de toda presencia humana para facilitar el tratamiento médico de una desnutrición ocasionada por 17 días sin comer. También están bajo una severa revisión clínica para determinar si tienen síntomas que pudieran derivar en enfermedades por el prolongado tiempo que permanecieron en cuevas donde fauna nociva como murciélagos, topos, etcétera, suelen ocasionar fuertes infecciones.

Se trata de una de la operaciones de rescate masivo más importantes en lugares tan inhóspitos como el interior de la tierra, donde las condiciones para llevarlo a cabo eran prácticamente imposibles.

“Una operación que el mundo no olvidará”, dijo la página de los Royal Navy Seals. “No olvidaremos los 18 días en los que el mundo entero se unió en la cueva. Llevar a los 12 futbolistas y el entrenador de los Jabalíes a casa. Y recordaremos el sacrificio, el valor y el hermoso espíritu del equipo para siempre”, añadió el texto.

El rescate se efectuó en trece fases: dos buzos por cada niño, atravesando lugares estrechos y con escasa visibilidad por el lodo. El proceso duró más de cuatro horas.

Sólo para que lo sepan: la muerte del buzo Samar Gunan, el pasado jueves, quien se quedó sin oxígeno cuando llevaba víveres a los muchachos fue la pieza clave para determinar el tiempo y procedimiento para sacar a las víctimas. Por tal motivo, la Royal Navy Seals lo homenajeó como el héroe de la hazaña. El fallecido, “Samar Gunan, es uno de los héroes de este operativo”, recordó Narongsak Ossottanakorn, portavoz de los equipos de rescate.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA