El resurgimiento del Estado Kabiliano, Ley publicada en su propio diario oficial

77

El presidente del Movimiento para la Descolonización del Pueblo Kabileño, Mas Ferhat Mehenni y el Gobierno provisional Kabileño en exilio (Anavad) hicieron público este domingo 20 de abril de 2024, la ley relativa a la proclamación del resurgimiento de la nación kabileña.

El texto fue examinado, sancionado y adoptado durante la primera sesión del Parlamento Kabileño llevado a cabo el pasado 30 de marzo del 2024, donde se considera que todo aquel pueblo que carezca de Estado o sufra la dominación de un Estado que no sea el suyo propio, se le considerará como su cautivo y su propiedad. En general, se le opone la mitad de su existencia y trata de hacerle creer que no es un pueblo o nación.

en el mejor de los casos, sería sólo la parte de una nación en la que se le ordena disolverse. Se le confisca el control sobre su propio destino. No controla su territorio ni su desarrollo. le arrebatan su sistema educativo y le disminuyen su cultura. Se falsifica su memoria para borrarla y se silencia su lengua. Su nombre está estigmatizado por el lucro de una identidad que se ha forzado a adoptar. De ello sólo conservamos su folklore y el trofeo dedicado a la victoria de su conquistador, o a una suerte de fósil que favorece a una arqueología cultural.

Sobre el estado

El Estado es una persona jurídica de derecho internacional, es la representación de una nación. De acuerdo con la Convención de Montevideo de 1933, se define por la autoridad que ejerce ya sea en la población que sobre el territorio de éste. En la democracia, es la superestructura de la nación a la que se le ha delegado autoridad y poderes en regalía para organizar su seguridad, su justicia, asegurar su progreso y sus instituciones dedicadas al conjunto de servicios públicos.

Sobre el Estado kabileño

Hasta 1857, el estado kabileño había vivido bajo la autoridad de sus estados federados. Los primeros historiadores habían temido a Ammianus Marcellinus, desde el Procopio de Cesárea que durante los siglos IV al VI de nuestra era habían registrado la existencia de una Confederación de Cincuentenarios. La ciudad de Vgavet fue reconocida durante la Edad Media. Desde Abbas y de Koukou se había preservado la independencia del estado kabileño de cara a los otomanos. En 1871 se enfrentó a las tropas coloniales francesas. Surgieron varios regímenes, pero todos garantizaban la libertad e independencia del pueblo kabileño. Fueron las asambleas de la ciudad y sus confederaciones citadinas y regionales las que garantizaban el buen funcionamiento de la sociedad, a tal grado que se le cuestionó al Parlamento francés, en 1920, cincuenta años después porque los tribunales instalados por la colonización no funcionaban bien.

Referencias

Al considerar la ilegalización de la anexión de la Kabilia en la Argelia francesa que no atestiguaba sin ninguna acta de rendición de capitulación de la Kabilia, ni en 1857, ni en 1871.

Al considerar la guerra de liberación de la Kabilia contra Argelia en 1963-1965, y que no dio nada interesante que pudiera llevar a la recapitulación o rendición de ésta.

Se consideró el surgimiento del gobierno provisional kabileño (ANAVAD) en 2010, mismo que se anunció en su periódico oficial.

Tras esto, se adoptó un himno nacional y se dieron los primeros pasos para crear la Agencia Kabilia de Información.

Se adhirieron a este renacimiento las ideas del sufragio efectivo, se dio a conocer la Carta de Identidad kabyl, así como el Gran Consejo, Económico, socialy de Medio Ambiente.

Se redefinieron las fronteras externas del territorio kabyl, lo que dio lugar a la creación del Alto Consejo de la Seguridad Kabiliana, así como una constitución que regulaba los esfuerzos por su independencia, entre los cuales destacaban algunos puntos como su personalidad jurídica, el derecho a elegir a sus propios gobernantes, a realizar referéndum de autodeterminación.

En resumen, los kabileños han luchado por su identidad, lengua y autonomía en un contexto de tensiones históricas y políticas en Argelia.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA