Trump es un promotor del odio: Amnistía Internacional

0
131

Donald Trump es un promotor del odio, dirige un gobierno con tendencias racistas, supremacistas, discriminatorias y es un personaje abiertamente en contra de las decisiones de géneros. Lo anterior lo dice Amnistía Internacional desprendido de su reporte anual sobre derechos humanos.

El organismo internacional señaló que el magnate inmobiliario ha creado un extraño precedente en la política estadounidense de erosión de la conciencia social, que además se ha peleado con la prensa, ha debilitado la impartición de justicia y ha acelerado las persecuciones justificándose en la seguridad nacional y la migración.

Por si fuera poco, denunció que es un abierto admirador de personajes que promueven ese mismo tipo de intereses dirigidos contra los derechos humanos como el presidente ruso Vladimir Putin, el egipcio Abdelfatá al Sisi o el filipino Rodrigo Duterte, quien reconoció haber lanzado a una persona desde un helicóptero por considerarlo un delincuente.

“Si un presidente legitima violaciones de derechos humanos, como Guantánamo [el centro de detención estadounidense en Cuba para sospechosos de terrorismo] o la tortura, pueden imaginarse los ejemplos que da”, dijo el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, en la presentación del informe. También denuncio que la guerra de Trump contra la prensa solo hace que alentar a los líderes de países como Egipto y Hungría, que “están esperando para machacar la libertad de expresión”.

Amnistía Internacional también lanzo una fuerte critica al veto que Trump impuso a visitantes de países de mayoría musulmana, por la cancelación de apoyos a organizaciones que asesoran a mujeres sobre derechos reproductivos, así como al recorte de su contribución a la ONU y la criminalización de la inmigración. El republicano esgrime que ha antepuesto los derechos de EE UU y su seguridad.

El veto de Trump a ciudadanos de países musulmanes fue el inicio de “un año en que los líderes llevaron las políticas de odio a su conclusión más peligrosa”. De igual forma, señaló que su actitud fue tremendamente pasiva ante genocidios como el de la población rohingyas en Myanmar, Siria, Yemen, Sudán del Sur.

También advirtió sobre la represión social en Venezuela, China, Egipto, Filipinas o Rusia y denunció que los países que más periodistas encarcelaron fueron Turquía, Egipto y China, donde murió el Nobel de la Paz Liu Xiaobo, que estaba bajo arresto. También hubo retrocesos en países ricos, como el derecho de manifestación en Francia o de las mujeres en EE UU.

“Las políticas de Trump pueden haber marcado una nueva era en la regresión de derechos humanos pero no son únicas. De Australia a Hungría, los políticos han tratado a los refugiados y migrantes como un problema a evitar en vez de como seres humanos que merecen nuestra compasión”, señaló el responsable de Amnistía.

DEJA UNA RESPUESTA