El camarada líder Kim Jong Un visita la Academia de Ciencias de Defensa Nacional de la RPDC

135

Pyongyang, RPDC, May. 29 2024, (ACNC)- Cumplió 60 años en su trayectoria de desarrollo orgulloso la Academia de Ciencias de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea que asume la misión honrosa de dar fuerte impulso a la revolución en la industria de defensa nacional de nueva época, siendo la base general de investigación de ciencias que vino contribuyendo a la causa ambiciosa del Partido del Trabajo de Corea por construir la potencia militar con el firme espíritu revolucionario, la excepcional voluntad patriótica y los incomparables éxitos científicos y técnicos.

El estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del PTC y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC, visitó el día 28 la Academia de Ciencias de Defensa Nacional que acogió el 60º aniversario de su fundación y felicitó a los científicos de defensa nacional.

Todos los científicos, técnicos y funcionarios de la academia se encontraban muy emocionados y jubilosos por el gran honor y felicidad de tener al Secretario General del Partido en su institución en el día de su fundación a escribirse con letras mayúsculas en la historia de la guía del Partido sobre la revolución en las ciencias de la defensa nacional, que encargándose del destino de la patria y el pueblo, vino cumpliendo la gran empresa histórica por el país próspero y el ejército poderoso con la convicción y decisión inconmovibles e independientes, todo el alma y el ferviente amor.

Cuando llegó el Secretario General del PTC, los científicos militares le dieron aclamaciones rindiendo máximo homenaje y gloria a él, fuerza de la Corea del Juche y bandera invencible, quien preparó el camino recto y trampolín del desarrollo de defensa nacional a nuestro estilo y resguarda la dignidad, el prestigio y la tranquilidad del Estado y el pueblo con la perspicacia, el liderazgo extraordinario, la capacidad de ataque fuerte y el coraje incomparable, allanando a la cabeza el camino para centuplicar el poderío militar del país.

Le dio el parte de recepción el presidente de la Academia.

Un funcionario y un científico de la academia le entregaron los ramos de flores recogiendo el sentimiento de veneración infinita de todos sus colegas.

Respondió a los fidedignos científicos de la rama que conmemoran significativamente el día de su fundación con los notables méritos y el honor de apoyar con los logros de investigación más perfectos el ambicioso proyecto militar-estratégico del Comité Central del Partido en el baluarte estratégico más importante en la construcción del Estado poderoso y en la base avanzada para la modernización de nuestro ejército y la consolidación de la capacidad de autodefensa.

Le acompañaron Ri Pyong Chol, miembro del Presidium del Buró Político del CC del PTC, Pak Jong Chon, vicepresidente de la Comisión Militar Central y secretario del CC del PTC, Jo Chun Ryong, secretario del CC del PTC, Kim Jong Sik, primer subjefe de departamento del CC del PTC y Jang Chang Ha, titular de la Dirección General de Misiles de la RPDC.

El estimado compañero Kim Jong Un pronunció el discurso en conmemoración de su visita de felicitación a la Academia.

Expresó la alegría por visitar el día de fundación la base rectora de los talentos patrióticos, fortalecida teniendo el carácter revolucionario del PTC como su propiedad, que llevan adelante la industria armamentista del país con los éxitos científicos y técnicos.

Extendió el saludo de felicitación en nombre del CC del PTC y el gobierno de la RPDC a todos los científicos, técnicos, obreros y funcionarios de la Academia que durante largo trayecto de la revolución, hicieron contribución con sus facultades científicas y técnicas al fortalecimiento por todos los medios del poderío, dignidad y prestigio del Estado.

Recordó el orgullo del Partido que pudo lograr el alto prestigio invicto y honor gracias al papel gigantesco de los científicos infinitamente fieles al PTC y los aportes heroicos de ellos quienes asentaron el cimiento del desarrollo de industria armamentista con la férrea convicción patriótica y dieron el inicio a las nobles tradiciones.

Y rindió sublime homenaje a los científicos, técnicos y funcionarios del sector quienes al acumular las proezas se hicieron piedra angular de la combatividad de nuestro Ejército que defiende con las armas la historia invencible de la RPDC.

Hizo referencia al ambiente de seguridad grave del Estado, que impide el avance de nuestra revolución de la industria de defensa nacional que se ha desarrollado vertiginosamente creando cambios y milagros, y a todos los asuntos que se presentan urgentemente en el incremento de la capacidad militar.

Y analizó y evaluó severamente la peligrosidad e imprudencia de las provocaciones políticas y militares de Estados Unidos y sus acólitos, que se tornan cada días más atroces.

La actual situación nos exige a centuplicar el disuasivo de guerra y desarrollar sin cesar el poderío de las fuerzas armadas de la RPDC como el ente dispuesto de las fuerzas superpotentes y absolutas, apuntó.

Destacó la importancia del papel que jugará el colectivo intelectual de ciencias y técnicas en la segunda revolución de la industria de defensa nacional, e indicó las tareas combativas que se presentan ante la Academia en la lucha de nueva época que requiere como premisas nuevo salto de la consolidación de la capacidad de defensa nacional, y sus remedios.

Manifestó la seguridad de que todos los científicos y funcionarios de la academia ostentarán de continuo la dignidad y gallardía de la potencia y quedarán siempre fieles a su responsabilidad y deber sagrados ante la revolución y el pueblo, al lograr los éxitos más innovadores y excelentes en la investigación y desarrollo de los armamentos ultramodernos, uniéndose ideo-volitivamente en torno al CC del Partido.

Una vez terminado el discurso, dieron aclamaciones todos los reunidos, convencidos de nuevo y gran cambio en el fortalecimiento de la capacidad autodefensiva y los preparativos de guerra, que se registrará según la invariable voluntad del Partido de construir la capacidad de defensa nacional que garantice para siempre la dignidad y la fama de la patria y el pueblo.

El Secretario General del PTC estimuló a los científicos entusiasmados por alcanzar de modo acelerado y audaz las metas altas para el fortalecimiento de la capacidad militar, indicadas por el Comité Central del PTC, redoblando el credo en que la poderosa capacidad defensiva en desarrollo incesante es directamente la dignidad y nombre verdaderos de la potencia, la paz duradera y el futuro maravilloso y dando prueba del empeño incansable y la sabiduría e inteligencia inagotables.

Recorrió el Museo de la Historia Revolucionaria.

En el historial de la Academia están impregnadas la noble vida entera y las indelebles hazañas patrióticas del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il, quienes en los días de guerra ardua organizaron el primer instituto de ciencia de arma del país, promulgando la fundación de las ciencias de defensa nacional autóctona, en la década de 1960 lo potenciaron y desarrollaron como el órgano unificado de investigación que acata con más exactitud la política del Partido sobre las ciencias de defensa nacional y consolidaron el cimiento duradero para el desarrollo de la rama con su extraordinaria clarividencia y la destacada guía, señaló.

Sin dar prioridad a la consolidación de la capacidad militar no se puede pensar en cualquier desarrollo y cualquier éxito de la revolución coreana, lo que es una verdad eterna, dijo.

Apuntó que los científicos de la rama armamentista deben glorificar más la fama leyendaria e historial de ellos quienes consolidaron el cimiento de la RPDC bajo la guía del Partido, al dar acicate incesante a la realización de la estrategia de desarrollo de defensa nacional del Partido, teniendo presente el deber importante de encargarse del destino de la revolución y el futuro.

Guiado por el funcionario responsable, el Secretario General del PTC recorrió la Exposición Permanente de la Academia de Ciencias de Defensa Nacional.

La meta final de nuestra causa revolucionaria por defender la dignidad y soberanía del Estado y el pueblo es forjar la fuerza estratégica más poderosa del mundo y la potencia absoluta inexistente en el siglo, acotó.

Prosiguió que la fuerte capacidad militar de talla mundial nunca vista en la historia de la construcción del Estado constituye el poderío inagotable, con Juche como su prefijo, que dio la vitalidad eterna al nombre y bandera de nuestro Estado y el ascenso vertiginoso al prestigio del Estado, y el producto de la veracidad que se puede adquirir sólo por los patriotas auténticos quienes siguieron el camino glorioso y digno ante la patria y las generaciones venideras y por los comunistas que cumplen la causa más justa.

Subrayó que la academia debe aceptar como la demanda de la revolución y el pueblo el propósito y decisión del CC del Partido de elevar sin parar ni un momento la supremacía militar de nuestras fuerzas armadas, e investigar y desarrollar mucho más armamentos sofisticados correspondientes a la meta de modernización de nuestro ejército y su demanda, de acuerdo con la condición y ambiente subjetivos y objetivos de nuestra revolución, ya cambiados, y conforme a la tendencia de desarrollo de las ciencias de defensa nacional de nuevo siglo en progreso constante. E indicó las instrucciones preciosas que sirven de guía para el fin.

El Secretario General se tomó foto en conmemoración de su visita de felicitación.

Todos los reunidos rindieron agradecimiento a ese gran maestro y Padre generoso quien les dispensa las benevolencias a transmitirse de generación en generación, presentándoles como héroes de los héroes, patriotas de los patriotas y tropa bajo el comando del CC del Partido.

El Secretario General del PTC les expresó la esperanza de que unido bajo la bandera roja del PTC, el grupo de investigación científica de la Academia alcance los éxitos maravillosos e incesantes al frente de la lucha sagrada por garantizar el incremento ininterrumpido de la capacidad de defensa nacional y el ambiente de seguridad indestructible para el desarrollo integral socialista, poniendo en juego el espíritu más valiente, la firme confianza en sí mismo y el potencial creador propio e inagotable.

Estimulados por la benevolencia y confianza del Secretario General del PTC, los científicos gritaron a toda voz «Kim Jong Un» y «defensa a ultranza» y redoblaron la voluntad férrea de seguir desarrollando y perfeccionando con propias tecnologías los autóctonos armamentos modernos, dispuestos totalmente de nuestra ideología, al conquistar la cota más alta del fortalecimiento de la capacidad de defensa nacional, máxima muestra de patriotismo.

La visita del Secretario General del PTC a la Academia de Ciencias de Defensa Nacional de la RPDC se registrará en los anales de la patria como un motivo significativo que dio nuevo aliento a la lucha por consolidar por todos los medios el invencible poderío autodefensivo, raíz de la existencia del Estado y garantía fundamental de su desarrollo eterno, y como un jalón muy importante en el desarrollo de las ciencias de defensa nacional del Juche. -0-

 

DEJA UNA RESPUESTA