Revelan ONG´s internacionales, la impunidad polisaria en campamentos de Tinduf

47
07-05-2021 Una mujer con un megáfono, acompañada de varias personas con carteles, protestan contra el líder del Frente Polisario en la puerta de la Audiencia Nacional, a 7 de mayo de 2021, en Madrid, (España). Esta es una de las protestas organizadas contra Brahim Ghali, imputado por delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia), y que actualmente se encuentra hospitalizado desde abril en Logroño por Covid-19 bajo un nombre falso. Si su salud lo permite, Ghali deberá declarar por los delitos por los que se le acusa el próximo 1 de junio en la Audiencia Nacional de Madrid. POLITICA Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

El llamado frente polisario ha cometido violaciones masivas de los derechos humanos con todas las atrocidades humanitarias que las acompañan, en el contexto del conflicto del Sáhara. De acuerdo con la ONG Promoción del Desarrollo Económico y Social (PDES) y el Observatorio Internacional para la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos, Ginebra »IOPDHR-GINEBRA», aunque ese seudo movimiento político ha reconocido que en el pasado se han producido violaciones de los derechos humanos, no ha proporcionado datos claros sobre desapariciones forzadas, secuestros, ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, torturas en centros de detención o tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Ambos organismos internacionales advirtieron que los líderes polisarios sólo han hecho de los refugios de Tinduf, una base de retaguardia para patrocinar secuestros, saqueos y ataques de carácter arbitrario y terrorista, resultando en miles de víctimas no sólo entre los residentes de esos campamentos, sino también de Mauritania, Malí, Corea del Sur, Francia, España y Marruecos.

En un comunicado difundido en el marco del simposio: Violaciones del derecho a la vida. El carácter sistemático de las ejecuciones arbitrarias cometidas por el Polisario y la responsabilidad del país anfitrión, denunciaron que el polisario ha causado bajas mediante operaciones terrestres armadas o ataques a embarcaciones y barcos cerca de las costas de los países vecinos, hechos que evidncian que «sigue siendo una organización incontrolable, a pesar de los graves crímenes y violaciones que ha cometido desde su creación».

Expertos internacionales revelaron que, en casi cinco decenios de violaciones y tratos inhumanos, entre los que destacan la tortura y las ejecuciones arbitrarias, han transcurrido en un clima de impunidad, en el que los mecanismos de recurso argelinos, la única autoridad responsable de investigar todas las violaciones cometidas en su territorio, se han negado a tratar o examinar cualquier expediente relativo a las violaciones cometidas por el Polisario.

«El Polisario, ha sido impuesto por las autoridades argelinas en la gestión de los asuntos de los campamentos, en violación de las disposiciones del derecho internacional, gozando de la inmunidad y protección del país anfitrión, a pesar de la gravedad de las violaciones, escapando al control de los mecanismos de la ONU, preocupados por la protección de los derechos humanos»coincidieron ambas entidades en el documento. «Aunque el derecho a la vida está garantizado por el artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, las circunstancias excepcionales, incluido el estado de guerra, la amenaza de guerra, la inestabilidad política interna o cualquier otra situación de emergencia, no pueden invocarse para justificar ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias», aclaró.

Asimismo, revelaron que el polisario ha continuado, durante décadas, violando flagrantemente el derecho a la vida a través de ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales, al tiempo que incita a la violencia y los asesinatos, a través de sucesivos llamamientos de su junta directiva en congresos y medios de comunicación que piden escalada, resistencia y lucha en todos los frentes.

En este contexto, la dirigencia del Polisario explota y moviliza a mujeres y niños para exportar la violencia y el asesinato fuera de los campamentos, como única forma de intimidar a sus críticos.

El simposio abordó las violaciones del derecho a la vida, como crímenes imprescriptibles, violaciones cometidas por el Polisario, que se asemejan a las de los grupos terroristas que operan en la región sahel-sahariana, lejos del radar.

De igual forma, se evidenció que «las víctimas olvidadas de la historia que todavía están esperando que se haga justicia, pero también sobre otras víctimas que no dejan de trabajar para revelar la verdad a plena luz del día, especialmente después de la entrada en vigor de la Carta argelina para la Paz y la Reconciliación Nacional. cuyo objetivo parece invertir los papeles y alterar la verdad.

Entre las personalidades que participaron con críticas a los abusos polisarios, se encontraban: Aicha Duihi, presidenta del Observatorio Internacional para la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos de Ginebra «IOPDHR-GINEBRA»; el Sr. Emmanuel Tawil, profesor de la Universidad de París II Panthéon-Assas; el Sr. Lorenzo Penas Roldán, Abogado Internacional de Terrorismo y Seguridad Internacional; la Sra. Sophie Michez, abogada del Colegio de Abogados de Bruselas; el Sr. Chema Gil, Director del Observatorio Internacional de Seguridad y experto en terrorismo y cuestiones de seguridad internacional; la Sra. Maghlaha Dlimi, Directora de la mediateca de Dakhla y Naoufal Bouamri, Abogado y activista de derechos humanos.

Todos ellos coincidieron en que la seudoregión saharui, comandada por la dirigencia polisaria, en realidad en un liugar donde se practican las ejecuciones sumarias, extrajudiciales o arbitrarias, donde se cometen atrocidades, específicamente en los campamentos de Tinduf, ubicados al suroeste de Argelia.

También convinieron en que las víctimas de ese movimiento quedan marcadas por impunidad y la obligación de reparar a las víctimas y revelar la verdad, en un momento en que es preciso definir el carácter sistemático de los asesinatos y las responsabilidades conjuntas y solidarias de las fuerzas de seguridad argelinas y los elementos del Polisario.

Por otra parte se identificó el método polisario de incitación a la violencia, generando caos y asesinatos, así como el peligroso vínculo entre este movimiento y los grupos armados que operan en la región del Sahel y el Sáhara, que han traío nuevos desafíos de seguridad en la zona.

 

DEJA UNA RESPUESTA