Opción de Kim Jong Il, Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC

53

A principios de enero de 1995, primero año después del fallecimiento del Presidente Kim Il Sung (1912-1994) en una publicación occidental se insertó un artículo como sigue: Es muy significativo el hecho de que el General Kim Jong Il, heredero del Presidente Kim Il Sung, acogió el Año Nuevo con la visita a una unidad militar sin hacer el discurso por el año nuevo.

Generalmente, según el primer programa del año nuevo de un nuevo mandatario se decide la orientación de su política de una nación y las fuerzas políticas en las que él va a apoyarse. Pues, debería observar qué significa esta visita.

En aquel entonces Corea socialista pasaba pésimas pruebas. Con motivo del desmoronamiento del socialismo en los países de Europa Oriental, las ofensivas de las fuerzas aliadas de los imperialistas contra el socialismo se concentraron hacia la RPD de Corea.

Y le azotaron grandes y sucesivas calamidades naturales. Las fuerzas hostiles intensificaron presiones económicas sobre este país, en una parte y, en la otra, hicieron ininterrumpidamente simulacros de guerra en torno de la Península Coreana aumentando sus tropas para agravar más la situación. Su objetivo era hacer que Corea socialista se rindiera por sí mismo, u ocuparla con las fuerzas armadas.

Precisamente en aquel momento, Kim Jong Il (1942-2011) optó por el camino del Songun (primacía a los asuntos militares). Inspeccionó numerosas unidades militares del Ejército Popular de Corea, ocasión en que prestó primordial atención en intensificar la educación ideológica entre los militares de modo que ellos tengan una firme voluntad de luchar a riesgo de la vida para la patria, el socialismo y el pueblo.

También prestó profunda atención en dar prioridad al desarrollo de defensa nacional para preparar el EPC como un ejército poderoso dotado de armamentos modernos. Definió el EP como destacamento principal no solo para la defensa de la patria sino también para la construcción socialista.

Gracias a él, el espíritu de sacrificio manifestado por los militares en construir una gran central hidroeléctrica fue denominado “Espíritu revolucionario de los militares” y en todo el país se propagó este espíritu. Por su resultado, en Corea el socialismo se defendió firmemente y su pueblo realizó grandes hazañas en construcción de una potencia socialista. Actualmente, el pueblo coreano está avanzando con seguridad hacia esta potencia. La historia demostró que la opción del Kim Jong Il fue correcta.

DEJA UNA RESPUESTA