La realidad de la RPD de Corea y el 19 de junio

47

En la actualidad en la RPD de Corea se levantan, como brote de bambú después de lluvia, las viviendas, lo que atrae la atención especial de la comunidad internacional.

Bajo el liderazgo del Secretario general Kim Jong Un, en los últimos años en Pyongyang, ciudad capitalina de este país asiático, se construyeron viviendas para decenas de miles de núcleos familiares, distribuidas gratis a los ciudadanos. Y también a lo largo y ancho del país se edificaron modernas viviendas rurales a expensas del Estado, opulentas granjas invernadero, renovados centros de asistencia médica y recreación cultural como el Centro de Reposo con Baños Termales de Yangdok, el Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu, etc.

Todas estas creaciones constituyen frutos de la atinada dirección de Kim Jong Un. Éste definió la primacía a las masas populares como el ideal político del Partido del Trabajo de Corea y estableció el principio de servirles con total entrega como el modo de la existencia del Partido, así como hizo ingentes esfuerzos para consolidar y desarrollar el Partido como el partido-madre.

Al recorrer nuevos edificios y ver a las personas reírse con alegría el mandatario solía decir cuán alegre se hubiera sentido el Presidente del Comité de Defensa Nacional Kim Jong Il (1942-2011) si hubiera podido verlos. Sus palabras tienen un motivo profundo.

El 19 de junio de 1964, Kim Jong Il inició sus actividades en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea. A partir de ese día, en la página de la historia del Partido gobernante se ha escrito un nuevo evento de construir y desarrollar el partido como el servidor al pueblo. Kim Jong Il presentó la idea y la teoría al respecto. Estructuró el PTC como organización política-madre que comparte la misma vida con el pueblo, se responsabiliza totalmente de su destino y le sirve con total entrega. Y dedicó todo lo suyo para llevarlas a la realidad.

Orientó a todas organizaciones y funcionarios partidistas a compaginarse siempre con el pueblo y vivir como sus servidores, respetando sus opiniones y aceptando como absolutos la exigencia y el interés del pueblo. Y nunca permitió los fenómenos de perjudicar y despreciar sus intereses. Orientó a los cuadros del Partido a que consideren como su importantísima misión defender y atender a las masas populares para que éstas disfruten de libertad y derechos políticos como dignos integrantes de la sociedad.

Además, hizo que todas las políticas socialistas del Partido, entre ellas la asistencia médica y educación gratuitas, la distribución gratuita de viviendas, fueran invariables. Gracias a su dirección, aún en las increíbles pruebas y dificultades a finales de la década de 1990, aquellas medidas estatales siguieron vigentes. En una ocasión cuando visitaba a una central eléctrica en construcción en la región septentrional del país, tomó el remedio de construir primero las viviendas para los moradores en la zona de anegación para no darles ninguna incomodidad en la vida.

En el camino de la dirección sobre el terreno conversaba sin cumplido con las personas y prestaba gran atención a las condiciones de vida económica de los habitantes. Una vez bautizó a un bebé a nacer por la solicitud de un matrimonio. Con la abnegación y amor hacia el pueblo hizo todo lo suyo, hasta último día de su vida, para darle lo mejor del mundo. Es por eso que el Secretario General Kim Jong Un se lamentaba tanto cada vez que se erigieran excelentes creaciones.

El sueño de Kim Jong Il se realiza hoy por Kim Jong Un. En ese sentido, se puede decir que, la realidad del país asiático está relacionada con el día 19 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA