Sudáfrica, por la cooperación sur-sur

92

En los últimos treinta años, Sudáfrica ha vivido una serie de cambios intensos que le han dado un nuevo rostro a su nación. Durante el siglo XIX, la parte austral de Africa fue un centro de disputas por parte de Inglaterra y Holanda, ambas potencias colonialistas se disputaban el dominio sobre las riquezas y materias primas de la región. El predominio de un gobierno blanco occidental fue característico durante gran parte del siglo XX. Una de las fases más crueles en su historia fue el apartheid, el esquema de gobierno basado en la segregación racial. De hecho, el aparheid se impuso al pueblo sudafricano durante 46 años hasta que en 1994, las pugnas internas y la presión internacional lograron quebrar el modelo de la segregación y abrir una ventana a la libertad y los derechos humanos. En ese año, Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente de color y el Congreso Nacional Africano el vehículo del cambio nacional.

El embajador de Sudáfrica en México, Dennis Thokozani Dlomo, concedió la siguiente entrevista a EmbajadasTV en mayo pasado. En ocasión del festejo de su día nacional, que este año coincidió con el Día Nacional de Nelson Mandela, del 25 aniversario del Día de la Libertad de la República de Sudáfrica y del 25 aniversario de las relaciones entre México y Sudáfrica, se la damos a conocer a nuestra audiencia y seguidores.

¿Cuál es la situación de Sudáfrica después de las recientes elecciones?

Ahora, el status del país tras los comicios significa que hay claridad para los inversionistas tanto para los de casa como para los extranjeros. Habrá mayores cambios de políticas y anticipamos con ello que en  la economía las cosas continuarán con la actual estabilidad.

¿El BRICS es un grupo muy importante a nivel global, ¿cuál es el papel de Sudáfrica y qué desafíos enfrenta al pertenecer a ese bloque multinacional?

Con respecto al BRICS, cuando Sudáfrica se unió a este bloque, fuimos muy claros que no sólo lo hacíamos por nosotros sino para hacer avanzar la agenda africana y fomentar la cooperación sur-sur. Nuestro papel lo vemos como representativo de esta agenda.

Cuando fuimos el país anfitrión del BRICS, nos aseguramos de que el mandato sudafricano tuviera esa vertiente y que otros países de la región fueran invitados a participar en las reuniones del bloque. Reunimos  a varios de ellos que se expresaron de manera y opinaron que el Banco de Desarrollo del BRICS debería enfocarse en asegurar que los proyectos africanos fueran apoyados esa entidad y cubran todo el continente africano.

En nuestras actividades diarias, estamos preocupados perpetuamente por esta agenda africana y por la cooperación Sur-Sur. Hay mucho potencial no sólo para Sudáfrica sino para el continente. Con respecto al desarrollo económico y social, hemos descubierto que el BRICS es un vehículo muy importante para equilibrar los intereses de los países del Sur con los del mundo desarrollado. Lo más importante es que nos permite asegurarnos de responder a las declaraciones unilaterales sobre sanciones que pudieran afectarnos. Ese tipo de medidas nos obligan a ser parte de un contexto sin ser consultados.

Recordarán que, cuando Estados Unidos lanzó sus sanciones contra Irán, nos vimos forzados a hallar nuevas fuentes de crudo porque esa decisión ocurrió de la noche a la mañana. Nos obligó a cambiar de proveedores de petróleo, a pesar de que las Naciones Unidas nos habían dado un margen para continuar importando crudo iraní. El sector privado, por ejemplo, no cubre en términos de seguros el petróleo que llega desde Irán. Tampoco podemos procesarlo una vez que nos llegaba a Sudáfrica, porque se nos acusaba de estar evitando las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Así que el BRICS se ha convertido en un vehículo muy importante porque a través de éste, podemos comerciar con nuestras propias monedas. No tenemos porqué conseguir dólares para hacer comercio. Esto es algo muy importante y crea un espacio para que nosotros podamos relacionarnos en actividades económicas sin tener que depender de Washington.  También nos permite un mecanismo diferente para evitar los problemas que ahora estamos enfrentando.

En suma, el BRICS es un grupo poderoso con más de la tercera parte de la población del mundo y como un mercado muy importante basado en un esquema Oriente a Occidente. China es uno de los miembros más poderosos del grupo y dentro de poco tiempo, va a ser la economía más dominante después del 2020. Para nosotros será un desafío crítico el asegurarnos de seguir impulsando la agenda africana, así como la colaboración entre nuestros países para lograr el avance regional.

¿Por qué es importante México para Sudáfrica?

Hay varios países que pertenecen a una economía de trillones de dólares, México es uno de ellos. Desde nuestra perspectiva, es un mercado muy importante por estar entre los dos países del norte, con los que tiene relación. Es por ello que, por varios factores, la complementariedad que busca Sudáfrica con México es crucial.

Primero, en términos diplomáticos y en el campo de las relaciones internacionales, tenemos muchas perspectivas comunes. Eso es muy importante porque facilita la cooperación bilateral.

Segundo, en el campo económico, hay muchas cosas que nos interesan  a ambos como el acceso a la inversión directa. Queremos que nuestras empresas trabajen mano a mano. Queremos asegurarnos de que nuestras fortalezas mutuas se complementen de manera sólida.

Tercero, en  términos culturales, tenemos muchas cosas en común, lo cual es un área que debemos explorar aún más. Creo que hay mucho potencial ahí. También hay mucho que podemos aprender en sectores de seguridad y defensa. Asimismo en temas de migración, puesto ambos países estamos viviendo momentos de retos migratorios, así que podemos intercambiar información y experiencias al respecto.

Podemos aprender los unos de los otros. Hay muchas otras áreas como la minería donde Sudáfrica y México pueden trabajar juntos. También en agricultura, donde existe un gran potencial por desarrollar mutuamente.

En turismo, hay muchos espacios por explotar pese a que la gente cree que estamos tan lejos unos de los otros. Estamos viviendo momentos de cambios que están ocurriendo en el mundo. Hay nuevas rutas que se crean para facilitar que la gente viaje de México a Sudáfrica.

Desde esa perspectiva, México es muy importante para Sudáfrica y ni siquiera menciono la industria automotriz, donde es una potencia al respecto. Más bien pienso en áreas de colaboración mutua que representan un potencial enorme y, por supuesto, necesitamos asegurarnos de que esta cooperación, a través del hermanamiento de ciudades o estados  con provincias, podamos asegurarnos de crear espacios de desarrollo económico mutuos.

Los temas de los que he hablado ahora están ligados con la agenda de Africa y, por tanto, tienen un impacto directo no sólo con Sudáfrica, sino con todo el continente. Una de las cosas en las que estamos trabajando con otros embajadores africanos en México para aumentar la presencia africana en este país, lo estamos haciendo a través de la UNAM. Tenemos un punto crítico en lograr que esta institución sea la sede de conferencias públicas con temática africana. Las misiones africanas estamos comprometidas en impulsar el tema cultural en México y en mejorar las relaciones con el continente africano.

En términos de geopolítica, ¿cuáles diría que son los que requieren mayor atención, desde la perspectiva de Sudáfrica?

Lo que puedo decir es que, como parte de la política exterior de Sudáfrica, estamos haciendo lo mejor que está en nuestras manos para crear una perspectiva en el continente africano y para hacer que este mundo sea un mejor lugar. Nos hemos enfocado en temas de importancia global para asegurarnos de que haya una mayor representación y rendimiento de cuentas en un sistema global de gobernanza. Desde nuestra perspectiva y como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, vamos a impulsar esa agenda, tocando temas críticos que dan surgimiento a muchos desafíos globales, sobre todo cuando se trata de paz, seguridad y estabilidad en varias partes del mundo.

Nosotros impulsamos una agenda que se enfoque en diversos temas que impactan a los derechos humanos. Por esa razón, hemos estado a la vanguardia y articulando un punto de vista de que los temas que vamos a tratar en esos términos sean globales, como es la cuestión del Sahara Occidental. Este es uno de los muchos temas que nos interesan abordar.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA