Justifica la RPDC tácticas aéreas y balísticas en respuesta a maniobras de EE.UU y Sudcorea

228

EMG de EPC publica información sobre sus recientes operaciones militares

Pyongyang, RPDC. Nov. 7, 2022, (ACNC)- Quedó publicada la información del Estado Mayor General sobre el cumplimiento de las operaciones militares del Ejército Popular de Corea frente a Vigilant Storm, entrenamiento aéreo conjunto EE. UU-Sudcorea.

La nota va como sigue:

Debido a la irreflexiva locura militar de EE.UU. y el Sur de Corea, la situación grave creada en la zona de la Península Coreana se dirige a la confrontación más inestable.

Se escenificó del 31 de octubre al 5 de noviembre en la región surcoreana el simulacro aéreo conjunto Vigilant Storm en que se movilizaron centenares de aviones de combate inclusive el bombardero estratégico nuclear.

Vigilant Storm deviene una provocación abierta que empeora de modo intencional la tensión regional, y sobre todo, un simulacro peligroso de carácter agresivo más nítido que apunta directamente a la RPDC.

Son intolerables e inaceptables todos los movimientos provocativos de EE.UU. y Sur de Corea que orquestan en gran escala los entrenamientos militares agresivos.

A fin de demostrar la firme voluntad de reacción frente a la situación rigurosa y la firme autoconfianza en la capacidad militar de las fuerzas armadas de la RPDC e inspirar la confianza en la victoria a la voluntad de venganza de los oficiales y soldados nuestros, el EMG del EPC realizó del 2 al 5 de noviembre las siguientes operaciones militares correspondientes.

Por la mañana del primer día de las operaciones, las unidades de misiles en la provincia de Phyong-an del Norte lanzaron 4 misiles balísticos tácticos cargados de ojivas de perdigones y de infiltración subterránea hacia una isla inhabilitada frente al Complejo Hidráulico del Mar Oeste simulando el golpe a la base aérea enemiga.

Por la mañana y por la tarde, las unidades de misiles antiaéreas de las fuerzas aéreas en las costas oriental y occidental dispararon 23 misiles tierra-aire mientras ejercitaban la eliminación de los blancos aéreos en diferentes altitudes y distancias.

Por la tarde de este día, los enemigos cometieron una locura de lanzar hacia el alta mar de nuestra parte los proyectiles teledirigidos aire-tierra y bombas teledirigidas sin motor insistiendo en que nuestros misiles cayeron en la cercanía de «aguas territoriales» del Sur de Corea. Al respecto realizamos el golpe de represalia con 2 misiles cruzados estratégicos que volaron 590.5km desde la zona de la provincia de Hamgyong del Norte y golpearon el alta mar de la zona marítima periférica (35° 29′ 51.6″ de latitud y 130° 19′ 39.6″ de longitud) a 80km frente a la ciudad de Ulsan de la región surcoreana.

El segundo día, según la exigencia de la Academia de Ciencias de Defensa Nacional el EPC se decidió a realizar un importante lanzamiento de prueba de misil balístico para la verificación de la confiabilidad de la ojiva de funcionamiento especial que paralizará el sistema de mando operacional de enemigo. Y lanzó hacia el Mar Este 5 proyectiles de lanzamisiles múltiples supergrandes y otros misiles balísticos tácticos de diferentes tipos y 46 proyectiles de lanzamisiles múltiples de largo alcance como parte de las medidas para frustrar la persistente furia provocativa de los enemigos.

El tercer día, se realizó durante 3 horas y 47 minutos la gran operación de movilización combativa general de las fuerzas aéreas en que se movilizaron 500 aviones de combate de diferentes tipos con el objetivo de demostrar la voluntad de reacción al entrenamiento aéreo conjunto de los enemigos.

El cuarto día, se lanzaron 2 misiles balísticos tácticos equipados con ojiva de perdigones y 2 proyectiles de lanzamisiles múltiples supergrandes hacia la isla inhabilitada frente al Complejo Hidráulico del Mar Oeste simulando el ataque a la base aérea de los enemigos.

Todas las operaciones alcanzaron exitosamente su objetivo previsto y se evaluó satisfactoriamente la elevada capacidad de cumplimiento de operación de nuestro ejército.

A través de las operaciones, las fuerzas armadas de la RPDC respondieron estrictamente al simulacro de los enemigos y elevaron la confianza en neutralizar la «superioridad» de las fuerzas aéreas rivales. Y también confirmaron más perfectamente el confiable estado de preparación militar y capacidad de nuestro ejército y tuvieron más firmemente la absoluta voluntad de reacción.

La presente operación militar del EPC es la respuesta clara de la RPDC de que cuanto más persisten las provocaciones militares de los enemigos, tanto se hará más firme la contramedida de la RPDC y que deviene además el invariable principio y rumbo de acciones de nuestras fuerzas armadas.

El EMG del EPC aclara una vez más su voluntad de responder con persistentes, firmes y aplastantes medidas militares a todos los ejercicios bélicos anti-RPDC de los enemigos.

-0-

DEJA UNA RESPUESTA