China intensifica la presión contra EE.UU. Aumenta maniobras en Taiwán

114

Las fuerzas armadas chinas intensificaron sus ejercicios militares en torno al espacio marítimo y aéreo de Taiwán, una semana después de la controvertida visita de la congresista Nancy Pelosi, que despertó el enojo de Beijing por haber violado su política de Una sola China.

Se trata de los simulacros más grandes que se han realizado, en los que el Comando del Este de China incluyó operaciones de asalto anfibio y antisubmarinos; en una acción especialistas militares temen que el gigante asiático mantendrá en constante presión a la isla, la cual considera parte de su territorio y se reserva el derecho de reconquistarla.

Sin embargo, el gobierno taiwanés no ha dejado de recibir visitas de interés político. Este fin de semana, la presidenta Tsai Ing-wen se reunió con el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, a quien destacó su determinación de insistir en realizar su visita, pese la presión militar de China.

Gonsalves había expresado previo a su vuelo que los ejercicios militares chinos no le impedirían visitar a quienes calificó como “sus amigos en Taiwán”, una declaración que conmovió profundamente a la mandataria isleña.

Mientras tanto, el Ministerio de Defensa de China señaló que sus acciones corresponden a provocaciones directas ejercidas por Estados Unidos, tras una visita de Pelosi que previamente había sido rechazada por el estado chino.

De entrada, canceló una serie de conversaciones formales programadas por ambos comandos y agregó que el nivel de presión no bajará hasta que “la parte estadounidense asuma toda la responsabilidad y las graves consecuencias de esto”, según un comunicado del portavoz del Ministerio de Defensa, Wu Qian. “El resultado final no se puede romper, y la comunicación requiere sinceridad”, señaló Wu.

Por su parte, el Pentágono, el Departamento de Estado y la Casa Blanca calificaron la medida como “una reacción exagerada e irresponsable”. Sin embargo, el Ministerio de Defensa aseguró que “las contramedidas chinas son una advertencia necesaria a las provocaciones de Estados Unidos y Taiwán, y una defensa legítima de la soberanía y la seguridad nacionales”.

Sólo para que lo sepan: Taiwán declaró que estará en posición de repeler una invasión china para 2025. Ante las constantes presiones de la fuerza aérea china, el ejército taiwanés reveló que cuenta con cuatro tipos de misiles que pueden causar severos daños a cualquier cazabombadero.

DEJA UNA RESPUESTA