Las Vegas dice adiós al césped residencial; no hay agua para regarlo

191

Se empieza a replantear el uso del agua, y la ciudad de Las Vegas ha dado un paso decisivo en su estrategia para un mejor control hídrico. Las autoridades vegistas decidieron prohibir el culto al césped debido a la gran cantidad de líquido que se requiere en su cuidado. Todo esto, debido al cambio climático que ha disminuido el caudal de afluentes en ese estado de la Unión Americana.

Una nueva regulación de la Autoridad de Administración de Aguas de Las Vegas exige a partir de ahora que el pasto estético tiene que irse de las residencias y lugares públicos como parques y corredores deportivos, con lo cual el paisajismo dejará de ser vital en la arquitectura citadina. Los urbanistas tendrán que pensar más en usar pasto sintético o algún sustituto similar, pero nada en lo que tenga que usarse un riego.

A sabiendas de que esto será difícil de implantar, también se creó una policía cuidadora del agua, cuyos integrantes estarán vigilando que el uso hídrico sea respetado, multando y consignando a quien esté regando su césped, parte de banqueta o incluso su cochera, con el objetivo de evitar que cada gota se vaya al desague.

La gente todavía está esperando a ver si la disposición se extiende a jardines públicos y privados, gimnasios con albercas, deportivos con baños, spas y otras comodidades en las que el agua es el elemento primigenio. También ha abierto la puerta a un posible racionamiento en hoteles, restaurantes y otros negocios que han caracterizado la actividad económica de la ciudad del pecado.

Según el Distrito de Aguas del Valle de Las Vegas, el nivel del agua del lago Mead ha bajado aproximadamente 170 pies desde enero de 2000. NOTICIAS CBS

Sólo para que lo sepan: El lago Mead es el principal afluente que provee agua a gran parte de Estados Unidos. La ciudad de Las Vegas, en Nevada, se abastece de ahí principalmente. Debido a una fuerte sequía que ha afectado la región y a la gran demanda para satisfacer a más de 40 millones de personas en siete estados por los que atraviesa, este río se está secando de manera inusitada. La Autoridad de Administración de Aguas de Las Vegas revelaron que algunas de las tuberías de toma ya sobresalen por encima de la línea acuática. Si llegara a convertirse en lo que los expertos llaman “un estanque muerto”, habrá que colocar nuevas tuberías hasta el fondo, pero esta vez con un sistema de bombeo más fuerte. Sólo que, en esta ocasión, ni las autoridades ni la comunidad científica han querido revelar cuánto tiempo tardarían las bombas en agotar la reserva. ¿Alguna idea?

Con información de CBS News

DEJA UNA RESPUESTA