Buscan encauzar a Cristina Fernández por traición a la patria

0
239

La ex presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kichner estuvo casi diez años en el poder. Su gobierno era catalogado de izquierda y prácticamente simpatizó con otros regímenes sudamericanos como el de Hugo Chávez en Venezuela. Este viernes, la ahora senadora está al borde de ser encarcelada por traición a la patria, al menos así es como el juez Claudio Bonadio está manejando un proceso en su contra.

Sucede que el 18 de julio de 1994, el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) ubicada en Buenos Aires sufurió un atentado que dejó un saldo de 85 personas muertas y más de 300 heridas. Fue considerado el mayor ataque contra judíos fuera de Israel desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y atribuido al gobierno de Irán y al grupo extremista Hezbolá. Bonadio acusa a Cristina de haber encubierto a los perpetradores del ataque y dejar sin resolver un caso que sacudió a la comunidad judía argentina, la más grande en Latinoamérica y la séptima en el mundo.

Bonadio puso las cartas en la mesa hasta ahora porque según él, fue hasta la llegada de un gobierno como el de Mauricio Macri que permitió reabrir el caso, en el que Néstor Kichner, esposo de Cristina Fernández, firmó en 2004 un memorándum de entendimiento para liberar de culpas a los sospechosos del atentado.

Trece años después, Bonadio está intentando meter a juicio a la ex mandataria en colusión con la decisión tomada por su esposo en ese entonces y que permitió dar el carpetazo a las investigaciones que apuntaban contra el estado islámico como principal autor del ataque. Según el magistrado, Cristina forma parte de ese complot y es por ello, que también señala que se trata de una maniobra para acallar a los opositores del actual gobierno en el senado.

La ex presidenta acusó al gobierno de Macri de “manipular a la justicia con instrumentos de una persecución política sin precedentes en democracia” y lo señaló como “el director de orquesta, donde el juez Bonadio ejecuta la partitura”.

“Hubo un gran disparate jurídico”, indicó la senadora electa por la provincia de Buenos Aires y agregó: “Creo que lo más importante que hoy tengo para decirles es que esto que la única traición a la patria es utilizar a un Poder Judicial para perseguir a los opositores”.

Cristina indicó que “el objetivo de la persecución es atemorizar a los dirigentes de la oposición para hacerla callar en el Parlamento”.

“Quieren un Parlamento sumiso, quieren que voten los que ellos quieren. Pero conmigo no lo van a lograr”, dijo la ex mandataria, quien habló desde un gazebo azul instalado a metros de los tribunales y agradeció a la militancia que la fue a apoyar.

“Yo estoy dispuesta a representar a los 3 millones y medio de bonaerenses que se manifestaron contra el ajuste. Este objetivo de silenciar a la oposición tiene que ver con el ajuste, para que se hable de otras cosas en vez del aumenta de las naftas, de la jubilación”, indicó Cristina tras presentar un escrito y declarar por una hora frente al juez por la denuncia en su contra presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman , a raíz de la firma del Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán.