Abogados de EE.UU. demuestran inadmisibilidad de «pseudo-evidencia» de Amnistía Internacional en el caso Pegasus de Marruecos

428

Tánger, Marruecos. Feb. 26, 2023, (MAP).- Un grupo de abogados norteamericanos especializados en el manejo de casos de ciberseguridad destacaron el sábado en Tánger, la inadmisibilidad legal de las «pseudo-evidencias» contenidas en los informes de Citizen Lab, Amnistía Internacional y Forbidden Stories sobre el supuesto uso del software Pegasus por parte de ciertos países.

Ante la Comisión Nacional de Control de Protección de Datos Personales (CNDP), el abogado norteamericano del Colegio de Abogados de Nueva York, Tor Ekeland, afirmó que las supuestas pruebas aportadas por las referidas organizaciones eran «inadmisibles» por un tribunal federal estadounidense porque se basan en la «ciencia basura».

“Lo primero que hace un tribunal estadounidense al revisar la evidencia científica es ver si esa evidencia cumple con el principio de reproducibilidad”, dijo. Sin embargo, apuntó, los resultados de Citizen Lab de ninguna manera pueden ser reproducidos, lo que en sí mismo constituye una «señal de alerta».

Además, prosiguió, «lo primero que noté en este caso fue el carácter particularmente vago y ambiguo de las conclusiones de Amnistía Internacional y compañía». El informe de las organizaciones antes mencionadas simplemente cita «rastros» de una supuesta presencia de Pegasus, sin dar ninguna explicación de lo que significan esos rastros, observó Ekeland.

De manera similar, continuó el abogado estadounidense, el otro concepto en el que se basan los tribunales estadounidenses en el examen de cualquier evidencia científica es el de «refutación». “Lo que están haciendo Amnistía y Citizen Lab es, en mi opinión, muy peligroso, porque están promoviendo algún tipo de ciencia basura y haciendo acusaciones que no pueden corroborar porque nadie más sabe. Hicieron algunas pruebas”, dijo.

De acuerdo con esto, el abogado canadiense con sede en Nueva York, Michael Hassard, también especialista en casos de TI, explicó que cuando se envía evidencia científica para su análisis, a menudo puede estar sujeta a un ‘sesgo de confirmación’.

“Cuando las huellas dactilares se usaron por primera vez en medicina forense, estaban sujetas a este sesgo de confirmación, y lo mismo sucedió con los escaneos de cabello, los registros dentales e incluso los escaneos de ADN”, recordó.

Citó, al respecto, el libro que trata sobre esta cuestión y publicado por el abogado de la organización estadounidense The Innocence Project, Chris Fabricator, titulado «Junk Science and the American Criminal Justice System». Los métodos para el análisis científico de la evidencia en ciberseguridad e informática son relativamente nuevos y están lejos de ser infalibles, descubrió Hassard.

DEJA UNA RESPUESTA