Intelectual geopolítico norcoreano asegura que la península coreana no es centro de las estrategias de EE.UU.

1136

Pyongyang, RPDC.- Jun. 24, (ACNC).- El comentarista de asuntos internacionales, Kang Jin Song, hizo público este sábado un artículo intitulado «La Península Coreana no es el teatro de acción de las propiedades estratégicas de EE.UU.».

El texto completo va como sigue:

En estos tiempos, se agranda la esfera de movimientos de las propiedades estratégicas norteamericanas en el aire, el mar y el espacio submarino del contorno de la Península Coreana.

Desde el comienzo de este año, EE.UU. introdujo de manera simultánea, múltiple y sucesiva sus enormes propiedades estratégicas, tales como los bombarderos estratégicos B-1B, los cazas Stealth F-35 y el portaaviones nucleares Nimitz, diciendo que aumentaría de continuo la frecuencia y la intensidad de ubicación de esos medios en la Península Coreana.

Entre los días 16 y 22, ancló el submarino de propulsión nuclear Michigan en la base operacional de Pusan en el Sur de Corea.

EE.UU. dice abiertamente ahora las palabras amenazantes a la RPDC anunciando que Michigan es el submarino de máximo nivel mundial, cargado de más de 150 misiles cruceros Tomahawk con un alcance de 2 mil 500 kilómetros.

Como se ve, la escalada de despliegue imprudente de los bienes estratégicos contra otra parte beligerante en la Península Coreana donde existe la delicada estructura de fuerzas, o sea, el arma nuclear vs. el arma nuclear, toma como premisa la irreparable consecuencia catastrófica para la paz y seguridad de la región y el resto del mundo.

A sabiendas de eso, EE.UU. introdujo el submarino de propulsión nuclear en la Península Coreana tan pronto como concluyera los «ejercicios combinados de fuego para el exterminio», iniciados a partir del 25 de mayo pasado con los belicistas surcoreanos movilizando las fuerzas terrestres, navales y aéreas en su conjunto.

Este hecho es una prueba evidente de la locura agresiva militar de las fuerzas hostiles que se torna cada día más grave.

Lo que no se puede ocultar es que la reciente entrada de Michigan en el Puerto de Pusan es el ensayo del futuro emplazamiento de los submarinos nucleares estratégicos de EE.UU. en la Península Coreana.

La opinión pública interna y externa estima unánimemente que el objetivo de introducción del submarino de EE.UU. reside en adquirir las experiencias operacionales necesarias al despliegue de los submarinos nucleares estratégicos en la Península Coreana, según la «Declaración de Washington».

Nos fijamos en lo que significa la llegada de Michigan al Puerto de Pusan y en el intento que abriga ella.

Como el preludio trae la melodía principal, es una cuestión de tiempo que la entrada de Michigan redunde en el emplazamiento de los submarinos nucleares estratégicos de EE.UU. en la Península Coreana.

Se amplían a cada minuto, tanto en su dimensión como en su modo, las preocupantes acciones militares de EE.UU. y sus satélites.

Esta realidad plantea a la RPDC la prioridad de que tome las medidas defensivas de carácter más preventivo para preservar la seguridad e intereses del Estado con las acciones evidentes que pueden sentir en carne propia las fuerzas hostiles.

Al mismo tiempo, urge que alcance a toda velocidad las metas claves de desarrollo del potencial de defensa nacional, destinadas a perseguir y juzgar de manera más científica y en tiempo real el ambiente de seguridad de la Península Coreana que se renueva cada día, y superar las inminentes amenazas militares y los desafíos perspectivos para la seguridad.

Cuanto más se acerque el blanco, tanto más grande y claro se verá. Las potencias nucleares justicieras del Noreste Asiático, incluida la RPDC, no estarán nunca con brazos cruzados ante la obstinada ubicación de medios estratégicos nucleares del imperialismo norteamericano en la Península Coreana, la cual acarrea el nubarrón termonuclear a la región.

Ahora no es el tiempo en que EE.UU. esté absorto en complacer a sus lacayos.

EE.UU. debe tener presente que la Península Coreana es una zona demasiado peligrosa para el libre acceso de sus bienes estratégicos y que tales movimientos producirán lo que más le disgusta ver, es decir, la medida de incremento de las fuerzas armadas nucleares de la RPDC. -0-

DEJA UNA RESPUESTA