Partido del pueblo

124

El Dirigente Kim Jong Il que desde el 19 de junio de 1964 inició la labor en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea prestó esfuerzos ingentes a hacer del PTC la organización política que sirve con total entrega al pueblo.

Presentó el mejoramiento de la vida poblacional como el principio máximo de las actividades partidistas y lo llevó a la práctica en toda su vida.  En eso dio la atención primordial al problema alimentario.

Visitó un buen número de aldeas rurales entre otras la comuna Chongsan del municipio Kangso de la ciudad de Nampho y la Wonhwa del distrito Phyongwon de la provincia Phyong-an del Sur, donde dilucidó en detalle los medios destinados a aumentar la producción agrícola.

Específicamente, a finales del siglo pasado cuando el país sufría las dificultades pésimas tomó la iniciativa de estandarización de tierras cultivables y la dirigió con orientación acertada.

Gracias a sus esfuerzos incansables esa estandarización se llevó a feliz término primero en la provincia Kangwon y luego en muchas localidades como las provincias Pyong-an del Sur y Hwanghae del Sur, de resultas que se incrementó mucho la producción agrícola.

Bajo su dirección se lograron también éxitos lucientes en los sectores destinados a mejorar la vida poblacional entre otros en la ganadería, fruticultura y pesca.

Asimismo, prestó atención a construir mejores bases de vida cultural y estética del pueblo. Como resultado se reconstruyeron muchos lugares de recreación cultural en los montes pintorescos como Chilbo y Kuwol.

Gracias a Kim Jong Il quien encuentra la alegría y el valor de vida en la creciente felicidad de la población, el PTC se ha fortalecido como una organización que existe por la dicha del pueblo.

No permitió la violación de demanda e intereses del pueblo, por muy pequeña que sea, y estableció en todo el Partido el ambiente de respetar y amar al pueblo.

Desde los primeros días de la dirección revolucionaria consideraba como cosas imperdonables el abuso de autoridad y el burocratismo en el Partido que da prioridad máxima a la demanda e intereses del pueblo y los toma como absolutos.

Hizo librar, en todas las instancias partidistas, la lucha por rechazar tales fenómenos anormales para que todos los funcionarios fueran servidores fieles a los habitantes.

La historia del PTC de servir con total entrega al pueblo se continúa hoy también por el Secretario General Kim Jong Un.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA