Máximo Dirigente Kim Jong Un visita el cementerio de mártires chinos

62

Pyongyang, RPDC. Oct. 22. (ACNC).- Con motivo del 70º aniversario de la participación del Cuerpo de Voluntarios del Pueblo Chino en la guerra coreana, el Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la RPDC y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC, acudió al Cementerio de los Mártires del Cuerpo de Voluntarios del Pueblo Chino, situado en el distrito de Hoechang de la provincia de Phyong-an del Sur, para rendirles homenaje.

Estuvieron presentes en la ocasión los miembros del Presidium del Buró Político del CC del PTC, Choe Ryong Hae, Ri Pyong Chol y Kim Tok Hun, y los miembros del Buró Político del CC del PTC, Pak Jong Chon, Kim Jae Ryong, Ri Il Hwan y Kim Hyong Jun.

Se encontraban igualmente el canciller Ri Son Gwon, los comandantes de los tipos de fuerzas armadas del EPC, el almirante Kim Myong Sik y el general de ejército de las fuerzas aéreas, Kim Kwang Hyok, el presidente del Comité del PTC en el distrito de Hoechang, Ri Yong Chol, y el presidente del Comité Popular en el mismo distrito, Kim In Chol.

Estaba enfilada ahí la Guardia de Honor del EPC.

Cuando el Máximo Dirigente llegó ante el cementerio junto con los cuadros del partido, el gobierno y el ejército, se interpretaron solemnemente los himnos nacionales de la República Popular China y la República Popular Democrática de Corea.

Mientras resonaba la música de la ocasión, quedaron depositados el cesto de flores a nombre del Máximo Dirigente del partido, el Estado y las fuerzas armadas y los otros a títulos del CC del PTC, la Comisión Militar Central del PTC, el Comité de Estado de la RPDC, el Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC, el Consejo de Ministros de la RPDC y el Ejército Popular de Corea.

En sus cintas se leían las dedicatorias «Serán inmortales los mártires del Cuerpo de Voluntarios del Pueblo Chino».

El Máximo Dirigente guardó un momento de silencio en memoria de los mártires chinos.

A continuación, él visitó la tumba de Mao Anying en el cementerio.

Fue depositada al pie de la tumba el cesto floral en su nombre que llevaba en la cinta las dedicatorias «¡Al mártir Mao Anying!».

Luego de rendirle homenaje, él recorrió las tumbas de los mártires chinos junto con los cuadros acompañantes del partido, el Estado y las fuerzas armadas.

Recordó con emoción que aunque pasaron 70 años desde la incorporación de los excelentes hijos del hermano pueblo chino en la sagrada Guerra de Liberación de la Patria del pueblo coreano, siguen frescos en la memoria de éste las inmortales proezas y méritos heroicos del Cuerpo de Voluntarios del Pueblo Chino que bajo la bandera de «Resistir a los yanquis, ayudar a Corea, y defender el hogar y el país propios», apoyaron y ayudaron con sacrificio a Corea en las circunstancias muy difíciles.

La participación del cuerpo chino en la guerra coreana hizo aporte histórico a la gran victoria en la Guerra de Liberación de la Patria, apuntó y prosiguió que pese al paso de tiempo y cambio de siglos, reviste hoy también un significado realmente enorme ese triunfo que alcanzaron a costa de sangre los militares y habitantes de ambos países compartiendo la vida y muerte y las alegrías y penas a partir del credo de que es inseparable el destino de sí mismos.

Nuestro partido, gobierno y pueblo no olvidarán nunca el noble espíritu y disposición de sacrificio de los oficiales y soldados del cuerpo chino, quienes combatieron valientemente ofrendando su valiosa juventud y vida sin temer la muerte en la sagrada guerra contra los agresores imperialistas, destacando que la sangre roja derramada por ellos está filtrada por doquier del territorio patrio.

DEJA UNA RESPUESTA