Lo mejor de todo a los niños

410

Lo mejor de todo a los niños, esto es el principio de actividades del Partido del Trabajo de Corea y el Gobierno.

En la RPD de Corea se conceden a los pequeños las mejores cosas.

Los palacios para niños lo muestran elocuentemente.

En varios lugares del país se puede ver tales palacios entre otros el de Pyongyang en la colina Jangdae y el de Mangyongdae en el reparto Kwangbok de la capital.

El Palacio de Escolares y Niños de Pyongyang inaugurado en 1963 ocupa un área de 110 mil metros cuadrados con una superficie total construida de 50 mil metros cuadrados. El edificio mide 48 metros de alto. Cuenta con más de 500 salas para fines investigativos de ciencias social y natural, literatura, arte, deporte, industria, agricultura y otras actividades. Además, el teatro con 1 100 asientos, el salón de deporte con capacidad para 500 personas, el local de prácticas al aire libre y la biblioteca con decenas de miles de libros. En el décimo piso hay el observatorio astronómico y el mirador. Cada día lo visitan muchos pequeños para cultivar el talento. El de Mangyongdae, construido en 1989 y reconstruido en 2015, es también un lugar favorito de los niños capitalinos. A lo largo y ancho del país están levantados más de 100 casas culturales de escolares y niños que juegan el mismo papel y misión que aquellos palacios.

También los campamentos de niños se encuentran en muchos lugares pintorescos del país, entre otros, a orillas del lago Samji situado a la falda del Paektu, monte sagrado de la nación coreana, en el monte Myohyang, en Songdowon a la costa del Mar Este, en el monte Ryong-ak en las afueras de Pyongyang, etc.

En últimos años ellos se reconstruyen conforme al gusto estético moderno y a la tendencia de desarrollo del arte arquitectónico.

El Campamento Internacional de Niños de Songdowon (construido en 1960), reconstruido en 2014 es un ejemplo representativo. Sus edificios e instalaciones dotados de equipos modernos, incluyendo la casa de amistad internacional, los pabellones, el polideportivo, la piscina, el campo deportivo, el estanque de juegos y el sitio de tiro con arco al aire libre, muestran bien la atención estatal a los niños en la Corea socialista.

En la RPD de Corea ven en el nacimiento de trillizos síntomas de prosperidad nacional. Desde antes de nacer, ellos se someten a la máxima asistencia médica y después de nacidos, se les regalan el cuchillo incrustado de plata para varón y el anillo de oro para hembra.

En el año 2013 se inauguró el Hospital Pediátrico de Okryu dotado de equipos médicos de punta. Están acondicionadas allí salas de estudio y juegos donde los enfermos reciben la enseñanza correspondiente o se divierten durante la hospitalización. Las paredes del edificio con muchos dibujos adecuados a la psicología infantil se asemejan a un museo de pinturas.

En este país los huérfanos crecen felices sin preocupación alguna.

En la capital Pyongyang y otras localidades se levantaron las casas cuna, jardines infantiles y las escuelas primarias y secundarias para huérfanos. Por ejemplo, la casa-cuna y el jardín infantil para huérfanos de Pyongyang construidos en 2014 cuentan con salas de crianza, educación, ejercicios, juegos intelectuales y tratamiento médico. Todo el ambiente de la vida incluyendo instalaciones y equipos deportivos y recreativos y muebles está acondicionado de acuerdo con las características psicológicas correspondientes a la edad de niños y para fomentarles facultades intelectuales.

Asimismo, el Estado se responsabiliza de todas las cosas necesarias a la enseñanza y crecimiento de los niños y se las suministra con prioridad.

Gracias a la enseñanza general obligatoria de 12 años, la totalidad de niños estudia gratis. Se establecen filiales en puntos recónditos insulares para unos pequeños y circulan trenes, autobuses y barcos para escolares que viven en aldeas solitarias y apartadas. El Estado suministra a todos los párvulos los productos lácteos y otros alimentos nutritivos, y a todos los estudiantes los uniformes y artículos escolares, lo cual constituye una política invariable del Partido del Trabajo de Corea y el Gobierno.

La sociedad internacional echa vistas envidiosas a edificios magníficos y equipos modernos destinados al crecimiento de generaciones crecientes en la Corea socialista y rinde tributo al amor ilimitado a ellas que profesa el Presidente de Asuntos Estatales, Kim Jong Un.

El mandatario coreano tiene una noble concepción sobre nuevas generaciones de que no hay nada que escatimar para los niños; la egresión del Estado para ellos no es una pérdida y el futuro de la patria despunta más con mayores inversiones para ellos. Bajo su minuciosa atención, en la RPD de Corea se da lo mejor de todo a los niños antes que nadie.

 

DEJA UNA RESPUESTA