La idea Juche y la causa mundial por la independencia

274

Todos los países son igualitarios e independientes. Por lo tanto, es natural establecerse entre ellos las relaciones equitativas e imparciales, ajenas a las de dominación y subyugación, independientemente de la extensión y el nivel de desarrollo económico.

Es menester democratizar la sociedad internacional para no tolerar la arbitrariedad y tiranía de países particulares y permitir a todos los países ejercer a plenitud los derechos independientes. Solo con eso es posible construir un nuevo mundo independiente en que se haya materializado plenamente la independencia de todos los países y naciones.

Actualmente se libra a escala mundial una vigorosa lucha por rechazar toda clase de dominación y subyugación, lograr el desarrollo independiente, establecer las relaciones internacionales basadas en la independencia y realizar la democratización de la sociedad internacional.

La realidad comprueba la justeza de la idea Juche que aclaró la verdad de que con nada pueden detener las aspiraciones a la independencia de países y naciones.

La idea Juche es la doctrina de que las masas populares son dueñas de la revolución y la construcción, y que la fuerza que las impulsa también reside en ellas. Es decir, el hombre es el dueño de su propio destino y posee el poder para forjarlo.

La idea Juche, que refleja correctamente la aspiración de la humanidad a la independencia y la tendencia de la época, da respuestas científicas a los importantes problemas que surgen en la forja del destino del país y la nación.

Los problemas de principio aclarados por la idea Juche entre otros, el de frustrar tajantemente las maniobras hegemónicas del imperialismo y fortalecer la unidad y la cooperación de los pueblos que defienden la independencia, el de impulsar con energía el Movimiento No Alineado y luchar contra la política despótica del imperialismo en todas partes del mundo, sirven de guía en consolidar la unidad internacional de las fuerzas independientes antiimperialistas.

El Presidente Kim Il Sung creó la idea Juche. Eso fue un acontecimiento histórico que trajo un viraje radical en la lucha por forjar el destino de las masas populares. En todo el curso de la revolución coreana él materializó cabalmente esa doctrina gracias a lo cual el pueblo coreano se hizo el dueño del Estado soberano y la Corea, un país socialista independiente en la política, autosostenido en la economía y fuerte en la autodefensa.

El Dirigente Kim Jong Il profundizó y sistematizó la idea Juche mediante las actividades ideo-teóricas incansables incluyendo la publicación de la tesis «Sobre la idea Juche» publicada en marzo de 1982 para que ella brillara más como eterna idea directriz de la revolución coreana y la causa mundial por la independencia. La RPD de Corea que la toma como eterna guía rectora lleva a cabo con éxito la construcción de potencia socialista pese a las pésimas adversidades debidas a intensa campaña de aplastamiento, bloqueo y sanción de las fuerzas aliadas imperialistas.

Hoy el estudio de la idea Juche se libra a escala planetaria bajo un ordenado sistema incluyendo los grupos de estudio y divulgación, las organizaciones continentales y el Instituto Internacional. Y se efectúan activamente los seminarios de ella a escala internacional.

En 2012 se celebró con solemnidad la Conferencia Mundial de la Idea Juche en Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea, país fundador de esa doctrina, con motivo del centenario del nacimiento del Presidente Kim Il Sung.

En la actualidad los seminarios de estudio de la idea Juche se realizan sin cesar por grupos, países y regiones, lo cual confirma una vez más la gran influencia de ella.

Bajo la bandera de la idea Juche, la causa mundial por la independencia avanza con pasos firmes superando todos los desafíos y dificultades de la historia.

 

DEJA UNA RESPUESTA