Estimado compañero Kim Jong Un pronuncia discurso de conclusión en 19ª reunión ampliada del BP del VIII Período del CC del PTC

170

Pyongyang, RPDC. Ene. 25, 2024, (ACNC).- El Secretario General del Partido del Trabajo de Corea, Kim Jong Un, pronunció el día 24 en la 19ª reunión ampliada del Buró Político del VIII Período del Comité Central del PTC el discurso de conclusión «Para dar un impulso fuerte a la ‘política de 20×10 para el desarrollo local’ del Partido» que sigue:

Compañeros;

La 19ª reunión ampliada del BP del VIII Período del CC del Partido discutió y decidió con seriedad las medidas de ejecución de la «política de 20×10 para el desarrollo local», que permitirá lograr posteriormente un desarrollo seguro y vertiginoso de la economía local y dar un gran impulso a la prosperidad integral del Estado, y los asuntos para terminar con prisa las obras principales que se impulsan como política.

De veras, ha tomado la opción y decisión importantes e históricas.

Así se inició nueva revolución orientada a eliminar en los 10 años próximos los atrasos del siglo latentes en las localidades y satisfacer el anhelo de la población local, se tomaron las medidas que harán posible llevar a feliz término los asuntos importantes para el fomento de bienestar del pueblo, y se dará un enorme vigor a nuestra lucha gigantesca hacia el desarrollo integral del socialismo.

Es muy grande la significación estratégica de la presente reunión ampliada del BP y estoy muy complacido de que se hayan aprobado en esta ocasión las resoluciones importantes que patentizan los principios fundamentales de lucha y las líneas del Partido y el carácter popular de que ellos están penetrados.

A través de esta sesión, nuestro Partido determinó las medidas de todos los ámbitos, que hacen viable desarrollar la industria local de manera simultánea, muy equilibrada, integral, eficiente y original, y preparó la garantía de su ejecución, hecho que levantó un jalón trascendental en la historia de su lucha librada a lo largo de casi 80 años desde su fundación orientando lo todo por el bien del pueblo.

Como he mencionado ya, no es un problema fácil de decidir el cumplimiento simultáneo de las dos etapas de la revolución, al formar otro frente enorme para abrir nueva fase de desarrollo de la industria local de todo el país cuando marcha en gran medida a lo largo y ancho del país la construcción de viviendas rurales, que es otra obra tremenda y audaz, nunca vista antes, para eliminar definitivamente los atrasos del campo.

Pero, tomamos la decisión importante de desplegar sin vacilación alguna la nueva lucha porque el anhelo de la población local es precisamente el de nuestro partido y el desarrollo de industria local significa el de las regiones que traerá la prosperidad y crecimiento generales del Estado.

En esta ocasión, he subrayado de nuevo que acelerar la construcción de una sociedad rica y civilizada donde lo todo se desarrolla al mismo tiempo al reducir en todas las esferas las diferencias entre la ciudad y el campo y entre el centro y las localidades y, en particular, prestar la atención primordial a fomentar el bienestar de los habitantes locales, proteger sus derechos e intereses y mejorar el ambiente de vida de las localidades y zonas rurales constituyen el principio importante, que debe mantener en la época actual nuestro Partido, y su tarea de lucha política a ser cumplida sin falta para transitar a la era de desarrollo integral del socialismo.

Debemos convertir sin falta y de modo impecable en un gran cambio las resoluciones significativas de hoy con acciones audaces al fomentar la tradición y temperamento de lucha, propios de la revolución coreana, que están penetrados de la innovación y avance continuos.

Compañeros;

El apoyo fervoroso de todos los participantes, que ha caldeado todo el momento la sede de esta reunión, me hizo percibir, tal como es, el ambiente más animado que nunca en todo el país y pude confirmar de nuevo la justeza de nuestra decisión al ver la sinceridad de ustedes que toman parte en la discusión de agenda con una posición responsable y activa, hecho que me da gran fuerza y me pone complacido por poder abrigar el optimismo de las perspectivas de nuestro trabajo.

Convencido de que por esta razón, nuestra obra nueva para los habitantes queridos tendrá un proceso y conclusión perfectos y sustanciales, al igual que su inicio conmovedor, quisiera subrayar algunos problemas importantes, surgidos en la ejecución cabal de los artículos discutidos y decididos profundamente en la presente reunión del BP.

Para lograr desde este año el resultado exitoso de la «política de 20×10 para el desarrollo local», hay que proyectar y dirigir concreta y sustancialmente los quehaceres para su materialización.

Sobre todo, es menester establecer en las ciudades y distritos de todo el país un ordenado sistema de trabajo para construir las fábricas de industria local.

Esto resulta importante en cualquier cosa.

Se construyen cada año, sin ninguna falta, las viviendas para diez mil núcleos familiares porque la obra de repartos residenciales para 50 mil núcleos familiares en esta capital se impulsa fuertemente a base de un ordenado sistema de trabajo.

Asimismo, hay que establecer primero un correcto sistema de trabajo para construir cada año sin falta las fábricas de industria local en 20 ciudades y distritos.

El «comité no permanente para el impulso de la política 20×10 para el desarrollo local», que será organizado en lo adelante, deberá consolidar su capacidad de control luego de establecer el ordenado sistema de controlar y dirigir de manera unificada todos los trabajos vinculados con la construcción de las fábricas de industria local y los preparativos de su operación desde el diseño hasta el abastecimiento de materiales y fondos y el acondicionamiento de las bases de materias primas.

Es imprescindible que estrechen la cooperación entre sí los integrantes de ese comité como los funcionarios de los departamentos del CC del Partido, el Ministerio de Defensa Nacional y los ministerios y órganos centrales correspondientes.

El Partido exige remodelar las fábricas de industria local como las del distrito de Kimhwa.

Esto significa que se debe garantizar como ellas el nivel de modernización y condiciones cultas de trabajo y vida, pero no definir uniformemente los tamaños de plantas, al igual que ese distrito, destacó el Secretario General y agregó que la dimensión debe ser determinada a base del buen cálculo del número de habitantes y sus necesidades, la situación económica y condiciones geográficas naturales de cada ciudad y distrito.

Resulta especialmente importante garantizar los diseños convenientes a las situaciones concretas de cada ciudad y distrito y establecer un estricto sistema de deliberación tripartita entre las entidades de diseño, ejecución de obra y operación, para que no surjan inconvenientes durante el funcionamiento de las plantas, enseñó.

A la hora de escoger el solar de una fábrica, hay que pensar primero si este local puede satisfacer las condiciones necesarias para la operación de planta, inclusive el suministro de electricidad y aguas de uso industrial, y ocupa una posición favorable para el transporte y, en particular, tomar en cuenta si puede causar alguna incomodidad a los habitantes, instruyó.

Diciendo que ha colocado al frente de la lucha por el desarrollo de industria local al Ejército Popular más vigoroso y combativo, apuntó que este cuerpo armado debe ser el abanderado y protagonista en la campaña magna por cumplir esta tarea revolucionaria, anhelada por el Partido, y preservar su honra de creador y defensor de la felicidad del pueblo.

Tras referirse al problema de introducir alto sentido de responsabilidad en la inspección y control sobre todos los procesos de construcción y el de suministrar a tiempo los materiales necesarios, resaltó la importancia de definir el nivel de modernización de equipos para las fábricas de industria local a lo más alto que el del distrito de Kimhwa.

Al paralelo de la construcción, hay que impulsar con previsión las labores para normalizar y revitalizar la producción en las fábricas de industria local, recalcó e instó a los comités partidistas de las ciudades y distritos que acepten como trabajo suyo la labor para incrementar la capacidad productiva de las bases de materias primas y la impulsen con tesón movilizando ideológicamente a los funcionarios, militantes del partido y trabajadores de las respectivas zonas.

También hizo referencia a la misión de modernas fábricas de industria local, construidas en las ciudades y distritos, de producir muchos artículos de buena calidad, los favoritos del pueblo, al prestar mucha atención al mejoramiento cualitativo.

Al igual que el largo viaje comienza con el primer paso y la buena partida puede hacer vigoroso el próximo paso, se puede impulsar anualmente sin falta la edificación de fábricas de industria local previendo la posibilidad segura del triunfo de la «política de 20×10 para el desarrollo local», presentada por el Partido, si se concluye con éxito la misma obra planeada para este año, señaló y añadió que se ha tomado una medida del partido que exige a los miembros del BP encargarse cada uno de una ciudad o distrito para dar impulso fuerte a la construcción de ese tipo.

Los secretarios responsables de los comités partidistas en las provincias, ciudades y distritos son precisamente el organizador y ejecutor directo del cumplimiento de dicha política, dijo el Secretario General y continuó que ellos deben asumir voluntariamente los trabajos urgentes e imprescindibles y cumplir bien sus responsabilidades preocupándose y pensando siempre en el desarrollo de las respectivas zonas y el mejoramiento de la vida poblacional.

En particular, el CC del PTC evaluará el partidismo, la afinidad al pueblo y la responsabilidad de los secretarios responsables tomando en consideración el estado de ejecución de la política de desarrollo local, apuntó.

Instruyó a los secretarios responsables de los comités partidistas provinciales preparar las bases de materias primas para poner realmente en operación las fábricas de industria local de 2 ciudades o distritos, a ser construidas este año, realizar con responsabilidad la formación de obreros calificados e informar su resultado a finales del año al Pleno del CC del PTC.

Prosiguió que los presidentes de los comités populares de las provincias, ciudades y distritos deben elevar la responsabilidad y papel en el cumplimiento de la política de desarrollo local como cabezas de familia encargadas de la vida de los habitantes locales y luchar con total entrega por propiciar la nueva era de cambio de localidades, unidos con el CC del PTC con la misma alma y voluntad.

La sección de dirección de la construcción de industria local a ser instaurada en el Departamento de Organización y Dirección del CC del PTC ha de realizar bien la dirección política sobre la ejecución de la «política de 20×10 para el desarrollo local» y garantizar por vía partidista su implementación, dijo y aclaró en detalles la misión y papel de esa oficina.

Mencionó que en la reunión de hoy, se tomaron las importantes medidas partidistas para la terminación rápida de obras importantes, previstas en la política, que se quedan inconclusas.

Es indispensable lograr este año también los cambios sustanciales, aplaudidos y esperados por el pueblo, dijo el estimado compañero Kim Jong Un y continuó:

Hoy en día, se nos presenta la tarea importante y honrosa de prepararle al pueblo las condiciones y ambiente de una vida más civilizada y feliz.

Les toca a los cuadros directivos del Partido y el gobierno, presentes aquí, materializar sin falta la resolución de esta reunión apreciando como línea de vida la gran confianza de decenas de millones de habitantes y dando pruebas de su empeño y denuedo para hacer repercutir por doquier del territorio nacional las risas de felicidad del pueblo.

Lo que se debe tener bien presente y tomar conciencia es la mentalidad y actitud de servirle al pueblo.

Creo que el éxito o no de la magna labor revolucionaria, que nos propusimos, debe ser garantizado por la firme concepción sobre el pueblo de nuestros cuadros directivos y funcionarios, antes de la disposición o no de los fondos, materiales y mano de obra y la posibilidad de su suministro y de la minuciosidad de operaciones económicas.

Habría que tener siempre presente qué significa el pueblo para nosotros y para qué y para quién hemos asumido por sí solos este trabajo enorme aun en el tiempo tan difícil.

Se pondrá a la vista, no en un futuro lejano sino como realidad cercana, la nueva era de transformación de localidades, gracias a la línea y orientación de lucha más acertadas, indicadas por nuestro Partido, las experiencias ya acumuladas y las firmes potencialidades de la economía autárquica.

Les compete a todos los funcionarios responder sin falta y de modo incondicional a la gran confianza de nuestro pueblo, al cumplir con su misión y deber en implementar de una manera más cabal y perfecta la resolución aprobada en la reunión ampliada del BP de hoy.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA