Denuncia la RPDC, provocaciones abiertas de EE.UU. en maniobras militares en la península coreana

1026

Pyongyang, RPDC. Mar. 7, 2023, (ACNC).- El jefe de la oficina de información exterior de la Dirección de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 6 una declaración que va como así:

A pesar de nuestras reiteradas advertencias, EE.UU. sigue agravando de modo intencional la situación de la Península Coreana y su contorno.

Hoy, el bombardero estratégico nuclear norteamericano B-52 apareció otra vez al cabo de tres meses en la Península Coreana y desarrolló por quinta vez en este año los ejercicios conjuntos aéreos con el Sur de Corea. Esta provocación militar imprudente empeora aun más la situación regional.

El presente entrenamiento, seguido de los «ejercicios de aplicación de los medios del disuasivo ampliado» en febrero pasado, demuestra claramente que se impulsa en el nivel de batalla real el intento de EE.UU. de usar las armas nucleares contra nuestro Estado.

Debido a los actos irresponsables de EE.UU. y el Sur de Corea que se dedican sólo a la manifestación armada a contrapelo de la aspiración de la sociedad internacional por la distensión y la estabilidad de la situación, el peligro del estallido de guerra nuclear en la Península Coreana se lleva a la fase real desde la virtual.

Las frecuentes maniobras militares provocativas de EE.UU. contra la RPDC prenuncian el carácter agresivo de los ejercicios militares conjuntos EE.UU.-Sur de Corea de gran tamaño, que se iniciarán unos días después, y la gravedad de la agravación de la situación catastrófica que se emanará por el respecto.

Expresamos la profunda lástima a las manifestaciones armadas irresponsables y preocupantes de EE.UU. y el Sur de Corea que llevan a la coyuntura más imprevisible la situación de la Península Coreana y su contorno y demandamos fuertemente el cese inmediato de las acciones hostiles militares que vulneran la paz y estabilidad de la Península Coreana.

Si EE.UU. y el Sur de Corea siguen actuando como ahora, no hay la garantía de que no causaría el conflicto físico en la Península Coreana donde se encaran las enormes fuerzas armadas de ambas partes.

La sociedad internacional tiene que enviar a EE.UU. y el Sur de Corea una señal clara de paro inmediato de los ejercicios de guerra, respondiendo a los esfuerzos de la RPDC por la distensión de la Península Coreana y su contorno.

-0-

 

DEJA UNA RESPUESTA