Creación de una nueva historia de la economía independiente

138

Actualmente la economía de la República Popular Democrática de Corea se desarrolla de forma estable avanzando por el camino optado por ella misma, aun en medio de la fluctuación económica mundial. La comunidad internacional presta la atención a esta realidad, que es inimaginable al margen de las hazañas del Presidente  Kim Il Sung (1912-1994), acumuladas en edificar la economía independiente.

Para todos los países y naciones la prosperidad económica resulta de vital importancia, pero la estrategia para lograrla se difiere por cada país.

En cuanto a la construcción económica el Presidente mantuvo mantenido dos principios.

Uno de ellos reside en desarrollar la economía nacional con las propias fuerzas para no ser esclavo económico; otro en contar con sus propias y poderosas fuerzas económicas para enfrentar presiones y bloqueos de las fuerzas hegemónicas, inevitables y persistentes contra una nación decidida a vivir de manera independiente.

Construir, cueste lo que cueste, una economía nacional autosostenida que sirva a su pueblo, esto era un credo inconmovible del líder coreano.

Gracias a las típicas líneas sobre la construcción económica presentadas por el Presidente, como la línea básica de la construcción económica de dar preferencia a la industria pesada y desarrollar de forma paralela la industria ligera y la agricultura, la de la industrialización socialista, la de simultanear la construcción de la economía y la de las fuerzas de defensa nacional y la de la adecuación de la economía nacional a las condiciones del país, su modernización y la introducción de los últimos logros científicos, aun en el siglo pasado muy complicado, la RPD de Corea, otrora colonia semifeudal más atrasada, podía tener y consolidar en un corto tiempo una base material y económica sin la mínima desviación y fracaso.

A partir del punto de vista de que la poderosa industria pesada constituye lo más esencial en la economía independiente, el Presidente dirigió fuerzas primordiales al establecimiento de la estructura económica correspondiente.

La construcción de la industria pesada autóctona se realizó principalmente en tres rumbos: la estructura multifacética y universal; el apoyo en sus propios recursos naturales y la dotación con las técnicas modernas.

Para ello el Presidente hizo reformar la estructura de la industria pesada unilateral y desequilibrada, consecuencias de la prolongada dominación colonial del imperialismo japonés. Y orientó a fundar la nueva industria pesada con la maquinaria como centro y perfeccionar su estructura, y, al mismo tiempo, construir en todas partes del país modernas fábricas que sirven a la industria ligera, a la agricultura y a la mejora de la vida poblacional.

Además, se esforzó por construir las centrales eléctricas que se basan en los abundantes recursos domésticos, desarrollar la industria química sustentada del carbón y la piedra de caliza y establecer el sistema de producción de hierro apoyada en las propias materias primas y combustibles. E hizo impulsar la industrialización vinculándola estrechamente con la mencionada construcción de la industria pesada. Así se fundó en un corto plazo una moderna industria pesada y, sobre esta base, todas las ramas económicas se dotaron con técnicas avanzadas.

La estructura económica basada en la industria pesada, multifacéticamente desarrollada, dotada de avanzadas técnicas y apoyada en recursos domésticos, constituye una de las características importantes de la estructura de la economía establecida en el país asiático bajo la destacada dirección del Presidente Kim Il Sung.

DEJA UNA RESPUESTA