Túnez estropeó la relación Africa-Japón en la TICAD 8 e incumplió protocolos de hospitalidad internacional

93

Rabat, Marruecos- Ago. 27, 2022.- Hay tantas asociaciones internacionales que el mundo no conoce muchas de estas, algunas de ellas son zonales, regionales, hemisféricas o bilaterales. El Tokyo International Conference on African Development (TICAD) es una organización de este último tipo que agrupa a Japón con los países africanos con los que tiene relaciones diplomáticas…¡sólo con esos países!

Hace unos días, se le ocurrió a Túnez, como sede del TICAD 8, incluir a los separatistas del frente polisario, sin informar a nadie sobre esta acción. Esto se traduce como llevar a una persona indeseable sólo para estropear la fiesta de los festejados. Es algo que también afecta la tradición de la hospitalidad, porque arruina un acontecimiento con la presencia escondida de alguien que nunca fue invitado. En esta situación, el gobierno tunecino faltó a los principios protocolarios de las relaciones bilaterales al tratar de incorporar a una entidad que nunca ha sido reconocida por Japón. La determinación de ese gobierno magrebí, que hasta el momento ha enrarecido incluso a la lógica de muchos expertos geopolíticos, ocasionó el retiro de Marruecos por cuestión de violación a los principios de la ley internacional.

Sólo veamos cómo respondieron los demás países africanos que mantienen relación con Tokio a través de ese acuerdo bilateral:

El presidente de Guinea Bissau y actual presidente de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS), Sr. Umaro Sissoco Embalo, se retiró de la 8ª Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD), inaugurada el sábado en Túnez, para protestar contra la participación del «polisario».

Guinea Bisseau

El presidente de Guinea Bisseau, Umaro Sissoco Embaló, de plano no quiso siquiera entrar al foro de la Ticad 8, apenas se enteró que Túnez había invitado a los separatistas. De esa manera, estaba protestando contra una acción del gobierno tunecino en la cual dio al traste con una reunión que intentaba formalizar nuevos aspectos en la relación entre Africa y Japón.

Senegal

Esta decisión se vio reforzada por la posición de un gran número de países africanos, incluido Senegal, que lamentaron que esta reunión de Ticad estuviera marcada por la ausencia de Marruecos, miembro eminente de la Unión Africana, por falta de consenso en una cuestión de representación.

El presidente senegalés y actual presidente de la Unión Africana, Macky Sall, lamentó que la 8ª Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo Africano (TICAD), inaugurada el sábado en Túnez, haya estado marcada por la ausencia de Marruecos, «miembro destacado de la Unión Africana».

Islas Comoras

Las Islas Comoras lamentaron la ausencia de Marruecos, «un pilar de África», de la 8ª Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo Africano (TICAD 8), que se inauguró el sábado en Túnez.

“Me gustaría expresar nuestro pesar por la ausencia de Marruecos, pilar de África por razones de cumplimiento de las reglas establecidas hasta ahora para la organización de esta cumbre Ticad”, dijo el presidente de las Islas Comoras, Azali Assoumani, en la apertura de esta conferencia. Expresó el deseo de que «esto no afecte las expectativas de nuestros pueblos en esta asociación estratégica entre África y Japón».

Liberia

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de Liberia, Dee-Maxwell Saah Kematah, dijo que «Liberia quisiera expresar sus preocupaciones con respecto a esta Cumbre TICAD 8«, y destacó que si bien agradece la participación de cualquier delegación, ya sea de África o fuera del continente, en la Cumbre TICAD, “Queremos que esté dentro de las reglas de las invitaciones”. En efecto, el Ministro liberiano indicó que su país «lamenta la ausencia de Marruecos en esta Cumbre”“, expresando su “sorpresa por la presencia impuesta de delegaciones que no han sido debidamente invitadas de acuerdo con las reglas de invitación a la TICAD”. En este contexto, Kemayah «deploró el incumplimiento de las reglas establecidas conjuntamente con Japón, bajo las cuales se invita a personas o delegaciones a la Cumbre», por lo que pidió «respeto a las decisiones de la Unión Africana sobre el formato de participación en partenariado». reuniones”, así como la “suspensión de los trabajos de la Cumbre TICAD, hasta que se resuelvan los problemas relacionados con las invitaciones”.

Como estas, hay toda una cadena de respuestas que rechazan y descalifican la acción de Túnez como sede de la TICAD 8, sobre todo en un momento en que se necesitaba esclarecer políticas de desarrollo para el continente africano, mediante la intervención de una de las naciones más visionarias del mundo como es Japón.

Los que creemos que la verdad histórica va imponerse tarde o temprano en la cuestión de Sahara, sabemos también que el mundo puede evaluar de manera profesional sobre estas acciones de abierto encubrimiento a conflictos falsos y autocreados para vivir parasitariamente de ellos. Japón no es un país que le guste este tipo de canalladas, pues sus socios son miembros de alta talla internacional.

¿Qué dijo Japón?

En una nota verbal oficial distribuida por Japón el 19 de agosto de 2022 subraya explícitamente que esta invitación firmada conjuntamente es «la única y auténtica invitación sin la cual ninguna delegación estará autorizada a participar en TICAD 8», especificando que «esta invitación no «no está destinado a la entidad mencionada en la nota verbal del 10 de agosto de 2022”, es decir la entidad separatista, especificamos de la misma fuente, agregando que es en este contexto que se enviaron 50 invitaciones a países africanos que tienen relaciones diplomáticas con Japón y que, por tanto, Túnez no tenía derecho a establecer un proceso de invitación unilateral, paralelo y específico a la entidad separatista, contra la voluntad explícita del socio japonés.

El TICAD no es una reunión de la Unión Africana, sino un marco de asociación entre Japón y los países africanos con los que tiene relaciones diplomáticas, y es por lo tanto parte de asociaciones africanas, como las hay con China, India, Rusia, Turquía o Estados Unidos, y que solo están abiertos a Estados africanos reconocidos por el socio.

Ya sólo para concluir el tema, llama la atención que Túnez también haya irrespetado el fondo de la neutralidad y la referencia en el Comunicado al «respeto de las resoluciones de las Naciones Unidas» en relación con la cuestión del Sáhara. Sorpresiva e inexplicablemente, este país magrebí se abstuvo durante la adopción de la resolución 2602 del Consejo de Seguridad en octubre pasado, con lo cual se expuso absurdamente a una seria y legítima desconfianza sobre su apoyo al proceso político y a las resoluciones de las Naciones Unidas.

Túnez está ahora en el epicentro de un sismo no sólo zonal, regional ni hemisférico, sino mundial al haber violado las leyes de la hospitalidad internacional. Esto es algo que también sienta un precedente en las relaciones diplomáticas del siglo XXI en las que, seguramente moverá al mundo a revisar el tipo de relaciones que mantiene con sus socios. Habría que agradecerle al gobierno de Túnez porque después de esto, la comunidad internacional comenzará a depurar sus relaciones bilaterales.

¿Qué piensa Marruecos?

Faltando a los principios de la hermandad y fraternidad magrebí, Túnez dio la bienvenida al líder de la milicia separatista, argumentando una falsa disposición de recibir a «los invitados de Túnez en pie de igualdad». Lo peor y más artero encubrimiento es que ni el gobierno ni el pueblo tunecino han reconocido a lo que también califican como entidad títere. Marruecos lo consideró como un testimonio de un acto de hostilidad tan flagrante como gratuito, y que nada tiene que ver con la «tradición tunecina de la hospitalidad» que, en cualquier caso, no puede aplicarse a los enemigos de los hermanos y amigos, que siempre han estado al lado de Túnez en los momentos difíciles.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA