Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU respalda la Marroquidad del Sahara 

79

Rabat, Oct. 29, 2021 (MAP).- El ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, se congratuló, por la resolución 2602 del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que se refuerzan los logros alcanzados por el Reino en la cuestión del Sáhara, que han sido posibles gracias al compromiso personal y el seguimiento permanente de SM el Rey Mohammed VI.

«Marruecos se congratula de esta importante resolución por su contexto, su contenido y las posiciones expresadas durante su adopción (…), y que refuerza los logros del Reino en este expediente», declaró Bourita en una rueda de prensa celebrada tras la adopción de la resolución 2602 que prorroga por un año el mandato de la MINURSO, al tiempo que consagra, una vez más, la preeminencia de la iniciativa de autonomía marroquí para resolver el conflicto artificial en torno al Sáhara marroquí.

Esta resolución, adoptada con 13 votos a favor y dos abstenciones, es importante porque se produce en un contexto en el que Marruecos ha conseguido muchos logros desde la resolución de octubre de 2020, continuó.

Entre estos logros, el SG de la ONU citó en su último informe el aseguramiento del puesto fronterizo de El Guergarat y el restablecimiento de la libre circulación a su nivel, el reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la marroquidad del Sáhara y la apertura de varios consulados en las provincias del sur del Reino, precisó Bourita, subrayando que estos logros forman parte de los principales avances en este expediente.

La resolución 2602 aporta cinco respuestas «importantes» a las maniobras y agitaciones de los opositores a la integridad territorial del Reino, sostuvo el ministro.

La primera respuesta se refiere al formato del proceso, explicó, señalando que el Consejo de Seguridad ha afirmado que las mesas redondas, con la participación de todas las partes, son el único mecanismo de gestión.

La segunda se refiere a la finalidad del proceso, que debe conducir a una solución realista, práctica y basada en el compromiso. Según Bourita, estos calificativos causan la ansiedad entre las otras partes porque se refieren al plan marroquí de autonomía y descartan cualquier otra opción que no sea realista. El Consejo de Seguridad ha respondido a todas las maniobras realizadas en este contexto, dijo el ministro.

En cuanto a la tercera respuesta, agregó, Argelia, que se menciona 5 veces en la resolución, al igual que Marruecos, tiene una responsabilidad que asumir en este asunto. Sobre esta base, la resolución del Consejo afirma que Argelia está llamada a implicarse en todo el proceso político con vistas a su éxito.

El Consejo de Seguridad dio otra respuesta, la cuarta, en relación con la ruptura del alto el fuego. El órgano ejecutivo de la ONU expresó su «profunda inquietud» y «conocemos a la parte que anunció oficialmente su retirada de los acuerdos relacionados en un momento en que Marruecos había reafirmado su compromiso de respetar sus disposiciones», dijo Bourita, subrayando que la preocupación del Consejo de Seguridad envía un mensaje a las partes que ponen en peligro el alto el fuego para que asuman sus responsabilidades.

Según Bourita, se trata también de un mensaje contundente para Argelia y el polisario de que la comunidad internacional no permitirá ningún ataque a la estabilidad en esta región.

La quinta respuesta concierne los logros obtenidos por Marruecos durante las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad en los últimos años. A este respecto, Bourita mencionó los intentos de socavar estos logros, todos ellos recogidos hoy en la resolución 2602. Entre ellos, el ministro señaló el plan de autonomía como marco realista, práctico y creíble, y como única perspectiva de solución de la cuestión del Sáhara.

Bourita indicó que también se han hecho intentos en relación con la cuestión de los derechos humanos, y afirmó que el Consejo de Seguridad sabe distinguir entre el ensañamiento, la perturbación y la realidad. «Ni el mandato de la MINURSO ni la cuestión de los derechos humanos se mencionan en la resolución. Por el contrario, se menciona explícitamente el registro de las personas secuestradas y la responsabilidad del país que las acoge en Tinduf (…). El Consejo llama a su registro para que puedan preservar sus derechos frente a las violaciones del derecho internacional humanitario», insistió.

Lo mismo ocurre con los múltiples intentos de implicar en este proceso a organizaciones regionales como la Unión Europea y la Unión Africana. La resolución no hace referencia a esto, prosiguió Bourita.

Se trata de respuestas directas y claras que dio el Consejo de Seguridad a las maniobras y agitaciones que pretendían hacer creer que el Consejo iba a reconsiderar sus parámetros, subrayó el ministro, asegurando que la respuesta era clara en cuanto al formato, la finalidad y los verdaderos actores del proceso, así como los responsables de la ruptura del alto el fuego.

«Marruecos agradece a los países que han apoyado esta resolución, especialmente a Francia y Estados Unidos, que han expresado un gran apoyo a la propuesta de autonomía como único marco para resolver esta cuestión», añadió el ministro.

Asimismo, Bourita subrayó que Marruecos ha interactuado con serenidad con la adopción de la resolución, que considera como un «acontecimiento normal», a diferencia de otras partes que se esforzaban, en vano, por convertirla en un punto de inflexión.

En cuanto a los nombramientos de Staffan de Mistura como enviado personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara marroquí y de Alexander Ivanko, jefe de la Minurso, Bourita dijo que Marruecos, un Estado responsable, coopera con la ONU en el marco del respeto y de la transparencia y actúa de conformidad con los parámetros definidos por la resolución 2602 que son «claros y deben ser respetados».

El Consejo de Seguridad «decide prorrogar el mandato de la MINURSO hasta el 31 de octubre de 2022», indica el texto de la resolución presentada por Estados Unidos.

En este texto, el órgano ejecutivo de las Naciones Unidas ha confirmado una vez más la preeminencia de la iniciativa de autonomía, presentada por Marruecos el 11 de abril de 2007, saludando los esfuerzos «serios y creíbles» del Reino, reflejados en la propuesta marroquí.

DEJA UNA RESPUESTA