Marruecos rechaza ser interpretado como una «desalineación estratégica» por no haber votado en la ONU sobre la crisis ruso-ucraniana

116

Rabat, 02/03/2022 (MAP) – La no participación de Marruecos en la votación en la Asamblea General de la ONU sobre la crisis ruso-ucraniana es una decisión soberana, que no puede interpretarse como «una desalineación estratégica» o como «una posición contraria al derecho internacional y a la integridad territorial de los Estados».

Varios expertos en derecho internacional y geoestrategia precisaron, en declaraciones a la MAP, que la no participación de Marruecos en la votación de la AG de la ONU sólo puede analizarse como parte de un conjunto que incluye el primer comunicado del 26 de febrero y el segundo de hoy miércoles, del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero.

En estos dos comunicados, el ministerio subraya que Marruecos sigue con preocupación la evolución de la situación entre Rusia y Ucrania, reitera su apoyo a la integridad territorial y a la unidad nacional de todos los Estados miembros de la ONU, recuerda el compromiso de Marruecos con el principio de no utilización de la fuerza para el arreglo de los diferendos entre Estados y alienta todas las iniciativas y acciones que promuevan un arreglo pacífico de los conflictos.

Los expertos consultados por la MAP indicaron a este respecto que «la posición de Marruecos se basa en intereses y principios, y no puede interpretarse en ningún caso como una desalineación estratégica”. Marruecos, como nación escuchada y respetada a nivel internacional, es considerado con razón como una potencia regional fiable con la que cuentan tanto los antiguos como los nuevos socios estratégicos, subrayó el presidente del Centro Marroquí de Estudios e Investigaciones Estratégicas (CMERS), Tareq Atlati.

Como Estado soberano, las decisiones de Marruecos tienen en cuenta la paz y la seguridad en el mundo, explicó Atlati, recordando que desde el inicio de esta guerra, Marruecos ha reiterado su compromiso con la integridad territorial y la unidad nacional de todos los Estados, y recuerda su principio de no usar de la fuerza para resolver los diferendos entre Estados.

Es en este marco que se inscribe la no participación de Marruecos en la votación de la Asamblea General en la ONU, ya que la soberanía marroquí, como siempre, destaca por su equilibrio y sabiduría, señaló. Por su parte, el director del Centro Estratégico sobre el Sáhara y África, Abdelfattah El Fathi, subrayó que Marruecos valora mucho las cuestiones relacionadas con los derechos humanos, la protección de las vidas y el respeto de la soberanía de los Estados, y es bajo este prisma que el Reino siempre ha llamado al respeto de los principios de seguridad y paz internacionales.

La política exterior de Marruecos siempre ha hecho del no uso de la fuerza militar un principio constante en la resolución de los conflictos internacionales, y siempre ha observado la posición de neutralidad positiva, lo que explica su adhesión al Movimiento de Países No Alineados, señaló.

Todas estas consideraciones, estimó Fatihi, pueden explicar la decisión del Reino de Marruecos de no participar en la votación en la Asamblea General sobre la crisis ruso-ucraniana, subrayando que Marruecos, que aboga por los consensos políticos para un equilibrio en las relaciones internacionales, toma la medida de la escalada de la situación y sus desastrosas consecuencias.

DEJA UNA RESPUESTA