La contradictoria vida de Sidi Mohamed Omar en Nueva York

302

Pocos conocen la labor que realizan los detractores para ocasionar el divisionismo y debilitar a las naciones. Los ha habido en todas las ideologías y religiones. Todos ellos coinciden en que causar la desinformación es el primer y más valioso paso que buscan para sacar provecho de cualquier situación política.

Uno de ellos es Sidi Mohamed Omar, quien opera en favor de la artificial rasd y actúa como representante de estos separatistas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Recientemente se publicó una lista de las características que lo identifican y que mantiene en secreto para evitar que lo conozcan abiertamente.

Mientras lugares como Wikipedia lo muestra como un experto en temas de paz y conflictos post-coloniales, en realidad en miembro del frente polisario, organismo que ha cometido numerosos abusos contra el mismo pueblo que dicen defender: los saharauíes.

El es el encargado de la diplomacia polisaria en el seno de la Asamblea general de la ONU, pero realizó varias misiones diplomáticas en Africa. Veamos algunos puntos que lo desenmascaran en su supuesta función como intermediador pacifistas.

En realidad, Sidi Mohamed Omar proviene de una tribu maliense, una minoría en los campamentos de Tindouf. Pasa la mayor parte de su tiempo en España donde vive su pequeña familia, mientras que para los saharauis es destinado a Nueva York.

Se autodenomina representante ante la ONU, en flagrante usurpación de calidad y función. Sabiendo que la ONU nunca ha otorgado acreditación al frente polisario.

La falta de una placa o identificación es una prueba evidente de que carece del reconocimiento del organismo internacional. Sin embargo, accede a la sede de la ONU pidiendo prestadas credenciales de delegaciones extranjeras. Esto lo hace actualmente a través de un estado miembro del organismo con conflictos de intereses con Marruecos.

Sidi Mohamed Omar gasta los fondos que deben destinarse a la población de los campamentos para llevar un estilo de vida tedioso en Nueva York y España. Hay testigos que afirman que, a menudo, se apropia indebidamente de la ayuda financiera brindada por la Iglesia, así como por las ONG europeas y estadounidenses.

Por todo esto, Sidi Omar busca que se le reconozca como alguien comprometido por encontrar una solución política y negociar el tema del Sahara marroquí, pero en realidad trabaja para perpetuar el conflicto, pues eso le permite continuar con el cómodo estilo de vida a través de beneficios económicos y materiales que obtiene de esa situación.

El doctor Adalberto C. Agozino lo exhibe en Total news como un individuo que «se pavonea en los foros internacionales y las cancillerías de sus aliados simulando el falso rol de diplomático de la inexistente rasd y que vive de privilegios a costa de la miseria de sus hermanos en los campamentos».

Foto: totalnewsagency.com

DEJA UNA RESPUESTA