El Rey Mohammed VI avala nuevas autoridades para el judaísmo marroquí

57

El rey Mohammed VI respaldó este miércoles una reorganización de la comunidad judía en Marruecos, un «componente» de la cultura nacional, durante un consejo de ministros que presidió excepcionalmente en el Palacio Real de Rabat.

Al término de este consejo, el ministro del Interior, Abdelouafi Laftit, presentó al monarca nuevas disposiciones relativas a la organización de la comunidad judía marroquí, según ha informado en una nota de prensa el portavoz del Palacio Real, Abdelhak Lamrini.

Estas medidas -“desarrolladas, en aplicación de las altas instrucciones reales”- “consagran el afluente hebreo como componente de la rica cultura marroquí de sus múltiples afluentes”, subraya la nota de prensa publicada por la agencia oficial MAP.

La comunidad judía marroquí, estimada hoy en 3.000 personas, sigue siendo la más grande del norte de África, a pesar de una partida masiva a Israel tras la creación del estado judío en 1948.

Presente desde la Antigüedad, reforzada en el siglo XV por la expulsión de los judíos de España, esta comunidad alcanzaba las 250.000 almas a finales de la década de 1940.

Los nuevos arreglos se redactaron luego de consultas con representantes y personalidades de la comunidad judía, según el comunicado real.

Establecieron un Consejo Nacional de la comunidad judía marroquí, responsable de «gestionar los asuntos de la comunidad y salvaguardar el patrimonio y la influencia cultural y de culto del judaísmo y sus auténticos valores marroquíes».

También prevén la creación de una Comisión de Judíos Marroquíes en el Extranjero que “trabaje para consolidar los vínculos de los judíos marroquíes establecidos en el exterior con su país de origen, fortalecer su influencia religiosa y cultural y defender los intereses supremos del Reino”.

Los aproximadamente 700.000 israelíes de ascendencia marroquí a menudo han mantenido lazos muy fuertes con su país de origen.

Finalmente, se creó una Fundación del Judaísmo Marroquí, cuya «misión es promover y velar por el patrimonio inmaterial judeo-marroquí, para salvaguardar sus tradiciones y preservar sus especificidades».

Esta nueva organización del judaísmo marroquí llega en un momento en que el acercamiento entre el reino de Cherifian y el estado judío continúa a un ritmo acelerado.

Con información de I24News

DEJA UNA RESPUESTA