Destaca el Rey Mohammed VI el honor, patriotismo y sacrificio en el 68º aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo

88

El Rey Mohammed VI destacó el sacrificio y la lealtad como dos pináculos que puede llevar al pueblo marroquí a la libertad e independencia de la patria; a desarrollar el espíritu patriótico de defensa de la patria, sus instituciones y valores sagrados.

El marco de la puesta en marcha del Modelo de desarrollo y del Pacto nacional por el desarrollo, celebró la cercanía de las elecciones como un ejercicio democrático y de madurez del edificio político marroquí.

«Las elecciones no son una finalidad en sí mismas, sino un medio para establecer unas instituciones que gocen de credibilidad, estando al servicio de los intereses de la Nación y en defensa de sus causas», dijo el Monarca. «Estamos convencidos de qMe el Estado toma su fuerza de sus instituciones, así como de la unidad y cohesión de sus componentes nacionales. He aquí el arma que nos permite defender nuestro país en los momentos difíciles y de crisis, así como cuando surgen amenazas.

Mohammed VI denunció los últimos ataques que sistemáticamente han sido dirigidos contra Marruecos desde «algunos países y organizaciones, conocidos por su hostilidad a nuestro país».

«Marruecos está en el punto de mira porque es un país con una arraigada historia que se remonta a más de doce siglos, amén de su larga trayectoria amazig, cuyos destinos están en manos de una monarquía ciudadana desde hace más de cuatro siglos, en el seno de una sólida cohesión entre Trono y pueblo», comentó. Marruecos está también en el punto de mira por haber sido agraciado con la bendición de la seguridad y estabilidad, lo que no tiene precio, sobre todo en esta época de los cambios y mutaciones que el mundo conoce», aseveró.

En alusión a las agresiones que Marruecos ha sufrido de algunos países de la Unión del Magreb árabe, señaló que esos adversarios de la integridad territorial del Reino «parten de posturas preconcebidas y superadas, y no quieren que Marruecos siga siendo libre, fuerte e influyente».

Destacó que las acciones impropias realizadas por algunos países europeos y magrebíes son como «un mal que bien no venga», pues no hacen sino «incrementar la fe y la tenacidad de los marroquíes para continuar en la defensa de su país y de sus intereses supremos».

Agregó que su Reino ha trabajado con España en un abierto clima de total sosiego, transparencia y responsabilidad. Asimismo, elogió el compromiso que se halla a la base de las relaciones de asociación y solidaridad entre Marruecos y Francia, con cuyo presidente, Su Excelencia el Sr. D. Emmanuel Macron, me unen sólidos lazos de amistad y mutua consideración.

«Queremos aprovechar esta ocasión para rendir un homenaje a las almas de los virtuosos mártires de la Patria, encabezados por el Héroe de la Liberación, Nuestro venerado abuelo, Su Majestad el Rey Mohammed V y su Compañero de lucha Nuestro llorado padre, Su Majestad el Rey Hassan II. Dios tenga a ambos en su Gloria».

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh».

DEJA UNA RESPUESTA