Condena ONG internacional, enrolamiento de niños saharauis en Tinduf

130

Como parte del trabajo de la 49ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, la ONG «Africa Culture International» organizó un panel en asociación con varios actores de la sociedad civil de las Provincias del Sur que participan en la sesión y presentan en Ginebra, una conferencia internacional sobre el enrolamiento de niños saharauis en los campamentos de Tinduf:

A esta conferencia asistieron:

Dianko Lamine: Consultora y Presidenta de la ONG «Africa Culture»
Abubekrine Mohamed Yehdih: Miembro del Comité Africano de Expertos sobre los Derechos y el Bienestar del Niño (ACERWC)
Aïcha Duihi: Presidenta de la OSPDH
Abdelouahab Gain: investigador y presidente de «Africa Watch»
Moulay Lahsen Naji: Presidente de la «CIDH»
Mohamed Ahmed Gain: Profesor Universitario y Presidente de «AIPECT»
Hammada Labaihi: Presidente de la «LSDDH».

Resoluciones de la conferencia

La explotación de los niños en los conflictos armados y su obligación de portar armas, se considera por la comunidad internacional como la peor violación de los derechos humanos, algo que ha sido reconocido por todos en la legislación internacional y por los instrumentos de la ONU, incluidos los derechos aduaneros y costumbres ancestrales.

La Corte Penal Internacional indica que la contribución de cualquier partido, gobierno, grupos armados o empresas exportadoras de armas, a la explotación de niños se considera un crimen contra la humanidad.

La Convención sobre los Derechos del Niño y sus Protocolos condenan el reclutamiento, entrenamiento y uso de niños dentro y fuera de las fronteras nacionales en hostilidades por grupos armados distintos de las fuerzas armadas de un Estado, reconociendo la responsabilidad de esos que reclutan, entrenan y utilizan niños en este sentido.

Además, la organización Polisario no duda en reclutar niños de 12 a 13 años como soldados, y haciéndolos desfilar en desfiles militares. Algo que nos ha sido informado, como ONG que trabaja en la región, por un grupo de madres que prefirieron permanecer en el anonimato miedo a las represalias.

Los niños se ven así privados de su infancia para incorporarse tan pronto a las filas de las milicias. con todo el impacto psicológico que ello conlleva.

Se publicaron numerosos artículos de prensa y comunicados de prensa, respaldados por grabaciones en video y fotos, cuya autenticidad ha sido confirmada por las Naciones Unidas y el Parlamento Europeo -muestra a niños de los campamentos de Tinduf vestidos con uniformes militares y participando en
un desfile militar de las milicias del Frente Polisario en suelo estatal argelino. país anfitrión que dejó de negar sus obligaciones de protección en relación con las violaciones cometidas contra los niños en su territorio.

La explotación de los niños por parte del Polisario, obligándolos a portar armas y
sujeto a sanciones en caso de negativa a comparecer y a cumplir las órdenes
militar, es contrario al derecho internacional humanitario y es considerado un delito lesa humanidad, por los daños psicológicos y físicos infligidos a niños y sus familias.

Así, las organizaciones participantes en este panel lanzamos una convocatoria donde: Condenamos enérgicamente y expresamos nuestra preocupación
por el aumento de las violaciones cometidas contra los niños en los campamentos de Tinduf y reclutamiento forzoso en las filas de las milicias;

Pedimos la liberación inmediata de todos los niños alistados y la responsabilidad de cualquier Estado u organización terrorista que proporcione al Polisario, armas e incite al Polisario a ponérselos;

Llamamos urgentemente al Estado argelino a asumir sus responsabilidades
con las organizaciones internacionales para poner fin al uso de niños en acciones militares y su reclutamiento en su propio territorio;

Instamos a las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales internacionales, así como a los gobiernos independientes para explorar formas y medidas para proteger a los niños obligados a portar armas en los campamentos de Tinduf y a diagnosticar el estado tratamiento psicológico de estos niños para brindarles protección;

Finalmente, hacemos un llamado a la comunidad internacional y a todos los mecanismos y los establecidos en virtud de la Carta para denunciar públicamente la explotación y el alistamiento de estos niños.

Opinión de los expertos

Sra. Aicha Duihi. En su intervención, señaló que el adoctrinamiento y el reclutamiento de niños por parte del Polisario en las guerras es un crimen contra los seres humanos en general. Esta práctica contradice los principios de los derechos humanos y las exigencias de la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece la educación en los principios y valores de libertad, igualdad y tolerancia de manera que se consolide la personalidad del niño”.

Dijo que el fenómeno de los niños soldados en los campamentos de Tinduf constituye un peligro para toda la región norafricana. En este sentido, explicó que estos niños podrían ser fácilmente reclutados por organizaciones terroristas en el Sahel. Asimismo, la Sra. Aicha Duihi hizo un llamado a la comunidad internacional para que adopten medidas serias para enfrentar este fenómeno.

Sr. Moulay Lahcen Naji. Subrayó en su intervención que la organización de esta conferencia en torno al tema de los niños soldados pone el foco en un tema complejo y especialmente conmovedor, toda vez que se trata de un fenómeno que afecta a los derechos de los niños. En este sentido, insistió en que las situaciones de guerra en África y más particularmente en el norte de África favorecen el fenómeno del reclutamiento de niños por parte de las milicias armadas del Polisario en los campamentos de Tinduf en suelo argelino.

Sr. M Naji. Su alocución mostró que el reclutamiento es una grave violación de los derechos del niño y del ser humano en general, por lo que invitó a la Unión Africana (UA) y al Consejo de Paz y Seguridad de la UA a asumir sus responsabilidades frente al fenómeno del enlistamiento de niños por parte del Polisario, lo cual constituye una grave violación de todas las resoluciones de la ONU sobre los Derechos del niño.

 

Sr. Abdelaouahab Gain Brahim. Subrayó que el tema de los niños soldados en los campamentos de Tinduf nos interpela a todos como sociedad civil, porque es una grave violación a los derechos del niño citados en los mecanismos de derechos del niño de la ONU. Explicó que Argelia, país anfitrión de los campamentos de Tinduf, es un país antidemocrático dirigido por generales que no reconocen los principios y convenciones de la ONU sobre la protección de los derechos de los niños y nunca presentó un informe sobre la protección de los niños en su suelo. Asimismo, invitó a la sociedad civil y a la comunidad internacional a trabajar para fortalecer el seguimiento de la situación de la niñez en el mundo y particularmente en los campamentos de Tinduf.

Sr. Said Achmir. Señaló que el Frente Polisario comenzó a adoctrinar e involucrar a los niños en las guerras hace décadas, con la adopción de un programa de formación preestablecido. Citó, en ese registro, el informe publicado por el diario español «Tribuna Libre» en 2020 sobre los niños soldados en los campamentos de Tinduf y el entrenamiento militar al que son sometidos en Cuba. También precisó que el caso de los niños soldados en los campamentos de Tinduf es una responsabilidad de Argelia que debe ser asumida por los mecanismos de Derechos Humanos de la ONU en esta materia como país anfitrión de los campamentos de Tinduf, y como país (testigo ciego) que ha ratificado la Carta Africana de los Derechos del Niño y de los Pueblos.

Sr. Hamada Labbihi afirmó en su discurso que hablará como alguien que ha vivido en los campamentos de Tinduf durante mucho tiempo. Aseguró que fue enviado a Cuba a los 9 años donde fue adoctrinado y obligado a portar y manejar armas. En la misma línea, dijo que la suerte del niño dentro de cualquier milicia armada esta marcada por el adoctrinamiento y abusos de todo tipo, agregando que alrededor del 20% de los combatientes del Polisario eran menores de 16 años. Finalmente, subrayó que la comunidad internacional no reconoce al Polisario y, por lo tanto, toda responsabilidad por el adoctrinamiento y las prácticas sufridas por los niños en los campamentos de Tinduf siguen siendo responsabilidad de Argelia.

DEJA UNA RESPUESTA