Gran hombre visto por alto directivo de la Idea Juche

60

Incontables hombres de los círculos político, científico y social de diversos países elogiaron al Presidente de la RPD de Corea Kim Il Sung (1912-1994) como precursor y orientador de la época de la independencia, destacado ideo-teórico y gran revolucionario y político.
Se lo puede probar con un hecho, la publicación en 1982 del libro Sol de Corea, de tres capítulos.

Su autor -José Francisco Aguilar Bulgareli, director honoris del Instituto de Investigación de la Idea Juche de América Latina- dijo que quería dedicar su obra al Presidente Kim Il Sung en ocasión de su aniversario 70. Entonces, ¿cómo pudo conocerlo?

En 1969 cuando tuvo la oportunidad de visitar por primera vez a Corea, no podía contener la admiración, porque en poco más de diez años tras la Guerra Coreana (1950-1953) se produjo un milagroso cambio en este país que se había reducido a cenizas.

Lo más increíble era que una nación, no grande en dimensión territorial, mantenía con firmeza la independencia.

¿En qué radica la razón?

A través de varios encuentros con el Presidente Kim Il Sung llegó a conocer el secreto del milagro en Corea.

Afirmando que el modelo del político, objeto de su admiración, era el fundador de la ideología universal y posible para determinar la historia de la humanidad, poseedor de extraordinaria decisión y voluntad y gran hombre incomparable con nadie en la inteligencia, insistió:

“De vez en cuando me enfrentaba a las preguntas de las personalidades de diversos países: ¿de qué tipo de hombre es el compañero Kim Il Sung y con quién se lo puede comparar?

“Les respondía. Es quien no vive en el palacio, sino que está siempre entre el pueblo sintiendo orgullo en las conversaciones sin cumplidos con él. Quien apretó sin vacilación el gatillo en el lugar de combate sangriento por la liberación del país y la libertad del pueblo y suda la gota gorda en los días de la construcción socialista. Y quien esclarece de una vez a los complicados problemas internacionales y esclarece su meollo.

“En una palabra, él es el más sobresaliente de todos los grandes hombres, gran Líder de talla mundial y gran figura que se puede comparar solo con el Sol. Así fue mi respuesta.”

DEJA UNA RESPUESTA