Covid-19: el otro reto de la industria agroalimentaria

Huerta Agro Jaguar es una empresa de Jaguar Ingenieros Constructores y se dedica, principalmente, a la producción de pimiento marrón que se exporta a Estados Unidos y Canadá.

73

La pandemia de Covid-19 ha polarizado el futuro de varias empresas, especialmente las de nueva creación. Tras el cierre de los restaurantes en Canadá y Estados Unidos, los productores perdieron entre el 15 y 20 por ciento de sus exportaciones. El gestor de la Huerta Agro Jaguar, Miguel Ángel Ramírez, indicó que la compañía ha perdido al menos el 30% del mercado, debido a restricciones de movilidad y nuevas reglas.

“Derivado de esta contingencia, tuvimos que aprender más rápido el negocio y somos más fuertes”, concretó Ramírez sobre la plantación de pimiento morrón Huerta Agro Jaguar. Esta explotación agrícola inició en diciembre pasado desde el central Estado de México.

La empresa que posee 73 empleados y que desde un principio divisó al mercado en Norteamérica como su cliente más importante, pues representa casi un tercio de todas sus ventas y por ello es que el cierre de la restauración en el país vecino ha atestado fuertemente a la explotación.

Ramírez señaló que “al haber cerrado los restaurantes en Estados Unidos y Canadá, de inmediato perdimos el 30% del mercado. Por todas las normas que estaban poniendo y las restricciones a la movilidad de las personas, bajaron las ventas”.

La información que presentó el encargado han coincidido con las que aportó Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) de México. Anaya argumentó que a Efe de los números definitivos de abril asegurarán un desplome en la exportación hortofructícola “en virtud de todo el cierre de restaurantes, ‘food service’ y hoteles de Estados Unidos”.

“La realidad es que sí vemos una afectación de un 15 a un 20 por ciento en las exportaciones en ese sector”, mencionó el titular de GCMA, a pesar que el cierre de marzo fue de un crecimiento interanual del 2% en volumen y 12% en valor.

De acuerdo con el GCMA, en abril existirá un derrumbe en la explotación hortofruticola, aún con el cierre que registraron en marzo, el que arrojó un crecimiento interanual del 2% en volumen y 12% en valor.

La mayoría de las entidades en Estados Unidos están preparando sus planes para reabrir, cada uno en diferentes velocidades, y esto “va a ayudar a reactivar un poquito más rápido las exportaciones” para el consultor. No obstante, el problema más grande al que se enfrenta la huerta Ramírez es la escasez en demanda, orillándolos a buscar nuevos clientes y esperar que en junio “ya haya un repunte en la demanda”.

“Esta pandemia lo que nos hizo de frente con nuestro socio principal y pedirle prórroga. Si tú no puedes mover mi fruta, yo necesito buscar opciones para moverla fuera de mi contrato. Afortunadamente lo entendió y estamos buscando nuevos socios comerciales”, agregó el agricultor.

Esta nueva búsqueda de clientes no evitó que se acumularan camiones llenos de pimiento sin destino alguno durante el mes de abril, ni tampoco una afectación directa en los ingresos estimados, mismos que ya habían disminuido un 30% para este año, mientras se esperaban otras “3 a 4 semanas críticas”.

Ramírez recalcó que ahora se encuentra “hasta el cuello” debido a los pagos de los costes operacionales de la explotación, así como distintos asociados de la Asociación Mexicana de Semilleros (Amsac), quienes se especializan en cultivos de alta tecnología. Por otro lado, la intención del encargado y del dueño es “buscar estrategias para poder cubrir el salario” de todos sus empleados, quienes no han sesgado la producción durante la crisis de coronavirus que ha dejado más de 36 mil contagios y más de 3 mil 500 decesos en México.

“Me fui a buscar desde opciones nacionales hasta otras de exportación”, profundizó Ramírez, presentando una estrategia que se concentra en el mercado nacional que, de acuerdo con el titular de GCMA, también han implementado diversas empresas.

El director de GCMA sostiene que el sector primario puede consolidarse como uno de los que mejor aguantará a la pandemia, pues el año pasado contabilizaron un superávit de 9 mil 845 millones de dólares en su balanza comercial.

Durante el primer trimestre de 2020, las actividades agropecuarias fueron las únicas que crecieron. No obstante, según loa datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), su expansión del 1.5% no fue suficiente para recuperarse del desplome de 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB).

De esta forma, Migue Ángel Ramírez asegura que Huerta Agro Jaguar se plantea distintos protocolos de inversión para el 2020, con los que busca agregar otras 2.5 hectáreas a la superficie que hoy mantienen de cultivo, misma que comprende 4.3 hectáreas para la producción de 28 toneladas semanales de pimiento morrón.

Huerta Agro Jaguar es una empresa de Jaguar Ingenieros Constructores y se dedica, principalmente, a la producción de pimiento marrón que se exporta a Estados Unidos y Canadá.

DEJA UNA RESPUESTA