Kim Jong Un inaugura el centro de viviendas en la riviera de Pothong

81

Pyongyang, RPDC. Abr. 14, (ACNC).- Se erigió un original reparto residencial con terraza a las riberas del pintoresco río Pothong que baña esta capital, mientras se levantan una tras otra las construcciones monumentales, que guían el desarrollo de la civilización del socialismo al estilo coreano, según el magno proyecto sobre la prosperidad del Estado, presentado por el VIII Congreso del Partido del Trabajo de Corea. El reparto residencial es una creación orgullosa de nueva época que demuestra de manera coherente el ideal del Comité Central del PTC de dar primacía a las masas populares y la estrategia de desarrollo de la
arquitectura tipo Juche.

Esta instancia partidista considera como su obra deseada largo facilitar al pueblo coreano el mejor bienestar material y cultural del mundo. El estimado compañero Kim Jong Un, quien define como pauta de evaluación del poderío nacional la felicidad y la satisfacción del pueblo, tomó la iniciativa de la construcción del reparto y dirigió personalmente todo el curso de ella como diseñador, autor y ejecutor de la obra para regalar a los ameritados contribuyentes a la prosperidad y desarrollo del Estado una zona de viviendas lujosas que constituye nueva plataforma de salto para el desarrollo arquitectónico del país.

Gracias al levantamiento del reparto residencial con terraza, donde se aseguran en el máximo nivel el carácter plástico y artístico, la comodidad y el uso práctico, en el sitio adecuado de la parte céntrica de esta capital, se prepararon nuevo modelo de la construcción de viviendas y la cuna de felicidad del pueblo beneficiario de nueva civilización del socialismo. El día 13, tuvo lugar solemnemente la ceremonia de inauguración del reparto.

Asistió a la ocasión el estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del PTC y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea.

Participaron aquí Jo Yong Won, miembro del Presidium del Buró Político y secretario de organización del CC del PTC, y Kim Tok Hun, miembro del Presidium del BP del CC del PTC, vicepresidente del Comité de Asuntos Estatales y primer ministro de la RPDC.

Se distinguían también Ri Il Hwan, secretario del CC del PTC, Kim Yong Hwan, secretario responsable del Comité del PTC en la Ciudad de Pyongyang, Ri Hi Yong, primer subjefe de departamento del CC del PTC, los funcionarios del Comité Central del PTC, los de ministerios y órganos centrales, instituciones del partido y el Poder de esta capital y de las entidades de ejecución de la obra, asícomo los constructores, los beneméritos y sus familiares, que se alojarán en el barrio Kyongru, y los capitalinos.

Cuando el Secretario General llegó a la sede de ceremonia, se lanzaron los fuegos artificiales y repercutieron estruendosas vivas en el cielo de abril en primavera. Todos los participantes aclamaron a él quien con su gran amor por el
pueblo y noble disposición de servirle con total entrega, realiza incansables esfuerzos mentales y físicos por glorificar la patria como mejor potencia del pueblo poderoso y civilizado.

Se interpretó con solemnidad el himno nacional de la RPDC. Jo Yong Won pronunció el discurso de apertura. El orador relató primero la historia muy emocionante de cómo se ha levantado en este lugar sagrado, donde se conservan los alientos y vivencias del gran Líder, un reparto lujoso del socialismo, el mejor del mundo, como epítome de la noble concepción del Comité Central del
Partido sobre el pueblo.

Reafirmó la firme voluntad del CC del Partido y la política invariable del gobierno de la RPDC por convertir en los primeros beneficiarios de la mejor civilización a los habitantes que apoyan al Partido y el Estado con sus esfuerzos diligentes apreciando más que un montón de oro el sudor de trabajo sincero y la conciencia patriótica. Apuntó que la conclusión del reparto residencial muestra visualmente
que no es un futuro lejano el día en que todo el pueblo pueda llevar una vida culta y feliz, y eleva aun más el fervor patriótico y creativo de todos los habitantes que acondicionan su cuna con las fuerzas propias.

Prosiguió que los dueños del barrio Kyongru deben seguir viviendo como tesoros del país y precursores del colectivo conservando siempre en la mente este momento conmovedor de hoy. Expresó la seguridad de que el barrio Kyongru, hermoso desde por su nombre, será elogiado siempre como poblado de los patriotas de verdad que apoyan la patria con la conciencia limpia y la pasión ferviente.

El estimado compañero Kim Jong Un cortó la cinta de inauguración. Al instante, estallaron las vivas y se lanzaron los fuegos artificiales e innumerables globos de goma que adornaron en colores elegantes la zona ribereña del Pothong donde se creó nueva leyenda de la época del PTC.

Los vítores manifestaban la convicción y voluntad de todos los participantes de lograr todas las victorias y honores y buscar la vida valiosa y el futuro prometedor en la vía de apoyar con entera disposición la idea y dirección del Secretario General quien forja con seguridad el nuevo mundo y nueva época de la potencia próspera y civilizada dedicando todo su cuerpo y alma por el entrañable pueblo.

Él respondió cordialmente a las aclamaciones de la multitud agitándole la
mano. Se registró episodio de gran amor por el pueblo en el barrio Kyongru
donde se percibe en cada casa la inmensa benevolencia del estimado compañero Kim Jong Un quien aprecia más que nada la pasión patriótica y esfuerzos sinceros de las masas trabajadoras.

Él felicitó cordialmente a los ameritados situados entre la multitud, que le aclamaba, tales como locutoras responsables del Comité de Radio y Televisión de Corea, Ri Chun Hi y Choe Song Won, y el miembro de la junta editorial de Rodong Sinmun, Tong Thae Gwan.

Cuando Ri Chun Hi le daba gracias por la vivienda tan lujosa que ha  recibido, cogió cariñosamente su mano y se dirigió con ella al edificio número 7 del barrio Kyongru donde va a habitar ella.

La zona ribereña del río Pothong estuvo caldeada por los vítores que se daban ante la escena de afecto fraternal entre el líder y los soldados. Llegado a la casa de Ri, el Secretario General pasó revista a todas las habitaciones como la de uso común de la familia y escuchó con sentimiento paternal las impresiones de los familiares de ella. Y adoptó una medida benevolente tras averiguar si hay algún inconveniente para el uso de escalera interior de casa por la locutora en la edad avanzada.

Escuchó con alegría la confesión de la locutora veterana de que todos sus familiares trasnocharon llorando de emoción ante el favor del partido que les ha regalado esta casa parecida al hotel donde están aseguradas en el máximo nivel todas las comodidades de la vida.

Nuestro partido tiene la intención sincera de no escatimar nada para los tesoros del país como la locutora Ri quien durante más de 50 años desde su juventud hasta hoy en día, vivió una vida noble con el micrófono de la revolución, que le ha confiado el partido, dijo y apreció su mérito precisando que aunque ella está a punto de ser ochentona, hace repercutir en todo el mundo la voz del partido y la Corea del Juche trabajando todavía con el mismo ímpetu y pasión de la juventud.

Las locutoras viejas, de que está orgulloso nuestro partido, cumplen la tarea muy importante de dar a conocer al mundo las políticas del partido y el Estado y la imagen majestuosa de la gran RPDC, recalcó y encomendó con gran confianza a Ri la responsabilidad de desempeñar un papel importante también en la formación de reservas, que se encargarían del futuro de la teledifusión nacional, al tiempo de seguir logrando éxitos en su trabajo con una pasión incomparable.
Expresando la esperanza de que Ri se dedicará enérgicamente en lo adelante también a la teledifusión como portavoz del CC del Partido manteniendo el vigor de la juventud pese a su edad avanzada, se tomó una foto de recuerdo con sus familiares.

Acto seguido, visitó las moradas de Choe Song Won y Tong Thae Gwan y se retrató en un ambiente fraternal con sus familiares luego de felicitarles cordialmente. Dijo a los inquilinos de nuevas casas quienes le agradecían
repetidamente llorando de emoción que para nuestro partido, que tiene
por su estilo el servicio incondicional al pueblo, no es un mero lema la
palabra «mundo del pueblo». Agregó que nuestro pueblo apoya firmemente su Poder con su mano y merece disfrutar toda la civilización y felicidad de esta tierra.

Extraño más fuerte al Presidente Kim Il Sung en este momento de inauguración del lujoso reparto residencial del pueblo levantado en el terreno, que conserva los alientos y vivencias de él, en ocasión del significativo Día del Sol, expresó.
Es una obligación natural y tarea sagrada de los descendientes del gran Líder vivir según su idea y nuestro partido no hizo nada más que cumplir su deseo, acotó y prosiguió que él se pondría complacido si supiera que se ha preparado la cuna feliz de los patriotas y ameritados en el lugar donde se ha desalojado su residencia. Realmente, se alegraría mucho como si hubiera abrazado al pueblo amado tanto en su vida, recalcó encarecidamente.

Tomando cordialmente las manos de los ameritados, que le seguían atrás lamentando la despedida, les bendijo varias veces el futuro de ellos prometiéndoles visitarlos sin falta otra vez inventando el tiempo libre. Terminada la ceremonia inaugural, recorrieron las viviendas los ameritados y sus familiares, que habitarán el barrio Kyongru, y los trabajadores capitalinos.

Viendo con admiración las viviendas parecidas a un palacio con mejores condiciones de vida, ellos sintieron en carne propia cuán cordiales y grandes son el propósito y las benevolencias del CC del partido que presentó la construcción por la felicidad del pueblo como eterna obra patriótica para forjar un futuro civilizado.

A través del panorama del reparto residencial que refleja magníficamente el carácter autóctono y popular, propio del PTC y la RPDC, y la estética y originalidad de estilo coreano y la tendencia de desarrollo de la arquitectura moderna, redoblaron la convicción del futuro de la patria que se transformará más maravillosamente bajo la guía del gran partido.

El reparto residencial con terraza en la zona ribereña del Pothong, nuevo paisaje de Pyongyang que simboliza la gran era de Kim Jong Un, brillará como creación de la civilización al estilo coreano demostrando el firme temperamento de la Corea socialista que avanza con la fuerza formidable del ideal del PTC de dar primacía a las masas populares y del espíritu de apoyarse en las fuerzas propias. -0-

DEJA UNA RESPUESTA