Encantamiento de Alba Chávez

46

Hoy también la humanidad progresista elogia los méritos del Presidente Kim Il Sung (1912-1994) que concibió la idea Juche y fundó la Corea socialista.

Con tales elogios se ocurre a la memoria de muchas personas la reminiscencia “Presidente Kim Il Sung y el socialismo coreano” escrita hace decenas de años por Alba Chávez, ex presidente del Instituto de la Idea Juche de América Latina.

En ella el autor escribió:

“El Presidente Kim Il Sung iluminó el camino a seguir por los pueblos con la concepción de la doctrina socialista centrada en el hombre y les infundió la confianza en él con la edificación de Corea como país ejemplar del socialismo.”

En mayo de 1990 Alba Chávez, durante la visita a la RPD de Corea, fue invitado a la primea sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema que tuvo lugar en presencia del Kim Il Sung.

En la reunión el Presidente coreano pronunció el discurso de orientación política “Manifestemos en alto grado la superioridad del socialismo en nuestro país”, en que afirmó que avanzar hacia el socialismo es la corriente principal del desarrollo de la historia y el único camino que debe seguir la humanidad.

Las palabras del líder coreano que aclaró la superioridad del socialismo y la inevitabilidad de su victoria y dio al imperialismo la sentencia de exterminio dieron gran emoción al latinoamericano.

Su abuelo y padre consagraron todo lo suyo por materializar el ideal del socialismo en Ecuador. Bajo la influencia de ellos, también Chávez se devanaba sesos para ello pese a dificultades y pruebas.

En ese proceso, conoció la idea Juche y visitó a Corea, en que se convenció de que el régimen socialista de Corea centrado en las masas populares donde todo el pueblo participa libremente y con derechos iguales en las actividades socio-políticas y lleva una vida genuinamente independiente siendo creadores y beneficiarios de los bienes espirituales y culturales, es un genino socialismo, único en el mundo. Y el discurso del Presidente Kim Il Sung le profundizó el encanto y veneración hacia el líder coreano, sentimientos ya anidados en su corazón.

Es por eso que Alba Chávez escribió en su reminiscencia que el Presidente Kim Il Sung es un gran hombre quien iluminó el camino a seguir por la humanidad, camino hacia el socialismo humanocéntrico.

DEJA UNA RESPUESTA