El sistema de información conjunta entre EE.UU.-Japón-Sudcorea extenderá la crisis en la Península coreana

464

Pyongyang, RPDC. May. 29, 2023, (ACNC) – El comentarista de asuntos internacionales Kang Jin Song publicó el día 25 un artículo intitulado «El establecimiento del sistema de compartimiento de informaciones entre EE.UU., Japón y el Sur de Corea se extenderá a la crisis de estas 3 partes».

El texto completo va como sigue:

El pasado día 21, los mandatarios de EE.UU., Japón y el Sur de Corea discutieron en Hiroshima, Japón, nuevas artimañas para potenciar la colaboración militar mencionando la supuesta «amenaza» y «provocación» de la RPDC.

En el llamado «diálogo sumario» de menos de 2 minutos, las fuerzas hostiles debatieron la colaboración tripartita de seguridad, inclusive el «compartimiento en tiempo real de las informaciones de alarma del misil del Norte de Corea».

Es bien conocido que hace ahora 9 años, EE.UU. sistematizó oficialmente por primera vez la cooperación tripartita en el dominio militar al fabricar el acuerdo de compartimiento tripartita de informaciones (TISA en inglés) obligando a Japón y el Sur de Corea.

Como se ve, EE.UU. vino impulsando constantemente el compartimiento de informaciones militares anti-RPDC considerándolo como mayor prioridad de la colaboración militar tripartita. Y en estos tiempos, respalda por detrás la rehabilitación del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar Japón-Sur de Corea (GSOMIA por siglas en inglés) que se encontraba en el peligro de quiebra.

El TISA permite el compartimiento de informaciones por conducto de EE.UU. y el GSOMIA lo hace sólo en el caso de que haya una petición.

Pues, con esos pactos EE.UU. no puede perseguir ni controlar permanentemente los movimientos de sus rivales estratégicos de la región del Nordeste Asiático.

Por eso, pretende someter a la Comandancia de Indo-Pacífico el sistema de mando separado de las tropas norteamericanas estacionadas en Japón, las otras en suelo surcoreano, las «Fuerzas de Autodefensa» de Japón y el ejército surcoreano, y establecer nuevo sistema de compartimiento de informaciones militares en tiempo real.

En noviembre del año pasado, los mandatarios de EE.UU., Japón y el Sur de Corea prometieron en Phnom Penh, Camboya, el compartimiento de informaciones de alarma de misil en tiempo real y esta vez lo confirmaron de nuevo.

Este hecho insinúa que marcha en etapa final el establecimiento del sistema de compartimiento tripartita de informaciones.

No por casualidad circula el rumor de que con motivo del diálogo de Shangri-La a principios de junio, las autoridades de defensa de EE.UU., Japón y el Sur de Corea concluirán el acuerdo sobre el mismo tema.

Entonces, ¿cuál es el objetivo de establecimiento de tal sistema a que EE.UU. concede mayor prioridad?

En los últimos años, EE.UU. invierte fondos fabulosos en la creación de la alianza militar tripartita con Japón y el Sur de Corea, o sea, la OTAN de versión asiática, en el Nordeste Asiático que reviste gran importancia estratégica militar en el cumplimiento de su estrategia de Indo-Pacífico.

Se realizan ya a nivel de alianza militar el despliegue cada día más frecuente de las propiedades estratégicas de EE.UU. en la región del Noreste Asiático y los ejercicios militares tripartitas EE.UU.-Japón-Sur de Corea.

En particular, el presidente norteamericano llamó en abril pasado al mandatario surcoreano a la Casa Blanca y declaró la fundación del «grupo consultivo nuclear» al que pretende sumarse hasta Japón. Este hecho deja prever el aspecto de la cooperación militar tripartita EE.UU.-Japón-Sur de Corea que se convertirá en un futuro no lejano en una alianza de cooperación nuclear del tipo OTAN.

La agregación de nueva función, que es el compartimiento tripartita de informaciones en tiempo real, significa la aparición de la alianza militar EE.UU.-Japón-Sur de Corea con eje nervioso en la región del Nordeste Asiático.

Es evidente para cuál objetivo serán usadas si el amo y sus acólitos, obsesionados por la toma de heguemonía, la expansión a ultramar y la confrontación fratricida, obtienen las imágenes integrales de información militar en la zona de Asía-Pacífico, inclusive la región del Noreste de Asia.

En la zona de Asía-Pacífico, están ubicados más densamente que otras partes los bloques político-militares de carácter exclusivo y conflictivo como AUKUS, 5 Ojos y QUAD, que son productos directos de la política militar exterior de EE.UU. de dividir los países en bandas, por lo cual se ven amenazadas gravemente la paz y seguridad de la humanidad.

En esta región, donde se torna cada día más tirante el enfrentamiento entre las fuerzas, se prevé el nacimiento de otra alianza militar, hecho que agranda la inquietud y preocupación de la sociedad internacional.

La posibilidad de fundarse en la zona del Nordeste de Asia un bloque militar, que tiene las funciones complejas muy peligrosas como la cooperación militar multipartita del tipo OTAN y el compartimiento de informaciones militares en tiempo real, aumenta al máximo la precaución de la RPDC y demás sociedad regional.

Constituye la amenaza más grave para la paz y seguridad del mundo la siniestra ambición conflictiva de EE.UU. que intenta tomar la hegemonía militar en la región de Asia-Pacífico al preparar la «justificación» de organizar el bloque militar EE.UU.-Japón-Sur de Corea a cambio de violar el sagrado espacio de seguridad de la RPDC y fundar la «OTAN de versión asiática».

La RPDC y la justa sociedad internacional no tolerarán nunca la fundación de bandas antipaz de EE.UU. y sus satélites y frustrarán paso a paso con un poder formidable la mala opción de las fuerzas hostiles.

Mientras EE.UU. y sus seguidores se pongan más fanáticos por el fortalecimiento de la alianza militar anti-RPDC y la ampliación de ejercicios de la guerra de agresión, serán expuestos a la crisis de seguridad destructiva, lo cual deviene una ecuación que determina la actual estructura de fuerzas de la Península Coreana.

Si EE.UU. y sus lacayos agregan a esa ecuación inmutable el nuevo número variable llamado sistema de compartimiento tripartita de informaciones, el valor funcional no será el intercambio de informaciones sino el compartimiento de la crisis.

-0-

www.kcna.kp (Juche112.5.25.)

DEJA UNA RESPUESTA