El espíritu de los guerrilleros antijaponeses y Corea de hoy

331

Actualmente la RPD de Corea avanza a ritmo vertiginoso por el camino de su desarrollo aun en medio de las crueles sanciones del Occidente capitaneado por Estados Unidos.
Entonces, ¿cuál es su secreto?

Espíritu de los guerrilleros antijaponeses, riqueza espiritual del pueblo coreano
Este espíritu que se considera en este país como riqueza espiritual y tradición preciosas se creó en el proceso de la lucha por liberar la patria de la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945).

Lo más importante en este pensamiento es la firme conciencia independiente. El Presidente Kim Il Sung(1912-1994) concibió la idea Juche de que el hombre es el dueño de su destino y tiene también la fuerza de forjarlo, a base del análisis de la lección del arruinamiento del país y la demanda de la época. Todos los guerrilleros, armados con esa idea, poseían la firme convicción de que nadie podía regalar la soberanía nacional y de que debían lograrla a pulso solo por la lucha armada.

Tal convicción engendró el espíritu de apoyarse en las propias fuerzas, que posibilitó crear lo necesario de la nada. A principios de la lucha guerrillera algunos pidieron por carta a un país vecino la construcción de una fábrica de granadas de mano. Pero, lejos de la ayuda ni hubo respuesta, lo que dio una gran lección a todos. Los guerrilleros antijaponeses fabricaron las bombas y armas con sus propias fuerzas para aniquilar a los enemigos.

El espíritu indoblegable era uno de los caracteres particulares de los guerrilleros. La lucha antijaponesa coreana, que no contaba con un apoyo de ejército regular o de retaguardia estatal, era una continuidad de dificultades y pruebas. La carencia de provisiones, calzados y medicamentos y hasta la temperatura de 40 grados bajo cero, eran piedra de toque para probar la voluntad de los guerrilleros. Pero, ellos no se doblegaron ante cualquier dificultad.

De ellos figuraba Ma Tong Hui, combatiente indoblegable. Cuando fue capturado, los enemigos le aplicaron una tortura medieval para sacarle el secreto de la posición de la Comandancia. A fin de no revelar el secreto, aun en estado inconsciente, el mártir se cortó la lengua.

Aún en medio de las múltiples dificultades y pruebas, la guerrilla antijaponesa de Corea luchó, llena de optimismo, diseñando el futuro luciente de la patria liberada. En los intervalos de ininterrumpidos combates enconados, los guerrilleros organizaban encuentros recreativos y, cuando liberaban ciudadelas y aldeas, celebraban funciones artísticas. Hoy también las canciones creadas por ellos se entonan como piezas favoritas del pueblo coreano.

Los guerrilleros coreanos lucharon por más de 10 años sin doblegarse aun durmiendo sobre hojarascas al aire libre, pues confiaban firmemente en su Comandante en Jefe Kim Il Sung y le siguieron fielmente. Aceptaron como la convicción suya el lineamiento de Kim Il Sung de que, si toda la nación se alza a la resistencia, es del todo posible la liberación de la patria, y se unieron monolíticamente con él en lo ideo-volitivo y moral. También todo el pueblo coreano le respetaba como el Sol de la nación y el lucero de la liberación de la patria y se agrupó en su torno, lo que dio lugar a la tradición de la unidad monolítica de la RPD de Corea.

La RPDC avanza por la fuerza del espíritu de los guerrilleros antijaponeses
A fines de 2019 se publicó al mundo una noticia de que el Secretario General Kim Jong Un recorrió los lugares de combate antiguos de la zona del monte Paektu. En esa ocasión el Mandatario coreano marchó por entre las nieves que llegaban hasta a las rodillas e hizo hogueras para recordar con emoción los días penosos de la guerrilla antijaponesa.

Poco después, en todo el país se levantó una furiosa llamarada de recorrido por el monte Paektu. Todos creían que solo cuando experimentaran una vida guerrillera soportando fríos penetrantes, podrían ser auténticos combatientes patrióticos. En una palabra, el pueblo coreano está avanzando impetuosamente superando todas las dificultades y pruebas con la fuerza de aquel espíritu.

Ya la RPD de Corea, con sus logros brillantes en el desarrollo del poderío de defensa nacional, se ha colocado con la frente alta en la primera fila de las potencias militares del mundo. Inventó con sus propias fuerzas distintos misiles estratégicos y tácticos de punta cuyo número se incrementa de forma incesante. Los especialistas comentan al unísono que se garantizan la paz y la seguridad en la Península Coreana gracias al poderío militar de la RPDC.

Por otra parte, se consolida más el cimiento de la economía nacional independiente.
Gracias al tesonero esfuerzo por adecuar la industria metalúrgica a las condiciones del país, se construyen instalaciones de fundición de hierro y acero como el alto horno de calentamiento por el oxígeno, que posibilitan un gran aumento en la producción de acero en un futuro cercano. También en la industria química y la de materiales de construcción se logran éxitos loables que permitan aumentar la capacidad productiva. En la industria de la maquinaria se producen sin cesar las máquinas rotativas como camiones y tractores de nuevo tipo.

Además, en el sector de construcción se registró un gran avance. En la ciudad de Pyongyang se levantaron nuevos edificios para 20 mil núcleos familiares y se construyeron numerosas viviendas en las aldeas rurales, abriendo una era de transformación de localidades.

Y la unidad monolítica del Partido del Trabajo de Corea y el pueblo se estrechó más. Pese a los múltiples desafíos y dificultades, el PTC siempre compartió el destino con el pueblo y dedicó todos sus esfuerzos para salvaguardar la seguridad de la población y estabilizar y mejorar la vida poblacional.

Cada vez que las crecidas arrasaban zonas y regiones, Kim Jong Un tomó medidas de construir nuevas viviendas para los damnificados movilizando toda la fuerza nacional. Cuando se penetró el virus maligno en el país, se personó en las farmacias, a pesar del peligro de la contaminación, para averiguar el estado antiepidémico y movilizó las fuerzas poderosas del sector médico del Ejército Popular para recuperar la estabilidad en la lucha antiepidémica. Hizo suministrar, a cargo del Estado, los productos lácteos a todos los niños del país, y los uniformes y mochilas de nuevo tipo a todos los alumnos. Se hizo más intensa la confianza en el PTC del pueblo, que avanzó hacia un futuro espléndido, unido firmemente en torno del Partido.

Aún la RPD de Corea sufre dificultad y estrechez. Pero, el espíritu de los guerrilleros antijaponeses, que trajo una gran victoria en la pésima situación, estimula y estimulará al pueblo coreano.

DEJA UNA RESPUESTA