La crisis Irán-EEUU, más allá de las palabras

152

A dónde nos llevará la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien autorizó un ataque con aviones no tripulados que acabó con la vida de Qasem Soleimani, el comandante militar más poderoso de Irán y líder la guardia republicana, milicia de los Ayatolás. Recordemos que los ayatolás creen firmemente en la superioridad de la Revolución Islámica de Irán -por la gracia de Alá- sobre todas las otras revoluciones (Francesa, americana, fascistas, comunistas, etc.) que se han dado en el mundo y a lo largo del tiempo se han desvanecido en pocas décadas”.

 

El islam será la civilización y religión que desafiará y vencerá al decadente e inmoral Occidente” nos dicen los eslóganes desde Teherán, situación que ha incrementado la tensión entre estas naciones. ¿Qué estrategia es ésta y qué puede pasar después?

Trump siempre ha prometido sacar a las tropas estadounidenses de Medio Oriente, pero la realidad política de hoy parece muy compleja. ¿Puede la muerte del general iraní Soleimani desencadenar una guerra? ¿Por qué EE.UU. mató a Soleimani ahora (y qué es lo que
se espera que ocurra)? Pero bajo su presidencia, las relaciones entre su país e Irán se
han vuelto más tensas a medida que Washington impuso más sanciones a Teherán y se retiró de un acuerdo nuclear que consideraba que tenía fallas.

Claro está que el asesinato de varios dirigentes militares iraquíes e iraníes, incluyendo el general Qassem Soleimani de los Cuerpos de Guardias Revolucionarios Islámicos de Irán, y el comandante Abu Mahdi al-Muhandis de las Unidades de Movilización Popular de Irak, en un ataque bien planificado por el Pentágono en el aeropuerto internacional de Bagdad este 2 de enero, ha generado temor a una escalada de inestabilidad sin precedentes en la
región.

Bien podemos resumir en cinco las circunstancias para entender los elementos de esta crisis, a saber:

1. El asesinato de dos líderes militares de Irak e Irán en Bagdad por un ataque de Estados Unidos desató el temor a una guerra abierta en toda la región.

2. El general Qassem Soleimani era el jefe de los Cuerpos de Guardias Revolucionarios Islámicos de Irán, y pieza clave en la articulación del llamado Eje de la resistencia en Medio
Oriente.

3. El ataque fue justificado por Washington como represalia al asalto sufrido por su embajada en Bagdad, luego de una masiva protesta por el bombardeo de tropas iraquíes que combaten al ISIS.

4. El gobierno iraquí ha protestado por el asesinato de un general extranjero en su territorio, y de un comandante militar de sus FF.AA., y el Parlamento votará mañana la
salida de las tropas de EE.UU.

5. Abu Mahdi al-Muhandis era un importante comandante de las Unidades de Movilización Popular, una coalición de milicias armadas para combatir al ISIS el 2014 tras el colapso de las FF.AA. iraquíes. Los mercados por su parte se han visto sacudidos con la ventaja
del dólar como moneda global y con el aumento del valor del oro, noble metal que se ha disparado este lunes al nivel más alto en más de seis años a medida que las tensiones en Medio Oriente avivaron la demanda. En este sentido, el gigante Goldman Sachs Group apuntó en un análisis que el metal amarillo ofrecía una cobertura más efectiva que el petróleo ante la crisis. También el paladio amplió las ganancias, en su caso a un máximo histórico. Dada su actual condición de única superpotencia, Estados Unidos se siente autorizado a intervenir dónde y cuándo lo considere oportuno para salvaguardar sus intereses particulares, proteger a sus aliados y, al menos desde su punto de vista, reparar las injusticias y hacer del mundo un lugar más seguro.

Con frecuencia, la intervención es de carácter militar, bien en forma de guerras de larga duración, como en los casos de Corea, Vietnam, Afganistán e Irak, bien de expediciones breves y casi ridículas, como en Grenada. Las acciones bélicas se han convertido en parte integrante de la política exterior y muy útiles en épocas de campaña electoral.

La muerte del general Qasem Soleimani uno de los hombres más poderosos de ese país, sin duda incrementará las tensiones que ya existían entre Washington y Teherán, disparará el precio del crudo y metales nobles, además de que generará incertidumbre en las bolsas y un estado de alerta en Medio Oriente e intereses de Estados Unidos en todo el mundo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo sin embargo que el ataque fue realizado para “detener una guerra. No actuamos para iniciar una”; Irán por su parte promete “venganza severa”, hasta hoy una guerra de palabras y movilizaciones que miramos atentos.

Recordemos que el objetivo principal de esta acción “Qasem Soleimani era una figura con estatus de culto entre sus hombres, tanto de la Guardia Revolucionaria Islámica como de los muchos grupos milicias que ayudó a crear en toda la región”. Donde inculcó un profundo sentimiento anti norteamericano y occidental.

Es claro que el régimen iraní ha sacado dividendos políticos y un espíritu de unidad nacional frente a este hecho, Soleimani era considerado una celebridad y, ya sea que lo hayan adorado u odiado, (su muerte) unirá a Irán y el primer acto de unidad en el país fue el organizar un funeral público masivo para enviando con ello un mensaje muy fuerte a Estados Unidos.

Es casi obvio que para Irán su muerte es un acto que tendrá consecuencias masivas, tanto respecto de la unidad político-religiosa, influencia externa y rol militar en la región ya suficientemente compleja, difícil y revuelta.

*El autor es consultor internacional y docente.

Foto portada: https://www.aciprensa.com/

 

 

DEJA UNA RESPUESTA