Fortalece Marruecos sus fuerzas navales con su primer submarino en aguas del Mediterráneo

164

Ningún país puede decirse poseedor de sus aguas territoriales si no sabe ni tiene cómo defenderlas. Marruecos ha empezado a dar pasos tendientes hacia su defensa naval submarina con la adquisición del sumergible francés Scorpene que reforzará el poderío de la marina Real.

Esta decisión forma parte de la modernización militar marroquí, la cual se había especializado hasta el momento en realzar sus fuerzas de tierra y su aviación bélica. Con la puesta en acción de este submarino, cuenta ahora con una estrategia naval que le permitirá proteger su Zona Económica Exclusiva de 85 mil millas náuticas cuadradas, así como los 4 mil kilómetros de costa.

Asimismo, se une a las fuerzas navales de España y Reino Unido en la lucha contra el contrabando, la protección de Mediterráneo y para garantizar la seguridad del Estrecho de Gibraltar. Para 2022, se espera que el estado marroquí cuente con cuatro de estos submarinos asignados a la base naval de Alcazaseguir, cercana a Ceuta.

La situación tiene lugar en momentos en que Marruecos ha buscado consolidar sus avances políticos y sociales como uno de los países más avanzados en el norte de Africa. También es una cintramedida a la compra hecha por Argelia de dos buques rusos Kilo tipo 636M.

Su acercamiento hacia las principales potencias militares, lo convierte también en uno de los más seguros de la región tanto en tierra como aíre y ahora en mar. En octubre pasado, Rabat firmó un convenio con Estados Unidos para la adquisición de una gran arsenal que inclye el avión F-35, considerados como los más modernos y caros del mundo.

Con Reino Unido, otro de sus poderosos aliados, también negocia la compra de otro submarino con el que cerrará su eje naval en esa importante sona estratégica.

Las fuerzas armadas marroquíes también esperan colocarse como una de las mejores en el norte de Africa con la llegada de tanques blindados Cougars 6×6 y el sistema de misiles tierra-aire de largo alcance MIM-104 Patriot, que Washington ha vendido exclusivamente al gobierno de Rabat.

Marruecos elevará su presupuesto militar para febrero de 2023, con la adquisición de misiles aire-aire de alcance medioavanzado (AMRAAM), cuando cierre un contrato por 768 millones de dólares con el Pentágono, un hecho que lo reafirma como un fuerte aliado de Estados Unidos.

Con información de El Español (https://www.elespanol.com)

 

DEJA UNA RESPUESTA