Destaca el Rey Mohammed VI, la lealtad de las Fuerzas Armadas Marroquíes

293

Rabat, Marruecos, May. 14, 2022 (MAP).- Con motivo del 66º aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas Reales (FAR), Su Majestad el Rey Mohammed VI, Jefe Supremo y Jefe de Estado Mayor General de las FAR, dirigió, hoy sábado, una orden del día a los oficiales, suboficiales y militares de tropa.
He aquí su traducción:

“Loor a Dios,

Que la oración y la bendición sean sobre el Profeta, su familia y
compañeros,

Oficiales, suboficiales y militares de tropa,

De conformidad con la encomiable tradición que queremos perpetuar y con gran orgullo, nos dirigimos hoy a ustedes, con motivo del sexagésimo sexto aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas Reales, para expresarles a todos, a todos los componentes incluidos, terrestres, aéreos, navales y de la Real Gendarmería, nuestros sentimientos de simpatía y satisfacción, por sus nobles acciones e inmensos sacrificios consentidos para izar muy alto la bandera de la Patria y defender su soberanía y su integridad territorial.

Y aquí estamos hoy, y como cada año, conmemorando este aniversario tan querido en la memoria nacional, símbolo de los valores de cohesión, sacrificio y abnegación, de los que nuestras Fuerzas Armadas Reales y todo el Pueblo marroquí extraen, hoy, los fundamentos de su resistencia y de su determinación para hacer frente a todos los intentos desesperados de atentar contra Nuestra integridad territorial y Nuestras sólidas constantes nacionales.

Los resultados positivos de sus valiosos logros durante el año pasado nos hacen sentirnos orgullosos de su disposición, de su disciplina y de su espíritu de entrega al servicio de la Patria.

En esta ocasión, queremos saludar a nuestros soldados desplegados en nuestras provincias del Sur y del Este, o a los encargados de vigilar nuestras fronteras terrestres, aéreas y marítimas, con vigilancia y firmeza, orgulloso de lo que hacen para preservar la unidad de la Patria y la seguridad de los ciudadanos.

Oficiales, suboficiales y militares de tropa,

Nuestra profunda convicción en la importancia de las nobles misiones que ustedes cumplen a nivel de seguridad y militar, y las experiencias y logros
que han acumulado en el ámbito de la gestión de riesgos y crisis nos hacen ser conscientes de la justicia del enfoque que hemos adoptado para el desarrollo de nuestras Fuerzas Armadas Reales en términos de estructura y organización, así como Nuestra preocupación por brindarles un apoyo y un acompañamiento permanentes, con la misma voluntad y determinación, para que puedan alcanzar un mayor nivel de profesionalidad y sean capaces de afrontar todos los retos, especialmente en esta delicada coyuntura internacional, con sus incidencias militares, de seguridad y económicas.

En este contexto, debemos saludar la eficacia del elemento humano de Nuestras Fuerzas Armadas Reales, hombres y mujeres, y su continua evolución que refleja la calidad de nuestra formación militar, en la que siempre trabajamos para actualizar y mejorar, tanto a nivel teórico como práctico, con el fin de garantizar la adquisición, de forma continua y productiva, de todos los conocimientos y experiencias necesarios que les capaciten para llevar a cabo sus múltiples tareas en las mejores condiciones.

También hemos dado Nuestras Órdenes Reales para el establecimiento de una alta comisión militar encargada de examinar el proyecto de creación de un estatuto de suboficiales, que defina el marco jurídico y organizativo, así como la gestión del recorrido profesional, según una visión moderna y global para esta categoría, considerada como uno de los pilares de

Nuestras Fuerzas Armadas Reales.
Como expresión concreta de la alta solicitud con la que rodeamos a los miembros de las familias de los mártires y de los pupilos de la Nación, que han hecho enormes sacrificios por la defensa de la Patria y de su integridad territorial, hemos dado Nuestras órdenes para permitir que esta categoría se beneficie de viviendas en las ciudades del Reino, de forma gratuita y sin costes adicionales, con el fin de garantizarles a ellos y a sus familias unas condiciones de vida decentes.

Una de las manifestaciones más llamativas de nuestro interés por el elemento humano es el objetivo que tenemos la ambición de alcanzar a través de la integración de nuestra juventud marroquí en el servicio militar, con la entrada de una nueva promoción este año, compuesta por 20.000 reclutas.

Para preservar los logros de esta experiencia nacional, hay que seguir apoyándola mediante el desarrollo de programas, la modernización de
infraestructuras y la provisión de recursos materiales y humanos para su
éxito, para que nuestros jóvenes, que han respondido voluntariamente y
en gran número a la llamada, puedan servir con lealtad y entusiasmo a su
Patria.

Oficiales, suboficiales y militares de tropa,
Para reforzar las capacidades de defensa de nuestro ejército, seguiremos
dando la prioridad al plan de equipamiento y perfeccionamiento de las Fuerzas Armadas Reales, según programas integrados, basados particularmente en la implantación de industrias militares y el desarrollo de la investigación científica, a través de la firma de una serie de asociaciones y convenios con los centros de investigación y las universidades marroquíes para la realización de proyectos de alto valor técnico, con el objetivo de desarrollar el auto-equipamiento de nuestras Fuerzas Armadas en diversos ámbitos.

Paralelamente a este enfoque, hemos propugnado el fortalecimiento de
la cooperación entre Nuestras Fuerzas Armadas Reales y sus homólogas
de los países hermanos y amigos, opción que ha dado resultados encomiables y ha contribuido a la consolidación de la influencia de Nuestro Ejército y de su presencia internacional, reforzando así su credibilidad y enriqueciendo su base de conocimientos al servicio de la consagración de los valores de paz y seguridad, en los que todos creemos, y que deben prevalecer entre las Naciones y los Pueblos.

Partiendo de este principio básico, y gracias a la experiencia acumulada por las Fuerzas Armadas Reales, Marruecos se ha convertido hoy en día en un socio activo y fiable en las operaciones de mantenimiento de la paz, a través de la participación de nuestras unidades en diversos contingentes y de nuestros ejecutivos militares en las estructuras de los organismos de la ONU.

Este compromiso se reforzará, si Dios quiere, por la creación de un Centro Marroquí Pluridisciplinar de Mantenimiento de la Paz cuya misión será formar y apoyar las competencias nacionales y extranjeras, especialmente en el continente africano, en colaboración con las Naciones Unidas y algunos países amigos, con el fin de promover los principios de la seguridad y de la paz internacionales.

Oficiales, suboficiales y militares de tropa,
En este glorioso aniversario, y en el ámbito de la seguridad, no dejaremos
tampoco de expresar nuestra profunda satisfacción y nuestro reconocimiento a los hombres de la Gendarmería Real, de la Seguridad Nacional, de las Fuerzas Auxiliares, de la Protección Civil y de la Administración Territorial, por lo que cumplen, día y noche, para velar por la quietud de los ciudadanos y la protección de sus intereses, así como por sus esfuerzo constantes para preservar la seguridad y velar por la seguridad del país, con disciplina, perseverancia y lealtad.

Y como cada año, recordamos en este día, con reverencia y consideración,
las nobles acciones de los dos difuntos Reyes, Nuestro Augusto abuelo, Su
Majestad el Rey Mohammed V y Nuestro venerado padre, Su Majestad el Rey Hassan II, que Dios conceda la paz a sus almas, en favor de las Fuerzas Armadas, rogando al Todopoderoso que los colme de su gran misericordia
y los acoja en su vasto Paraíso, entre los Profetas, los Santos, los mártires y los virtuosos.

También rogamos al Todopoderoso que derrame su misericordia sobre nuestros valientes mártires caídos en el campo del honor para que Marruecos pueda vivir en libertad e independencia, y que sus hijos disfruten de la prosperidad y de la dignidad, en quietud y paz.

Perseveren, que Dios les bendiga, en este camino que les hemos trazado, fieles al juramento de la Marcha Verde y defendiendo la unidad y las sacralidades de la Patria, movilizados detrás de su Jefe Supremo y Jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Reales, y apegados a su lema eterno: Dios, la Patria, el Rey».

DEJA UNA RESPUESTA