Amnistía Internacional se retracta de acusaciones a Rabat por espionaje a periodistas argelinos mediante el software Pegasus

75

La controversia por el espionaje realizado a través del software Pegasus ha estado en las primeras planas de los diarios por su posible uso en el monitoreo de periodistas, activistas, políticos y abogados de derechos humanos. Marruecos se ha visto envuelto en esta maraña de argumentos imprecisos, luego que Argelia acusara a Rabat de espiar teléfonos celulares de periodistas argelinos.

La organización Amnistía Internacional es una de las principales que han denunciado su uso para estos propósitos, sin embargo, ahora su posición dio un giro de 180 grados al afirmar que la ‘lista’ de números telefónicos que eran espiados no era más que un señalamiento de los intereses de la firma NSO, creadora de esta plataforma. Sin embargo, este tipo de «voladuras» noticiosas, que sólo buscan el sensacionalismo, pueden ocasionar algo muy grave como es un cconflicto diplomático entre ambos países y desprestigian el trabajo de una organización no gubernamental respetable.

El diario israelí Calcalist, señaló que Amnistía Internacional cambió su versión original en la que aseguraba que Pegasus era usado para espiar a personalidades políticas y de los medios de comunicación. Ahora señala «que nunca dijeron que la lista de números filtrada tuviera alguna conexión con el proyecto Pegasus del Grupo NSO, y que fueron los medios los que retrataron la controversia en curso a la firma israelí NSO».

La lista de 50.000 números de teléfono que han estado en el centro de la investigación sobre NSO, y que ha provocado una tormenta global en los últimos días, no es una lista de los objetivos del software de Pegasus, dijo Amnistía Internacional en un comunicado.

La situación llamó la atención de diversos expertos en ciberseguridad en el mundo sobre el uso estratégico de Pegasus: estas son algunas opiniones de ellos:

Runa Sandvik

Para el experto noruego en seguridad informática, Runa Sandvik, jefe de seguridad informática del New York Times, la inconsistencia de las acusaciones que informan los medios de «Forbiden Stories» se contradice en las fuentes citadas.

The Grugp

Por su parte, The Grugq, un respetado experto en ciberseguridad, reveló que la lista de números filtrada a The New York Times, Washington Post, Forbes, Wired, TechCrunch, BoingBoing, VICE y BBC News, podría ser de otro programa de espionaje israelí denominado «Círculos», pero no necesariamente de NSO.

Nadim Kobeissi

Nadim Kobeissi, investigador libanés ampliamente conocido por su desempeño en ciencias de la computación y criptografía aplicada, indicó que los argumentos de Amnistía Internacional son extremadamente débiles, ya que se basa principalmente en certificados SSL / TLS autofirmados simples que cualquiera puede producir e insertar en un conjunto de datos.

Kim Zetter

Por su parte, la periodista de investigación estadounidense Kim Zetter, conocida por analizar enigmáticos problemas de ciberseguridad y seguridad nacional desde 1999 y autor de varios libros sobre el tema, se mostró sorprendida por los datos revelados en «Forbidden Stories». Kim que comentó que “esta historia de NSO se está volviendo un poco loca”. Aseguró que los datos publicados por los medios de comunicación no permiten verificar que se trate de una lista de objetivos o posibles objetivos de la NSO.

Expresó que también es necesario saber el origen de quien reveló la lista de objetivos. «¿Los medios lo obtuvieron de un intermediario de datos o de alguien que lo obtuvo de un intermediario de datos?» ¿Les dio la lista un pirata informático? ”, preguntó, algo que también fue apoyado por el experto en informática «Aimable N.» quien señaló que los datos son imprecisos y cuestionables.

DEJA UNA RESPUESTA