¿Cómo se convirtió el Sahel en el epicentro del terrorismo global?

233

El Observatorio Geoestratégico de Ginebra realizó un interesante debate sobre las causas que fomentaron el terrorismo en la región de Sahel con el objetivo de alertar a la comunidad internacional sobre el constante deterioro de la situación y la seguridad regional. Bajo el título «¿Cómo se convirtió el Sahel en el epicentro del terrorismo global?, diversos expertos en seguridad tocaron el dedo en llaga al señalar a esta zona como detonador de violencia y conflictos desestabilizadores.

Entre la causas expuestas van desde el fanatismo religioso, el separatismo, el resentimiento insalvable de conflictos pasados durante el colonialismo, así como la caída de líderes de línea dura como Muamad Kaddhafi, que originó el éxodo de islamistas argelinos hacia el sur y las estrategias poco coordinadas de las potencias circundantes que han dejado crecer el problema en el Sahel.

El organismo alertó no sólo a la comunidad regional, sino internacional para que se retomen la importancia y necesidad de monitorear y reactivar las políticas de seguridad antiterrorista, so pena de que este flagelo se expanda como un efecto dominó hacia otros continentes.

Entre los participantes se encontraron Alain Juillet, ex director de inteligencia de la DGSE; Paul Kananura, politólogo y presidente del Instituto Afrika y Rémi Baudoui, profesor de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de Ginebra, quienes recordaron cómo y por qué el Sahel se había convertido en el epicentro del terrorismo global antes de elaborar un mapa completo de los diferentes grupos que operan en la región. Ambos elaboraron una presentación precisa y rigurosa que puso de relieve la falta de previsión de la comunidad internacional y que hace temblar ante la sola idea de que este nuevo bastión del yihadismo podría tarde o temprano presentar una amenaza para los países occidentales.

La ponencia fue bien recibida por estudiantes y profesores de la Universidad de Ginebra, así como por representantes de institutos de investigación extranjeros, de organizaciones internacionales, diplomáticos y periodistas, quienes coincidieron en la necesidad de poner un freno a la delincuencia y grupos extremistas que sólo buscan hacer tambalear la estabilidad de las sociedades.

Rémi Baudoui, profesor de la Universidad de Ginebra y especialista en el tema del terrorismo, abrió la pol+emica al recordar la influencia de los acontecimientos mundiales contemporáneos en la situación del Sahel. El experto mencionó los factores que explican el deterioro de la situación general en los países de la zona del Sahel. El surgimiento de la violencia a través de la delincuencia, las milicias y los grupos de autodefensa y el terrorismo son fenómenos en constante expansión en la región.

Alain Juillet introdujo su presentación con una visión general de las diferentes influencias religiosas e históricas en la región. Destacó las diferentes divisiones intranacionales entre los pueblos del Sur y del Norte, asi como los numerosos conflictos y desacuerdos nacionales, regionales e internacionales que han llevado a una implosión del equilibrio dentro de este espacio.

Asimismo, denunció la gestión incompleta de las operaciones antiterroristas por parte de  las potencias occidentales, lo que ha fomentado el surgimiento de una nebulosa de grupos terroristas que se alimentan  del  resentimiento  de la gente contra las potencias extranjeras.

El tema del Sahara también salió a relucir, donde participantes del público inquirieron la actitud de Argelia que, junto con el polisario, han recurrido al terrorismo para impedir una solución adecuada a la crisis, además del contubernio que encuentra con el apoyo de Rusia e Irán, supuestamente amparados en operaciones antiterroristas en la zona.

Al respecto, Alain Juillet respondió que «en el Sáhara Occidental, la solución debe pasar por una negociación  que debe conducir a una forma de autonomía. Sin embargo, no estoy seguro de que la autonomía sea deseada por todos. Lo que Argelia, que apoya a los saharauis, quiere es acceso al mar y si un país es autónomo, el acceso al mar está difícilmente garantizado».

Cabe señalar que la presencia de Alain Juillet como panelista de esta conferencia-debate era un requisito del Sr. Alain Jourdan, con el fin de dar más credibilidad al evento y atraer al público, invitando a una personalidad conocida en el mundo de la inteligencia con experiencia en el archivo.

*****

El Observatorio Geoestratégico de Ginebra se basa en una red internacional de académicos, líderes de ONG y periodistas. Combate los estereotipos y los análisis excesivamente etnocéntricos que prevalecen en muchas consultas internacionales.

Encuentra el video completo de esta conferencia en nuestro canal de YouTube

 

 

DEJA UNA RESPUESTA