Wikileaks afirma que Trump intentó pedirle recuperar los mails de Hillary

0
295

A casi un año de que se realizaron las elecciones presidenciales, Alexander Nix, director de la empresa Cambridge Analytica, reconoció que el equipo de campaña de Donald Trump contrató sus servicios para pedir a Wikileaks que hackeara la cuenta privada de Hillary Clinton a fin de recuperar los correos electrónicos perdidos cuando era secretaria de Estado. El fundador de la firma de filtraciones informáticas, Julian Assange, dijo que se negó a colaborar en el caso.

En entrevista con CNN, Nix afirmó que la gente de Trump estaba decidida a recuperar los 33 mil mensajes de Clinton para atacarla durante el periodo de campaña y debilitarla en las elecciones presidenciales.

La firma, que tiene oficinas en Nueva York, Washington y Londres y se dedica al análisis de datos, fue exhibida por el propio Assange en un mensaje por redes sociales como la mediadora que le hizo la petición de intrusión informática contra Hillary.

”Puedo confirmar un contacto con Cambridge Analytica (antes de noviembre del año pasado) y puedo confirmar que Wikileaks lo rechazó”, dijo Assange.

Wikileaks ya había hecho algunas filtraciones durante la campaña en el 2016 que perjudicaron a la candidata demócrata y la puso en el banquillo de los acusados por haber perdidos información clasificada del Estado. También hizo lo mismo con mensajes de John Podesta, en ese entonces jefe de campaña de Clinton. Trump simplemente aplaudió la acción y hasta dijo “amo a Wikileaks”.

Asimismo, se dio a conocer que el Partido Demócrata y la campaña de Clinton financiaron una investigación realizada por el ex espía británico Christopher Steele sobre los posibles vínculos de Trump con el Kremlin, el cual fue desestimado por el magnate inmobiliario calificándola de “vergonzosa”.

”No olvidemos que Hillary Clinton negó todo esto. Ella no sabía nada. No sabía nada y de repente se enteraron. Lo que me sorprende es que pagaron casi 6 millones de dólares y (la investigación) está totalmente desacreditada. Es falso. Noticias falsas. Es vergonzoso”, dijo Trump.

La investigación revela un supuesto complot ruso para obtener información comprometedora de Trump, aunque incluye imprecisiones verificadas por medios estadounidense e historias de fuentes anónimas que es imposible corroborar.

Esos informantes anónimos mencionan aspectos que desprestigiaban a Trump como sus encuentro con prostitutas en la habitación de un hotel de Moscú, el cual fue grabado con cámaras y micrófonos de los servicios de inteligencia rusos. También propuestas de negocios en Moscú o San Petersburgo con las que podrían influir en el ahora presidente.

DEJA UNA RESPUESTA