Reavivan EU y Norcorea, el camino a la negociación nuclear

0
121

Estados Unidos habilitó una delegación para retomar las negociaciones sobre la crisis norcoreana, tres días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cancelara la reunión cumbre con la República Popular Democrática de Corea. Este lunes, trató de reanimar la situación diciendo que continuará con sus esfuerzos para que la fecha propuesta del 12 de junio, pueda realizarse el encuentro bilateral en Singapur, tal y como lo habían planeado antes de sus discrepancias.

En un intento por salvar la fecha, la Casa Blanca aprobó una delegación de funcionarios estadounidenses que se encargarían de las negociaciones con Pyongyang para confluir en una solución al problema de la desnuclearización de la península coreana. Ambas delegaciones de hecho, ya se conocen, pues anteriormente integraron el equipo negociador durante el mandato de Kim Jong-Il, cuando Norcorea se comprometió a abandonar su programa nuclear.

Se trata de Sung Kim, ex embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, quien cruzó la frontera intercoreana para reunirse con Choe Son Hui, viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte. Ambos son viejos conocidos del tema, pues fueron negociadores en 2005, durante la administración de George W. Bush.

La misión norteamericana incluye también a Allison Hooker, del Consejo de Seguridad Nacional de EU, así como un funcionario del Departamento del Pentágono. También se encuentran el subsecretario de Defensa para Asia oriental, Randal Schriver y un miembro del equipo del secretario de Estado, Mike Pompeo.

El sábado pasado, el líder norcoreano Kim Jong Un se reunión con su homólogo sudcoreano Moon Jae-in, quien ha iniciado una ofensiva diplomática para destrabar el diálogo y que éste se efectúe en tiempo y forma.

Por su parte, el viceministro del Exterior, Kim Kye Gwan, otro de los negociadores norcoreanos afirmó que el gobierno de su país está “dispuesto a darle a Estados Unidos tiempo y oportunidades” para reconsiderar la reunión que había sido programada para el 12 de junio en Singapur.

La atención ahora volverá a centrarse en la forma en que Trump responderá al gesto aparentemente conciliatorio de Corea del Norte.

DEJA UNA RESPUESTA