El FBI confisca evidencia sobre citas de actriz porno con Trump

0
195

El fiscal especial Robert Mueller ordenó al FBI registrar la oficina de Michael Cohen, abogado personal del presidente Donald Trump, quien también se encuentra en medio del vórtice de la llamada trama rusa. En la operación se incautaron documentos y grabaciones de varios de sus clientes, entre estos, un depósito por 130 mil dólares hecho en favor de la actriz de cine porno Stormy Daniels, de quien se dice que recibió esa suma antes de las elecciones presidenciales con la finalidad de que se abstuviera de hablar sobre sus encuentros con el ahora mandatario estadounidense.

“Hoy la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Nueva York ejecutó una serie de órdenes y se incautó de las comunicaciones confidenciales entre mi cliente, Michael Cohen, y sus clientes”, afirmó el abogado de Cohen, Stephen Ryan, quien calificó la medida de “completamente inapropiada e innecesaria”.

Trump, quien al parecer no se esperaba la jugada, calificó la medida como un allanamiento y afirmó que se trataba de “una situación vergonzosa y de ser una cacería de brujas” realizada contra quien considera como “un buen hombre”.

El magnate inmobiliario, acostumbrado a ganar y a que su equipo le muestre lealtad absoluta, comenzó a desconfiar de su propio secretario de Justicia, Jeff Sessions, a quien señaló por no haberle advertido de una situación semejante.

Respecto a Michael Cohen, éste también es investigado por Robert Mueller por presunto fraude bancario y violación de normas en la financiación de campañas, que podría conectar con algún posible contubernio de Stormy Daniels para evitar una afectación y cuidar la imagen política de Donald Trump.

Según se sabe, Cohen había firmado el acuerdo de confidencialidad con la actriz porno, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, en octubre de 2016, cuando faltaban unas semanas para el día de la votación. En ese momento, Trump era atacado por sus comentarios sexistas y varias acusaciones de acoso. La actriz está buscando demandar a Trump para que un juez anule el contrato de confidencialidad y poder contar la historia.

 

DEJA UNA RESPUESTA