Canadá desestima a Trump y ofrece enrolar a transexuales

0
229

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apenas tenía una horas de haber amitido su prohibición para que los transexuales sirvan en el ejército, cuando las Fuerzas Armadas canadienses, se pronunciaron en favor de recibirlos en sus filas. Trump aseguró que su gobierno “no aceptará ni permitirá” que personas transgenero “sirvan en ninguna capacidad” en el sector militar.

“Nuestras fuerzas armadas deben centrarse en la victoria decisiva y arrolladora, y no pueden ser lastradas con los enormes costos médicos y la perturbación que implicarían los transgénero”, dijo en un mensaje de redes sociales. Canadá, por el contrario se unió a una veintena de países que eliminaron esta prohibición y que además cubren los costos del proceso transexual.

El mandatario estadounidense ya se había manifestado en contra de esta medida desde el inicio de su campaña política. Simplemente piensa que los individuos transexuales carecen de la firmeza que requiere el ejército para cumplir sus tareas militares. De esta manera, da marcha atrás con la decisión aprobada por Barack Obama quien abrió la diversidad sexual a las fuerzas armadas.

Obama no sólo los aceptó, sino que comprometió dinero del erario federal para apoyar el tratamiento completo de cambio de sexo. El magnate neoyorquino piensa que esto es un derroche gastado en personas que son más bien “desviados sexuales”.

Sólo para que lo sepan: según un estudio de la Asociación de Médico de Estados Unidos cifra en 13,000 la cantidad de transexuales que ya pertenecen al ejército norteamericano. Uno de los problemas que enfrenta el sector es que la mayoría de los médicos no están capacitados para atenderlos. En caso de seguir adelante con esta prohibición se teme un endurecimiento en las condiciones de este sector en los cuarteles.

En el caso del ejército canadiense, hay 19 militares que completaron su tratamiento entre 2008 y 2015, con un costo de 319.000 dólares. En Canadá, el ejército cubre los costes de la terapia hormonal, la medicación y también de terapia psicológica para sus miembros transexuales, aunque las Fuerzas Armadas de este país no han ofrecido datos de cuántas personas transgénero forman parte de sus filas. Existen una veintena de países, tales como Noruega, España y Australia, que permiten el enrolamiento de personal transexual.

DEJA UNA RESPUESTA