La UE aplicará más controles a su política de refugiados

0
110

La Unión Europea comenzará a depurar su política migratoria. El flujo migratorio es ya un problema que podría derivar en el desmoronamiento del bloque europeo. De hecho, la canciller alemana Angela Merkel está al borde del colapso debido a las frecuentes oleadas de migrantes que arriaban a Europa buscando asilo, huyendo de la guerra y la violencia o simplemente buscando un mejor nivel de vida. Ante esta situación, se comienza a barajar la posibilidad de crear mecanismo de contención para evitar el agotamiento de países como Austria, Italia y la propia Alemania, ante la cuestión migratoria.

De entrada, se contempla crear centro para atender a quienes soliciten asilo, pero en realidad es un filtro para determinar a quiénes podrían enviar fuera de las fronteras eurocomunitarias. Bruselas ya mantiene negociaciones con países africanos e incluso con grupos armados para negociar con ellos y tratar de evitar los flujos migratorios que causan sus conflictos.

El bloque europeo ya se encuentra en jaque con este problema, el cual puede costarle los largos años de libre circulación que le han caracterizado, así como el resentimiento de gobiernos miembros que son los primeros receptores de grupos desplazados. La idea es empezar a determinar quién de verdad merece tener la calidad de asilado y gozar de la protección internacional, estos serían los que permanecerían en territorio europeo.

La mayoría de los países eurocomunitarios han manifestado su rechazo a aceptar las cuotas de asilados establecidos por el bloque, esto es algo que ya viene ocurriendo desde el 2015. El proceso de selección sería más minucioso y hasta se procedería a expulsar candidatos de forma inmediata; algo que no se esperaba de la política humanitaria de la también conocida como La Casa.

Los representantes de los 28 países se reunirán le próximo 28 y 29 de junio para abordar este tema, en momentos en que ha creado efectos de endurecimiento político en Polonia, Hungría, República Checa o Eslovaquia, países donde la derecha ha comenzado a posicionarse con un férreo control migratorio que raya en un nacionalismo duro.

“Con el objetivo de establecer un marco más predecible para lidiar con quienes a pesar de todo salen al mar y son rescatados, el Consejo Europeo apoya el desarrollo del concepto de plataformas regionales de desembarco, en cooperación estrecha con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Esas plataformas deberían permitir el rápido procedimiento para poder distinguir entre migrantes económicos y aquellos que necesitan protección internacional, reduciendo los incentivos para embarcarse en viajes peligrosos”, asegura el documento.

La disyuntiva queda en la posibilidad de convertirse en un bloque restrictivo de la defensa de los derechos humanos, de los que se ha ufanado tanto, o en buscar una solución integral a un problema que amenaza con desestabilizar al bloque integrador más grande en la historia.

“No queremos campos de concentración, sino lugares donde puede haber refugio, protección, medicina y no haya violencia contra las mujeres”, acordó el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani en una reunión con el canciller austriaco, Sebastian Kurz.

DEJA UNA RESPUESTA