Advierte RU a la Unión Europea que la pelota del Brexit “está en su cancha”

0
220

Muchas veces los cambios no siempre se concretan de manera adecuada. Este esl el caso del Brexit o la salida de Reino Unido respecto a la Unión Europea, de la cual ha sido miembro durante décadas. El proceso británico para abandonar al bloque europeo comenzó desde junio del 2016 y se espera que para marzo del 2018, Londres ya esté viviendo una nueva era por propia cuenta. Así lo declaró la primer ministro británica, Theresa May, quien aseguró que “la Unión Europea es quien tiene la pelota en su cancha” y le toca toca hacer la siguiente movida. , pero Bruselas asegura lo contrario.

Las negociaciones entre ambas partes no han sido fáciles, por el contrario, ambos lados del tablero se han encontrado con dificultades políticas,económicas y hasta burocráticas que muchas veces han impedido un avance real en este movimiento independentista.

“No estamos exactamente en un juego de pelota”, afirmó el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas durante una conferencia de prensa en Bruselas. “No ha habido una solución hasta ahora en el primer paso, que es el procedimiento de divorcio. Así que en cualquier caso la pelota está en la pista del Reino Unido y esperando a que algo suceda”.

Como quiera que sea, lo que realmente parece es que el proceso de divorcio ha sido tan problemático que ha causado una serie de confrontaciones y retos para ambas partes, en un proceso que, aunque está legislado en la constitución eurocomunitaria, nunca se había vivido de manera real en el escenario político-económico.

Tanto Gran Bretaña como Bruselas se pelean los avances en las negociaciones, las cuales parecen más bien estancadas que fluidas. Ni la Unión ha avanzado un ápice al grado que el negociador-jefe de la UE, Michel Barnier y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han mostrado disposición a un arreglo, así como se notó la ausencia de David Davis ministro que negocia la salida de la UE, durante la reunión efectuada el lunes pasado.

En el proceso de emancipación inglesa se nota un paso adelante, pero se registra otra en retroceso. Por ejemplo, en el caso de los inmigrantes europeos, Reino Unido se ha comprometido a resolver este asunto, así como la cuestión de las prestaciones en salud y las pensiones. Respecto a Irlanda, acordó no levantar barreras físicas, pero por otra, no ha establecido la cifra que tiene que pagar a Bruselas por salir del eurobloque.

“Tengo la determinación de completar el ‘Brexit’ de la manera correcta y en cumplimiento de los que votaron los británicos” dijo May, en abierta decisión por concretar el proceso en menos de un año, mientras queda en el aire la factura que debe pagar por su proceso de salida.

DEJA UNA RESPUESTA