Realiza visita de felicitación al MINFAP

157
El Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, realizó el día 8 la visita de felicitación al Ministerio de las Fuerzas Armadas Populares con motivo del aniversario 71 de la fundación del EPC.

Él tomó una foto de recuerdo junto a los comandantes del EPC ante las estatuas de bronce del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il erigidas en el ministerio.

En la sala de reuniones, se reunió con los oficiales y soldados del MINFAP y con los comandantes de las grandes unidades combinadas y destacamentos combinados del EPC y les felicitó cálidamente por dicha efeméride.

El Máximo Dirigente pronunció un discurso importante.

Envió cálidas felicitaciones a los queridos oficiales y soldados de todo el ejército y sus familiares que acogen el día de la fundación del EPC en un período conmovedor cuando se abre la nueva coyuntura trascendental en el desarrollo de la revolución coreana y se impulsa en nueva fase la construcción de una potencia socialista.

En esta oportunidad tan significativa en que me reuní con todos los jefes de cuerpos, divisiones y brigadas del EPC, me parece estar con todos los oficiales y soldados del EPC, expresó y encomendó encarecidamente que informaran a los soldados que el Comandante Supremo extraña mucho a todos ellos y su alma está siempre con éstos.

Este año, el EPC debe dar un salto e innovación sin precedentes en la historia de lucha revolucionaria de nuestro partido y la de construcción del ejército para cumplir con su misión histórica que le han concedido la época y la revolución, dijo y presentó las tareas combativas que corresponden al EPC.

Establecer con más rigor en todo el ejército el sistema de dirección única del partido deviene la garantía fundamental para la conversión de todas sus filas según el kimilsungismo-kimjongilismo, tarea general de la construcción del ejército, y resulta una labor importantísima vinculada con el destino de la patria, la revolución y el pueblo, acotó.

Conscientes de que la ideología y la moral constituyen la superioridad absoluta incambiable por nada y la garantía de invencibilidad del ejército revolucionario, las organizaciones partidistas e instituciones políticas del EPC deben impulsar la labor ideológica de manera ofensiva, multilateral y tridimensional tomando como metas gemelas construir un ejército fuerte en lo ideo-político y en lo moral, indicó.

De esta manera, -continuó- han de convertir todo el ejército en un ente puro en lo ideológico y una comunidad del destino que comparta con el partido la misma línea sanguínea, ideología, propósito y destino.

Puntualizando que la tradición revolucionaria de nuestro partido deviene el vaso sanguíneo, que conecta el pasado, la actualidad y el futuro de la revolución del Juche, y la eterna piedra angular, instruyó prestar la atención especial a intensificar la educación a los militares en esa tradición para que reinara en todo el ejército el espíritu revolucionario del Paektu.

Destacó la necesidad de impulsar con el método correcto y profundidad la educación sobre el espíritu de dar primacía a nuestro Estado, de modo que todos los uniformados defendieran con el fusil el futuro radiante de su patria socialista.

Hay que intensificar aun más la educación clasista en el interior del EPC, fila vanguardista de la lucha clasista que se halla en la línea avanzada de defensa del socialismo tomando con firmeza el fúsil de la revolución, y frustrar despiadadamente todas las maniobras de las fuerzas hostiles encaminadas a acabar con nuestra ideología y régimen, apuntó.

Dio la indicación de mejorar la combinación de los asuntos militares con los políticos que significa el modo de trabajo propio del ejército revolucionario, aglutinar a todo el ejército en torno al partido y materializar de punta a cabo las líneas y orientaciones castrenses del partido.

Convertir el EPC en las filas de flor y nata deviene una orientación invariable de nuestro partido para la construcción de las fuerzas armadas revolucionarias, apuntó y añadió que hay que construir un ejército invicto en cualquier operación y combate al materializar estrictamente la orientación de 5 puntos sobre el auge en los ejercicios, presentada por el Comité Central del Partido. Continuó que se debe fortalecer más el EPC en lo ideo-político y en lo militar y técnico según los requerimientos de la época actual.

Deben eliminar completamente los modos caducos en el entrenamiento, sobre todo, el formalismo y el esquematismo, y mejorar sin cesar el contenido y modo de entrenamiento de acuerdo con las características naturales y geográficas de nuestro país y las demandas y tendencias de la guerra moderna, apuntó.

Hay que organizar activamente en todo el ejército los movimientos masivos como el de ser tiradores y artilleros infalibles con el fin de incentivar al máximo el entusiasmo de entrenarse y la competitividad de los militares, dijo.

La revolución ideológica, la de ejercicios, la modernización de armamentos y el establecimiento de disciplina militar, he aquí la clave fundamental para construir más rápido nuestras fuerzas armadas revolucionarias como filas de flor y nata, puntualizó.

Instruyó hacer más fuertes 3 campañas en las unidades y subunidades de todo el ejército para registrar nuevo viraje en las labores de intendencia y la mejora de las condiciones de vida de los soldados.

Bajo la consigna de “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!”, el EPC debe hacer uso de su peculiar temperamento de lucha y creación en todos los campos de construcción de una potencia socialista a que le llame el partido y jugar así un rol importante en este año clave para el cumplimiento de la Estrategia Quinquenal para el desarrollo de la economía nacional, recalcó.

El Máximo Dirigente aclaró los remedios para cumplir con éxito las tareas importantes incumbidas este año al EPC, entre otras, aumentar el papel de las organizaciones partidistas e instituciones políticas de diversos niveles del EPC, superar todas las dificultades y obstáculos con el espíritu revolucionario de apoyarse en fuerzas propias y fortalecer por todos los medios la capacidad militar.

El partido deposita enorme confianza en los comandantes del EPC, dijo y expresó la esperanza y convicción de que ellos alcanzarán mayores éxitos en sus tareas responsabilizándose de los trabajos de su sector ante el partido, la revolución, la patria y el pueblo.

Exhortó a todos los militares a luchar dinámicamente por el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche unidos firmemente en torno al CC del PTC, aseverando que son inconmovibles la decisión y voluntad del partido de preparar la nueva hoja de ruta de la construcción de potencia socialista para realizar los anhelos de los grandes Líderes antecesores y que ninguna fuerza podrá bloquear el avance vigoroso de nuestra patria.

 

DEJA UNA RESPUESTA