El presidente Kim Il Sung y la gran unidad nacional

132

Hoy la Península Coreana está llena de la esperanza de que podría realizar la reunificación en el futuro cercano poniendo punto final a la historia de división y hostilidad de más de 70 años entre el Norte y el Sur.

Los coreanos tienen la firme confianza en que con la unidad nacional de todos los compatriotas del norte, el sur y en el ultramar se logrará con seguridad la reunificación de la patria, el anhelo histórico de la nación. En Corea, la unidad nacional tiene su raíz en lo profundo.

El presidente Kim Il Sung, ya hace 80 años, estableció la Asociación para la Restauración de la Patria, organización del frente unido nacional antijaponés, para liberar el país de la ocupación militar nipona.

Siguiendo su idea de la gran unidad nacional, todas las clases y capas sociales ingresaron en ella, dando preferencia a la exigencia e interés comunes que eran la liberación nacional, por encima de las diferencias de la ideología e ideal, criterio político y creencia religiosa,
cantidad de propiedades y posición social.

La Asociación se contribuyó enormemente a derrocar el dominio colonial japonés y lograr la restauración nacional(15, agosto, 1945). Después de la restauración, a base de tal tradición, el presidente presentó la consigna de que contribuyeran a la construcción de la nueva patria todas las personas, o sea el que tenía fuerza con fuerza, el que tenía conocimientos con conocimientos y el que tenía dinero con dinero, y orientó a todas clases y capas sociales amantes al país y la nación para la construcción de un país democrático soberano independiente.

En 1948, cuando se produjo el peligro de quedarse fijada la división nacional por las maniobras de los imperialistas a “realizar elección unilateral y establecer gobierno separado”; en la parte sureña de Corea, el presidente convocó la conferencia conjunta del Norte y el Sur y movilizaron a la lucha por la soberanía independiente y la reunificación
todas las fuerzas patrióticas de los partidos, sectores y capas sociales del norte y el sur.

En la década de 1970, el Presidente derribó la barrera de aislamiento entre el Norte y Sur, abrió el camino nuevo de diálogo y negociación y presentó tres principios de la reunificación de la patria que son la reunificación independiente, pacífica y por la gran unidad nacional, lo que preparó el sólido fundamento de la unidad nacional y la reintegración de la patria.

Se podría decir que la obra “10 Programas de la Gran Unidad Nacional para la Reunificación de la Patria”, presentada por el Presidente en abril de 1993, es la síntesis de su ideología de la gran unidad nacional y su experiencia práctica.

La obra ilumina claramente el fundamento ideológico de la gran unidad nacional y el principio básico a sostener en su realización junto a las tareas y medidas concretas.
También fue uno referente a la reunificación de la patria el último documento firmado por el Presidente, quien durante su existencia hizo todos los desvelos y empeños para la reintegración del país con la fuerza de la gran unidad de todos los coreanos, diciendo que la reunificación sería el más valioso presente que él pudiera ofrecer a su pueblo.

La ideología de la gran unidad nacional del Presidente Kim Il Sung fue heredada por el Dirigente Kim Jong Il. Gracias a su decisión audaz, se realizó por primera vez en la
historia de la división de Corea, el primer encuentro cumbre Norte-Sur en junio de 2000 y se publicó la “Declaración Conjunta de 15 de Junio”; que afirmó con selemnidad resolver los problemas de la reunificación con las fuerzas unidas y sobre el principio de “entre nosotros, connacionales”.

Hoy, el Máximo Dirigente Kim Jong Un orienta energéticamente a la nación coreana hacia la reintegración de la patria, con su amor caluroso a la nación y voluntad firme de la reunificación, con gran generosidad y decisión magnánime.

Indudablemente, la reunificación de Corea se realizará bajo la bandera de la gran unidad nacional.

*El autor es jefe de la Biblioteca Kim Jong Il

DEJA UNA RESPUESTA