El presidente Kim Il Sung, el sol eterno

150

El presidente Kim Il Sung de la República Popular Democrática de Corea es venerado como el Sol por los pueblos progresistas del mundo. El concibió la Idea Juche que ilumina los principios de la liberación clasista, nacional y de la humanidad. También apoyó activamente la lucha de los pueblos progresistas del mundo contra el imperialismo y por la realización de su independencia, contribuyendo enormemente a la causa de la independencia de la humanidad.

Josep Stalin, de la ex-URSS, manifestó que el camarada Kim Il Sung es el
auténtico internacionalista proletario quien defendió en el Oriente a URSS
con armas y a costa de sangre de la invasión imperialista; el presidente
Mao Zetung y el premier Zhou Enlai, de China, mencionaban que la bandera roja de cinco estrellas de China está empapada con la sangre de los revolucionarios coreanos.

En la década de los 60 del siglo pasado, cuando los norteamericanos
desataron la guerra contra Vietnam, el presidente hizo publicar la declaración de condenación gubernamental en la que aclaró la posición principal de apoyar con sangre a la lucha antimperialista de salvación nacional de los vietnamitas.

Los soldados voluntarios coreanos incluso los pilotos asestaron golpes aniquiladores a los invasores norteamericanos en el terreno vietnamita y los coreanos enviaron más de 2 millones uniformes y demás materiales necesarios, a pesar de sus condiciones difíciles. También, el presidente apoyó activamente, incluyendo lo militar, a países árabes como Egipto y Siria que luchaban por la paz y la integración territorial contra el sionismo.

En la década de los 80, el presidente envió más de decenas de miles armas y municiones a Cuba y estimuló a la lucha del pueblo del hemisferio occidental que alzó la bandera del socialismo. Sam Njoma, el primer presidente de Namibia manifestó que la independencia de Namibia se debía al presidente Kim Il Sung y él era de veras el gran maestro de la revolución namibiana, mientras que Samora Moisés Marshal, presidente de Mozambique confesó que los mozambiqueños pudieron liberarse del destino de esclavos gracias a que el presidente Kim Il Sung, un gran héroe, iluminó el camino a seguir.

Después de que casi todos los países lograron su independencia y
aspiraban al desarrollo soberano, el presidente Kim Il Sung presentó una
nueva tarea a la humanidad: la independización del mundo. El orbe independizado aclarado por el presidente, significa uno completamente libre de toda clase de dominación y colonialismo. Así, un mundo realizaba totalmente la soberanía de todos los países y naciones del mundo.

El presidente manifestó que el objeto principal de la lucha por la independencia del mundo es el imperialismo mundial y para derrotarlo se deben unir todas las fuerzas independientes antiimperialistas que defienden la independencia y luchan por el desarrollo social.

Además, el presidente Kim Il Sung ayudó sinceramente la independencia y el desarrollo soberano a muchos países y dedicó actividades enérgicas por la intensificación de los movimientos progresistas incluso el socialista y de los No Alineados, que aspiraban a la independencia y el antiimperialismo.

Él concedió audiencia con incontables revolucionarios y combatientes para enseñarles las estrategias y tácticas de la lucha de liberación nacional y resolvió los problemas complejos y dificultades propuestos por ellos, así
como ayudó con sinceridad a la construcción de una nueva sociedad de los
pueblos recién emancipados.

Mientras tanto, el presidente enseñaba a los jefes estatales de muchos
países en desarrollo, que no tendrían que copiar fielmente la experiencia de Corea y aceptar sólo las convenientes a su realidad, como si tragara lo dulce y vomitara lo amargo, masticando las comidas. Hoy también, conmueven a los jefes estatales y políticos las enseñanzas del presidente de que no hay en el mundo un país superior o inferior, ni un país dominador o dominado, aunque se diferencian de su dimensión, grande y pequeño.

Es por eso que Tito de ex Yugoslavia veneró al Presidente Kim Il Sung como el gran líder de la revolución mundial y del Movimiento de los No Alineados, abogando que el mundo actual de la independencia debería ser nombrado sólo con su nombre. Como una prensa occidental comentó que “el viento de la independencia iniciado por el presidente Kim Il Sung de Corea era uno de
los vientos principales que conducían el siglo pasado”.

Las hazañas del presidente Kim Il Sung dedicadas a la causa de la independencia del mundo brillarán para siempre.

*El autor es presidente del Instituto de Amistad Cultural y Solidaridad con el Pueblo Coreano, Guaranda-Corea.

 

DEJA UNA RESPUESTA