Dispuesta Norcorea a participar en Olimpiada invernal sudcoreana

0
275

A lo largo de 65 años, Corea del Norte y Corea del Sur han permanecido separados a través de la zona desmilitarizada en el Paralelo 38, que es considerado como el último vestigio de la Guerra Fría. Desde el fin de la Guerra de Corea en 1953, ambos países han permanecido en una guerra latente, pues entre ambos rige un armisticio, que es sólo un acuerdo de no agresión, pero no un tratado de paz formal. Este viernes, el régimen de Pyongyang aceptó iniciar reuniones “de alto nivel” para acordar el envío de una delegación norcoreana a los Juegos Olímpicos de Invierno, en territorio sudcoreano en febrero próximo.

Ambas partes se reunirán a partir de este martes 9 de enero en la ciudad fronteriza de Panmunjom, que ha sido sede de anteriores cumbres bilaterales. Este será el primer contacto entre ambos países en más de dos años, tras meses de fuerte tensión en la zona por las pruebas de armamento de Pyongyang. Sin embargo, esta apertura norcoreana permitirá también no sólo abordar la cuestión olímpica sino fomentar un acercamiento para abrir soluciones a otros problemas como la reunión de familias y la posible reanudación de la cooperación intercoreana.

“Los puntos principales de la agenda incluirán cómo mejorar las relaciones entre las dos Coreas, incluidos los Juegos de Invierno”, aseguró Baik Tae-hyun, portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur. “Aunque la posibilidad de mantener conversaciones sobre otros temas sigue abierta, es demasiado pronto para predecir cómo se llevará a cabo este diálogo”, aseguró.

Por el momento, existe un marco de confianza que permite este acercamiento, ya que el mismo presidente norcoreano Kim Jong-un ha hecho un llamado a sus vecinos para tratar de mejorar las relaciones mutuas, y todo empieza con la participación de sus atletas en la olimpiada de PyeongChang. Con esto se rompen más de dos años frías tensiones en la frontera.

DEJA UNA RESPUESTA