Vladimir Putin y Kim Jong-un fortalecen su alianza estratégica

117

El Máximo Dirigente Kim Jong Un conversó el día 25 con Su Excelencia Vladimir Vladimirovich Putin, Presidente de la Federación Rusa. En la ocasión estuvieron presentes por la parte coreana el canciller Ri Yong Ho y la primera viceministra de Relaciones Exteriores, Choe Son Hui. Por la rusa, participaron el canciller Serguei Lavrov, el vicepremier del gobierno y representante plenipotenciario del Presidente en el distrito federal del Lejano Oriente, Yuri Trutnev, el subjefe de la Administración Presidencial y vocero de Kremlin, Dmitri Peskov, el asesor del Presidente para la Política Exterior, Yuri
Ushakov, el ministro de Transporte, Yevgeni Ditrih, el ministro de Desarrollo del Lejano Oriente y el Ártico, Alexandr Kozlov, el viceministro de Energía, Anatoli Yanovski, el presidente de la Compañía Anónima “Ferrocarril de Rusia”, Oleg Belozerov, y el embajador ruso en Corea, Alexandr Matsegora.

Putin reiteró profundo agradecimiento a Kim Jong Un por haber visitado a Rusia aceptando su invitación y expuso la firme posición y voluntad del gobierno ruso de mantener y desarrollar la historia y tradición de la amistad Rusia-Corea. Kim Jong Un dijo que le complace mucho esta visita a Rusia, amistoso país vecino, que realiza cumplimentando la invitación de Putin, y agregó que el presente encuentro sirve de oportunidad de importancia especial para reafirmar la invariable corriente de la historia de relaciones Corea-Rusia y consolidar y desarrollar de modo progresivo la amistad bilateral.

Recalcando que llevar a la nueva etapa elevada las relaciones bilaterales conforme a lo que exige el nuevo siglo es la responsabilidad asumida ante la época y la historia, expuso su decisión de abrir nueva era dorada de desarrollo de las relaciones Corea-Rusia, en acato al propósito de los líderes antecesores.

Kim Jong-un y Vladimir Putin

En la ocasión se abordaron los asuntos para ampliar y desarrollar aun más la cooperación bilateral en varias esferas. Los máximos líderes de los dos países discutieron el tema de frecuentar las visitas de alto nivel, incluso el encuentro y contacto cumbre, y el de desarrollar de diferentes formas la cooperación y el intercambio entre los gobiernos, parlamentos, regiones y entidades de ambos países. Ambas partes acordaron dinamizar el funcionamiento de la comisión intergubernamental para la cooperación en comercio exterior, economía, ciencia y tecnología y tomar las medidas activas en varios dominios para situar en una etapa elevada las relaciones económicas y comerciales de beneficio mutuo entre los dos países.

Analizaron y evaluaron la tendencia de la situación de la Península Coreana, que afronta un serio trance, y discutieron con seriedad los remedios para mejorar el intercambio de opiniones estratégicas y la colaboración táctica de los dos países en el trayecto hacia la paz y seguridad de la Península Coreana y la región.

Kim Jong Un señaló que en la reciente II Cumbre RPDC-EE.UU., la parte norteamericana asumió una actitud unilateral y de mala fe, debido a lo cual la situación de la Península Coreana y la región cayó en el estado de inercia y llegó a la coyuntura peligrosa de retroceder al punto de partida. Y agregó que la paz y seguridad de la Península Coreana dependen totalmente de la actitud posterior de EE.UU. y que la RPDC está lista para hacer frente a todas las circunstancias.

Ambas partes decidieron estrechar en lo adelante el entendimiento y los lazos bilaterales y fomentar la cooperación estratégica para la preservación de paz y seguridad en la región.
Putin aceptó con mucho placer la invitación de Kim Jong Un a que él visite a la RPDC en un tiempo que le convenga.

DEJA UNA RESPUESTA